¿Los estados están listos para las elecciones durante la pandemia?

¿Los estados están listos para las elecciones durante la pandemia?

Las elecciones presidenciales de noviembre se acercan en Estados Unidos, y los investigadores señalan que muchos estados todavía no están preparados para gestionar el caos que la pandemia del coronavirus podría provocar.

"La pandemia de la COVID-19 presenta una grave amenaza para los planes electorales de 2020 de los estados, que tendrán una participación más alta y en que hay mucho en juego, dado que se trata de un año de elecciones presidenciales", comentó la investigadora Jennifer Kavanagh, científica política sénior de RAND Corp.

"Para estar preparados para celebrar elecciones durante una pandemia, los estados necesitarán opciones de registro y votación que reduzcan las multitudes, minimicen el contacto personal directo, y limiten el acceso común a las superficies de alto contacto", añadió en un comunicado de prensa de la RAND.

Pero dos informes publicados el 5 de agosto muestran que nueve estados no tienen ninguna de las políticas que los investigadores consideran necesarias para una votación más segura. Doce estados y el Distrito de Columbia, que conforman alrededor de un tercio de los votantes registrados, cuentan con alguna forma de cada una de las políticas.

Esas políticas incluyen el registro en línea de los votantes, las boletas por correo o un periodo de votación temprano.

Los estados del Oeste tienen unas políticas más flexibles en esas áreas, y podrían estar listas para abordar los problemas de seguridad. Pero los estados del Sur y algunos del Noreste tienen unas políticas menos flexibles, que podrían hacer que sea más difícil hacer cumplir las normas, por ejemplo el distanciamiento social.

Se busca que los informes ayuden a los legisladores y autoridades electorales de los estados a resolver los problemas creados por la COVID-19.

La pandemia ya ha afectado a algunas elecciones primarias, haciendo que algunos estados ampliaran el acceso a las boletas por correo y que ofrecieran otras adaptaciones.

Los investigadores afirmaron que ninguna de las opciones para mejorar la seguridad durante las elecciones de 2020 pondrá en peligro la integridad de la votación, aunque el voto por correo plantea un riesgo ligeramente más alto que la votación presencial.

Pero la votación en línea conlleva un riesgo significativo de ciberseguridad, y no es una buena opción para las elecciones de 2020, añadieron los investigadores.

"Para algunos estados, la integridad podría ser la prioridad, mientras que otros enfatizarán la seguridad", comentó Quentin Hodgson, investigador sénior de la RAND. "En última instancia, las opciones elegidas por un estado dado reflejarán las prioridades de los legisladores y autoridades electorales del estado, además de las limitaciones de las políticas y leyes existentes".

Comparte tu opinión