Los humanos quizá tengan la capacidad de regenerar el cartílago

Los humanos quizá tengan la capacidad de regenerar el cartílago

MIÉRCOLES, 9 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- Los humanos quizá no tengan la habilidad de la salamandra para regenerar una extremidad, pero un nuevo estudio sugiere que sí tienen cierta capacidad para restaurar el cartílago en las articulaciones.

Los hallazgos contradicen a una creencia común: como el cartílago que amortigua a las articulaciones carece de su propio suministro sanguíneo, el cuerpo no puede reparar el daño de una lesión o el desgaste del envejecimiento.

Y eso, en parte, es el motivo de que muchas personas al final desarrollen osteoartritis, en que el cartílago dañado provoca dolor y rigidez en las articulaciones.

Pero la falta de suministro sanguíneo no significa que el cartílago no tenga una capacidad de regeneración, según la Dra. Virginia Byers Kraus, investigadora sénior del nuevo estudio.

De hecho, su equipo encontró evidencias de que el cartílago humano puede, hasta cierto punto, renovarse a sí mismo, usando un proceso molecular parecido al que le permite a una salamandra regenerar una nueva extremidad.

Los investigadores lo llaman la "capacidad de la salamandra interna".

"Por primera vez, tenemos evidencias de que la articulación tiene la capacidad de repararse a sí misma", aseguró Kraus, profesora en la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte.

En específico, explicó, la capacidad existe en un "gradiente". Es mayor en el tobillo, menos aparente en la rodilla, y más baja en la cadera.

Y si esta capacidad de reparación es producto de la evolución, eso tiene sentido, según Kraus. Los animales que regeneran tejido tienen la mayor capacidad de hacerlo en las partes distales del cuerpo, las que "tienen las mayores probabilidades de que se las arranquen".

El Dr. Scott Rodeo, un cirujano ortopédico que no participó en el estudio, dijo que los hallazgos plantean algunas preguntas interesantes.

Una es si esto podría ser una explicación de que la osteoartritis sea tan común en las rodillas y las caderas, pero no en los tobillos.

"Se ha dado por sentado que se relaciona con la biomecánica de las articulaciones", comentó Rodeo, cirujano tratante en el Hospital de Cirugía Especial, en la ciudad de Nueva York.

Pero este estudio, señaló, sugiere que quizá haya diferencias intrínsecas en las capacidad de las articulaciones de reparar el cartílago.

La otra pregunta importante, dijo Rodeo, es si esta capacidad humana recién encontrada se puede traducir en nuevos tratamientos para la artritis. "¿Podemos comprender mejor la biología básica y aprovecharla?", preguntó.

En el estudio, Kraus y sus colaboradores analizaron proteínas en muestras de cartílago de las articulaciones que se habían extirpado a pacientes que se sometieron a cirugías. Los investigadores desarrollaron un método para medir la "edad" de esas proteínas, basándose en la premisa de que las proteínas jóvenes tienen poca o ninguna evidencia de "conversiones" de aminoácidos (las bases de las proteínas), mientras que las proteínas más viejas tienen muchas conversiones.

En general, encontraron los investigadores, el cartílago del tobillo mostró el mayor número de proteínas jóvenes. El cartílago de las rodillas parecía más de mediana edad, y el cartílago de las caderas tenían relativamente pocas proteínas jóvenes, y muchas viejas.

Además, encontró el estudio, unas moléculas llamadas microARN parecen regular el proceso. Eran más abundantes en el cartílago de los tobillos que en el tejido de las rodillas y las caderas, y en las capas superiores del cartílago, en comparación con las capas más profundas.

El microARN también ayuda a las salamandras a regenerar las extremidades perdidas.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 9 de octubre de la revista Science Advances.

Todo esto plantea la posibilidad de que se pueda aumentar la capacidad innata de reparar el cartílago, según Kraus. Por ejemplo, ¿podrían unos fármacos de microARN inyectables usarse para fomentar la autorreparación del cartílago?

Nadie está diciendo que la ciencia esté cerca de ayudar a los humanos a regenerar nuevas extremidades. Pero, apuntó Kraus, comprender los mecanismos fundamentales de la regeneración del tejido (averiguar qué tienen las salamandras que les falta a las personas) podría al final conducir a formas de reparar varios tejidos en el cuerpo humano.

Rodeo se mostró de acuerdo. "¿Podemos aprender lecciones de los animales que regeneran tejidos y aplicarlas a los humanos?".

Tanto él como Kraus dijeron que hay una necesidad "inmensa" de formas innovadoras de tratar la osteoartritis, que afecta a alrededor de 27 millones de estadounidenses, según la Arthritis Foundation. No tiene cura, y los tratamientos actuales buscan gestionar los síntomas.

Cuando la artritis deja discapacitadas a las personas, anotó Kraus, esto también puede aumentar su riesgo de otros problemas importantes de la salud, como la diabetes tipo 2 y la enfermedad cardiaca.

Más información

La Arthritis Foundation ofrece más información sobre el tratamiento de la osteoartritis.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión