SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

¿Los genes nos dicen de quién enamorarnos?

 ¿Te conquistaron sus ojos? ¿O piensas que quizá lo que te atrajo fue ese gran sentido del humor?

Unos investigadores británicos afirman que el verdadero motivo quizá sea mucho más pragmático: tal vez el diploma universitario de tu pareja sea lo que haya encendido la chispa del romanticismo.

Esto es porque sus genes podrían impulsarte a una relación con alguien que tenga un nivel educativo similar,  según sugiere un nuevo estudio.

La investigación incluyó a unas 1,600 personas en Reino Unido. Todas estaban casadas o convivían con alguien. Los investigadores hallaron que las personas con genes para un logro educativo alto tendían a unirse y a tener hijos con personas con un ADN similar.

Los investigadores ya sabían que las personas por lo general eligen compañeros con rasgos similares, un fenómeno conocido como "emparejamiento selectivo". Pero este es uno de los primeros estudios en sugerir que los genes tienen un rol en seleccionar a una pareja con  niveles educativos similares.

Emparejamiento selectivo

"Nuestros hallazgos muestran  evidencias firmes de la presencia de un emparejamiento selectivo genético en cuanto a la educación", comentó el colíder del estudio, David Hugh-Jones, profesor principal en la Facultad de Economía de la Universidad de East Anglia.

Para ver si esta asociación podría estar influida por otros factores, como la proximidad geográfica, Hugh-Jones y su equipo emparejaron al azar a individuos con parejas aleatorias con los mismos niveles educativos y áreas geográficas. Los investigadores encontraron que las "puntuaciones" genéticas de las parejas originales mostraban mayores similitudes que las parejas aleatorias.

"Las consecuencias del emparejamiento selectivo sobre las capacidades educativas y cognitivas son relevantes para la sociedad y para la conformación genética, y por tanto para el desarrollo evolutivo de las generaciones subsiguientes", dijo Hugh-Jones.

Aunque el estudio no probó una relación de causa y efecto, los investigadores dijeron que este tipo de selección genética podría aumentar las desigualdades genéticas y sociales en generaciones futuras.

"Cuando la desigualdad social creciente es impulsada, en parte, por una creciente desigualdad biológica, las desigualdades en la sociedad podrían ser más difíciles de vencer, y los efectos del emparejamiento selectivo podrían acumularse con cada generación", advirtió Hugh-Jones.

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Intelligence.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Sexualidad a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad