SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Por qué los villanos tienen problemas en la piel

Por HealthDay/HolaDoctor -

Los malos de las películas con frecuencia tienen un determinado "aspecto", y no es uno bueno, informa un estudio reciente.

Los personajes aterradores y malvados en las películas tienden a tener ciertos rasgos faciales que no son exactamente atractivos, como narices protuberantes, verrugas y cicatrices, apuntaron los investigadores.

Pero aunque esos personajes malos son ficticios, su aspecto podría tener consecuencias en la vida real de las personas que sufren de problemas en la piel, advirtieron los autores del estudio.

"La representación negativa de las afecciones cutáneas en las películas sirve para perpetuar una tendencia a la discriminación en nuestra sociedad, que se dirige a los que sufren de ciertas enfermedades de la piel", explicó la investigadora, la Dra. Julia Croley, de la Rama Médica de la Universidad de Texas, en Galveston.

En el nuevo estudio, los investigadores evaluaron a los 10 principales antagonistas y protagonistas de la lista de los 100 mayores héroes y villanos del American Film Institute.

El equipo de Croley encontró similitudes en seis de los villanos: el Dr. Hannibal Lecter ("The Silence of the Lambs", 1991); Mr. Potter ("It's a Wonderful Life", 1947); Darth Vader ("The Empire Strikes Back", 1980); La Reina ("Blancanieves y los Siete Enanitos", 1938); Regan MacNeil ("The Exorcist", 1973); y La Bruja Mala del Oeste ("The Wizard of Oz", 1939).

Todos esos malos tenían características como:

  • Pérdida del pelo: El Dr. Lecter, Darth Vader y Mr. Potter.
  • Círculos oscuros debajo de los ojos: Darth Vader, Regan MacNeil y La Reina.
  • Arrugas profundas: Darth Vader y la Reina.
  • Múltiples cicatrices en el rostro: Darth Vader y Regan MacNeil.
  • Verrugas: La Bruja Mala del Oeste y La Reina.
  • Nariz prominente: La Reina.

Mientras que seis de los 10 principales malos de las películas tenían rasgos faciales específicos, solo dos héroes de películas los tenían. Tanto Indiana Jones ("Raiders of the Lost Ark", 1981) como Rick Blaine ("Casablanca", 1942) tenían cicatrices en el rostro. Pero éstas eran más sutiles y cortas que las de los rostros de los villanos, dijeron los investigadores.

Según Croley, "las representaciones sesgadas de las enfermedades cutáneas tienen su origen en la era del cine mudo. En esa época, los cineastas dependían de claves visuales ante la ausencia de la palabra hablada, y así nació el sesgo del tipo malo/la piel mala".

Dijo que más allá de reforzar los prejuicios en el público general contra las personas con afecciones de la piel, esas representaciones en la pantalla "sirven para perpetuar una autoimagen negativa que quizá tengan las personas con enfermedades de la piel".

El informe aparece en la edición en línea del 5 de abril de la revista JAMA: Dermatology.

Más información

La Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology) explica cómo minimizar las cicatrices.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad