SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Los estadounidenses están hartos de los aumentos en los precios de los medicamentos, según <i>HealthDay/Harris Poll</i>

Unas grandes mayorías favorecen ahora límites en los precios y el derecho de Medicare de negociar los costos

Unas grandes mayorías favorecen ahora límites en los precios y el derecho de Medicare de negociar los costos

JUEVES, 27 de octubre de 2016 (HealthDay News) -- Los estadounidenses están consternados por los marcados aumentos en los precios farmacéuticos, y declaran cada vez más su apoyo a fijar unos límites en los precios de los medicamentos recetados, según la encuesta más reciente de HealthDay/Harris Poll.

Nueve de cada 10 adultos culpan a las compañías farmacéuticas de "parte" o "de gran parte" del alto costo de la atención de la salud, y dos tercios las culpan "de gran parte", reveló la encuesta.

Como resultado, la proporción de los estadounidenses que respaldan controles de precios o límites para los medicamentos y dispositivos médicos ha aumentado ahora a un 81 por ciento. Se trata de un aumento constante frente a un 64 y un 73 por ciento observados en encuestas similares de Harris Poll, llevadas a cabo en 2014 y 2015, respectivamente.

El respaldo para permitir a Medicare "negociar los precios de los fármacos para todas las aseguradoras" también ha aumentado de un 66 por ciento en 2015 a un 74 por ciento en la encuesta más reciente.

"Las grandes mayorías de personas que respaldan unas firmes medidas gubernamentales para controlar los precios de los medicamentos, incluyendo los controles gubernamentales de precio y la importación de fármacos, han aumentado incluso más", comentó Humphrey Taylor, presidente emérito de The Harris Poll.

El respaldo de que se establezcan límites en los precios de los medicamentos parece alto a lo largo del espectro político, ya que un 85 por ciento de los demócratas están a favor, al igual que un 77 por ciento de los republicanos.

En la encuesta, llevada a cabo en línea del 12 al 14 de octubre, participaron más de 2,100 estadounidenses de a partir de 18 años de edad.

Taylor cree que el constante flujo de reportes noticiosos sobre unos aumentos de precios que han acaparado los titulares podría estar fomentando un cambio en la opinión del público contra las compañías farmacéuticas.

Por ejemplo, Mylan, fabricante del medicamento de rescate antialérgico de emergencia EpiPen, se enfrentó a devastadoras críticas del público después de que el precio de lista de un paquete de dos aumentara de poco más de 100 dólares en 2007 a más de 600 dólares actualmente. En respuesta, la compañía se ha comprometido a hacer disponible una versión genérica con un precio de lista de 300 dólares por un paquete de dos.

Y a principios de año, el empresario Martin Shkreli siguió enojando a los estadounidenses al negarse a testificar ante un comité del Congreso sobre Daraprim, el fármaco antiparasitario que salva vidas y que fabrica su compañía, Turing Pharmaceuticals. Shkreli pasó a ser considerado una persona infame después de que Turing aumentara el precio del medicamento genérico, que tiene décadas de antigüedad, en más de un 5,000 por ciento, de 13.50 a 750 dólares por pastilla.

"Informes recientes de grandes aumentos en los precios de los medicamentos parecen haber enojado al público incluso más que antes con la industria farmacéutica", anotó Taylor.

Unas grandes mayorías de los estadounidenses parecen estar de acuerdo con las repetitivas críticas contra la industria farmacéutica:

  • Un 90 por ciento se muestran de acuerdo en que "aumentar los precios de los medicamentos que salvan vidas es aprovecharse de los consumidores".
  • Un 90 por ciento se muestran de acuerdo en que "las compañías farmacéuticas ganan demasiado dinero con los medicamentos que salvan vidas".
  • Un 88 por ciento se muestran de acuerdo en que "las industrias farmacéuticas tienen demasiada libertad para fijar los precios de medicamentos que salvan vidas".

Al mismo tiempo, pocas personas parecen estar convencidas de dos argumentos que los que se oponen a los límites de precio de los medicamentos y otras políticas gubernamentales para controlar los precios de los fármacos citan con frecuencia.

Por ejemplo, solo un 34 por ciento de los estadounidenses se muestran de acuerdo en que "los precios altos de los medicamentos recetados son necesarios para que la investigación y el desarrollo sigan adelante". Y solo un 23 por ciento están de acuerdo en que "las compañías farmacéuticas deben ser libres de cobrar cualquier precio que deseen".

Taylor añadió que "la mayoría de personas no están convencidas del argumento de que los precios altos de los medicamentos son necesarios para pagar la investigación para desarrollar medicamentos nuevos".

La asociación comercial Pharmaceutical Research and Manufacturers of America (PhRMA), no respondió a una solicitud de HealthDay para que comentaran los resultados de la encuesta.

Stuart Schweitzer, profesor de la Facultad de Salud Pública Fielding de la UCLA y experto en economía de la salud y políticas farmacéuticas, dijo que los resultados de la encuesta "no le sorprendían".

"Las encuestas no contradicen las conversaciones que he tenido en fiestas con mucha gente", dijo Schweitzer, especialista en políticas farmacéuticas.

Pero también cree que la situación es más compleja de lo que a veces se presenta en las noticias.

Por ejemplo, dijo Schweitzer, los artículos con frecuencia reportan el precio de lista de los medicamentos, pero no anotan que las compañías de seguros por lo general negocian unos precios más bajos, y que los consumidores pagan un copago mucho más bajo.

"No son más relevantes que los precios que aparecen en los coches nuevos en un concesionario", dijo Schweitzer. "Son precios sugeridos, nadie los paga".

Los artículos noticiosos tampoco hacen mención de los beneficios a largo plazo, y los ahorros potenciales en el costo, de un nuevo y costoso medicamento, apuntó.

Por ejemplo, los medicamentos más recientes para la hepatitis C, como Sovaldi y Harvoni, han llamado la atención porque la primera versión tenía un precio de 84,000 dólares para el tratamiento completo.

Pero Schweitzer señaló que la alternativa a no tomar el medicamento es mucho más costosa.

"Podemos esperar hasta que la enfermedad [hepática vinculada a la hepatitis C] sea mucho más grave, y entonces recibir un trasplante de hígado, que en la UCLA cuesta unos 400,000 dólares", comentó. "La gente se da cuenta de que 80,000 dólares sin duda es mucho menos".

Schweitzer cree que más competencia, en lugar de límites en los precios, es la clave para controlar los precios altos de los medicamentos. Señaló que los precios de lista de los medicamentos para la hepatitis C se han reducido de forma constante a medida que cada nuevo fármaco ha entrado al mercado, y la cuarta medicina de este tipo tiene un precio de lista de 50,000 dólares.

El público se muestra de acuerdo con Schweitzer respecto a la competencia: un 68 por ciento de los estadounidenses están de acuerdo en que "no hay suficiente competencia en la industria farmacéutica".

"Me gustaría que la [Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.] acelerara el proceso o relajara sus limitaciones un poco en el caso de un monopolio", planteó Schweitzer.

Más información

Para más información sobre los precios de los medicamentos, visite los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad