SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Los investigadores identifican los genes vinculados con los sofocos

Encuentran mutaciones en las mujeres de todas las razas y etnias

Encuentran mutaciones en las mujeres de todas las razas y etnias

MIÉRCOLES, 19 de octubre de 2016 (HealthDay News) -- Algunas mujeres podrían tener una predisposición genética a sufrir sofocos antes o durante la menopausia, sugiere un nuevo estudio.

Un equipo de científicos de la Universidad de California, en Los Ángeles, dice que identificó variantes genéticas que afectan a un receptor del cerebro que regula la liberación del estrógeno. Esas variantes aumentan las probabilidades de que las mujeres experimenten sofocos, afirmaron los investigadores.

"Ningún estudio anterior se ha enfocado en cómo las variantes en los genes de las mujeres podrían vincularse con los sofocos, y estos resultados tuvieron una alta significación estadística", señaló la investigadora principal, la Dra. Carolyn Crandall, profesora de medicina de la división de medicina interna general e investigación sobre servicios de salud de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

"Esas asociaciones fueron similares en mujeres estadounidenses de origen europeo, afroamericanas e hispanoamericanas, y persistieron incluso después de que tomáramos en cuenta otros factores que podrían influir los sofocos", añadió. Pero el estudio no probó que las variantes genéticas provocaran los sofocos.

El estudio aparece en la edición del 19 de octubre de la revista Menopause.

"Si podemos identificar mejor cuáles variantes genéticas se asocian con los sofocos, esto podría llevar a tratamientos novedosos para aliviarlos", dijo Crandall en un comunicado de prensa de la revista.

Para el estudio, los investigadores analizaron el genoma humano completo para identificar vínculos entre variaciones genéticas, los sofocos y las sudoraciones nocturnas. Examinaron la información genética recolectada de 17,695 mujeres postmenopáusicas de 50 a 79 años. También tomaron en cuenta si esas mujeres reportaron o no sofocos o sudoraciones nocturnas.

Tras investigar más de 11 millones de variantes genéticas, los autores del estudio encontraron que 14 de las variantes se asociaban con los sofocos. Cada una de esas variantes se ubica en la parte del cromosoma 4 que codifica a un receptor cerebral específico, conocido como receptor de la taquicina 3. Ese receptor interactúa con las fibras nerviosas que regulan la liberación del estrógeno.

Los investigadores dijeron que su hallazgo podría conducir a nuevos tratamientos que podrían ayudar a aliviar los síntomas de la menopausia, pero se necesita más investigación para comprender cómo otras variantes genéticas raras podrían afectar a los sofocos.

Más información

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de los EE. UU. tiene más información sobre los sofocos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad