Los hospitales de EE. UU. se están quedando sin camas de UCI para los paciente con COVID

Los hospitales de EE. UU. se están quedando sin camas de UCI para los paciente con COVID

MIÉRCOLES, 9 de diciembre de 2020 (HealthDay News) – Es una señal de que la pandemia del coronavirus está entrando en su etapa más extrema hasta la fecha: unos nuevos datos federales muestran que más de un tercio de los estadounidenses viven ahora en áreas donde los hospitales tienen una escasez crítica de camas de cuidados intensivos.

Unos hospitales que ofrecen servicios a más de 100 millones de estadounidenses tenían menos de un 15 por ciento de camas de cuidados intensivos todavía disponibles la semana pasada, encuentra un análisis realizado por el New York Times de los datos del gobierno sobre los hospitales.

Las cosas son incluso más preocupantes en gran parte del Medio Oeste, el Sur y el Suroeste, donde las camas de cuidados intensivos están ocupadas del todo o hay menos de un 5 por ciento de camas disponibles. En esta situación, los expertos advierten que cuidar a los pacientes más enfermos podría resultar difícil o imposible.

"La atención de primera línea solo puede llegar hasta cierto punto, sobre todo cuando se trata de esos condados de verdad rurales que ahora mismo están siendo muy afectados por la pandemia", declaró al Times Beth Blauer, directora de los Centros de Impacto Cívico de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore. "Esta enfermedad progresa con mucha rapidez, y puede ponerse muy fea muy rápido. Cuando no se tiene esa capacidad, esto significa que van a morir personas".

Las cifras sobre las hospitalizaciones recolectadas por el Proyecto de Rastreo de la COVID muestra que el número de personas hospitalizadas con el virus en todo el país se ha duplicado desde principios de noviembre, reportó el Times.

Los nuevos datos sobre los hospitales muestran que algunas áreas (como Amarillo, Texas, Coral Gables, Florida, y Troy, Michigan) están experimentando unas tasas de enfermedades graves que se aproximan a los niveles observados en la ciudad de Nueva York durante las peores semanas de primavera, según el Times.

El California, ahora hay hospitalizados más de 10,000 pacientes con COVID-19, más de un 70 por ciento por encima de los niveles de hace apenas dos semanas, y los efectos de los viajes realizados en Acción de Gracias todavía no se han sentido del todo, reportó el Times.

Aunque las tasas de supervivencia han aumentado a medida que los médicos han aprendido cuáles tratamientos funcionan, la escasez en los hospitales incrementa las posibilidades de que las tasas de mortalidad vuelvan a subir, si los pacientes no obtienen el nivel de atención que necesitan.

Thomas Tsai, profesor asistente de políticas de salud de la Universidad de Harvard, declaró al Times que los trabajadores de atención de la salud deben tomar unas decisiones difíciles sobre quién recibe la atención cuando los recursos se limitan de forma crítica.

Ya hay algunas evidencias de que esto está sucediendo, lamentó Tsai. Durante las últimas semanas, la tasa de pacientes con COVID-19 que acuden al hospital han comenzado a bajar. "Esto sugiere que hay cierto racionamiento, y unos criterios de triaje más estrictos sobre quién es admitido mientras los hospitales permanecen llenos", explicó.

Hasta ahora, los legisladores han dependido en gran medida de los datos sobre las pruebas y los casos para tomar decisiones sobre las políticas, pero los nuevos datos detallados sobre los hospitales apuntan a un cambio rápido en lo que los líderes toman en cuenta al tomar decisiones, declaró Blauer al Times.

"Si usted vive en un lugar donde no hay una cama de UCI en un radio de 100 millas (160 kilómetros), deberá tener un cuidado extremo con las interacciones sociales que permite que haya en la comunidad", explicó.

La vacuna contra la COVID de Pfizer comienza a funcionar poco después de la primera dosis

Unos nuevos datos publicados el martes sugieren que la vacuna de dos dosis contra el coronavirus de Pfizer comienza a funcionar bien para proteger a los receptores contra la COVID-19 en un plazo de 10 días tras la primera dosis. También pareció funcionar bien independientemente de la edad, el sexo o el peso de los voluntarios del ensayo.

Los datos se publicaron en el sitio web de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. como adelanto a una reunión de su comité asesor de vacunas, que tendrá lugar el jueves, reportó el Times.

El mes pasado, Pfizer presentó datos que mostraban una efectividad de un 95 por ciento de la vacuna tras dos dosis, pero los nuevos datos sugieren que la protección comienza incluso ya tras la primera dosis.

¿Pero los estadounidenses que necesitan la vacuna podrán ponérsela? En una noticia relacionada, Pfizer ya informó a la administración de Trump que no puede entregar las dosis adicionales de su vacuna contra el coronavirus hasta el verano, porque otros países ya han adquirido la mayor parte de las existencias de la compañía.

Esto significa que el gobierno de EE. UU. quizá no pueda redoblar su campaña de vacunación con la rapidez que esperaba. Ahora mismo, se han comprado 100 millones de dosis de la vacuna de Pfizer, pero ya no se sabe con certeza si una mayoría de los estadounidenses podrán recibir la vacuna a finales de primavera o principios de verano, según el Washington Post.

Los funcionarios de la administración de Trump negaron que habría problemas de disponibilidad en el segundo trimestre, y anotaron que otras vacunas contra el coronavirus están en proceso.

"No me preocupa nuestra capacidad de comprar vacunas para ofrecerlas a todo el público estadounidense", declaró el lunes al Post el general Paul Ostrowski, que supervisa la logística de la Operación Velocidad de la Luz. "Está claro que Pfizer hizo planes con otros países. Se han anunciado muchos. Comprendemos esas informaciones".

Pero varios funcionarios que conocen los contratos de las vacunas dijeron que las vacunas de otros países quizá no llenen el vacío.

El verano pasado, los directivos de Pfizer instaron a la Operación Velocidad de la Luz a comprar 200 millones de dosis, según personas que están enteradas del tema, que hablaron bajo anonimato, reportó el Post. Pero los funcionarios de Velocidad de la Luz se negaron, y optaron por comprar 100 millones de dosis, apuntaron.

Fue apenas el fin de semana pasado, cuando se hizo inminente que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. otorgaría la autorización de emergencia a la vacuna de Pfizer, cuando las autoridades federales pidieron comprar otros 100 millones de dosis de Pfizer. En ese entonces, la compañía contestó que ya había destinado sus existencias a otros lugares, y que solo podría proveer 50 millones de dosis a finales del segundo trimestre, y otros 50 millones de dosis en el tercer trimestre, reportó el Post.

Amy Rose, vocera de Pfizer, no confirmó ninguna información sobre las conversaciones de la compañía con el gobierno, y dijo que habría que negociar un contrato distinto para cualquier dosis más allá de los 100 millones que Estados Unidos ya ha comprado, según el Post.

Moncef Slaoui, director científico de Velocidad de la Luz, declaró el lunes al Post que la estrategia del gobierno fue distribuir el riesgo de manera amplia entre varios tipos de vacunas distintas de distintas compañías. No quiso comentar sobre las negociaciones con ninguna compañía en particular, pero dijo que no creía que los suministros de la vacuna se reducirían de forma marcada en ningún momento.

Slaoui sí anotó que es probable que Johnson & Johnson informe sobre los resultados de un ensayo a principios de enero, y que esté listo para distribuir dosis en febrero, si su vacuna se autoriza. También predijo que el ensayo de AstraZeneca reportaría resultados a finales de enero o principios de febrero, y que potencialmente comenzará a distribuir dosis en un momento posterior de ese mes.

"Tal vez las tengamos todas", dijo Slaoui al Post. "Y por ese motivo, nos sentimos confiados de que podríamos cubrir las necesidades sin una caída específica [en el suministro]... hemos planificado todo para evitar esa caída".

El contrato que Pfizer firmó con el gobierno en julio incluía una opción de un contrato para comprar 500 millones de dosis adicionales. No se han anunciado contratos con Moderna más allá del contrato inicial, pero Estados Unidos tiene la opción de comprar 400 millones de dosis adicionales de esa vacuna, reportó el Post .

Un azote global

El miércoles, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. había superado los 15.2 millones, mientras que el número de muertes superó las 286,000, según un conteo del Times. Según el mismo cálculo, hasta el miércoles, los cinco primeros estados en casos de coronavirus eran: California, con más de 1.4 millones de casos; Texas, con más de 1.3 millones de casos; Florida, con poco más de 1 millón de casos; Illinois, con más de 805,000; y Nueva York, con más de 728,000.

Frenar la propagación del coronavirus en el resto del mundo sigue resultando difícil.

Muchos países europeos están implantando unas restricciones más estrictas, observó Associated Press. Francia inició un confinamiento nacional, y Alemania y Austria implantaron confinamientos parciales, mientras las autoridades gubernamentales de todo el continente se esfuerzan por ralentizar un marcado aumento en las infecciones, que amenaza con abrumar a sus sistemas de atención de la salud.

Inglaterra ha hecho lo mismo, mientras que Italia, Grecia y Kosovo también anunciaron nuevas medidas, informó AP.

Las cosas no van mejor en India, donde el número de casos de coronavirus superó los 9.7 millones el miércoles, mostró un conteo de la Universidad de Johns Hopkins. Más de 141,000 pacientes con coronavirus han fallecido en India, según el conteo de la Hopkins, pero cuando esto se mide como una proporción de la población, el país ha tenido muchas menos muertes que muchos otros. Los médicos dicen que esto es un reflejo de la población más joven y delgada de India. Aun así, el sistema de salud pública del país está extremadamente saturado, y algunos pacientes enfermos no pueden encontrar camas de hospital, anunció el Times. Solo Estados Unidos tiene más casos de coronavirus.

Por otra parte, el miércoles Brasil superó los 6.6 millones de casos y las 178,000 muertes, mostró el conteo de la Hopkins.

En todo el mundo, el número de infecciones reportadas había superado los 68.3 millones el miércoles, con más de 1.5 millones de muertes, según el conteo de la Hopkins.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

Comparte tu opinión