¿Los dinosaurios también se resfriaban?

JUEVES, 10 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Los huesos fosilizados de una dinosaurio joven muestran evidencias de una infección respiratoria que podría haber provocado unos síntomas gripales familiares: fiebre, tos y problemas para respirar.

Dolly, como la llamaron los investigadores, era una joven diplodócido, un gran saurópodo con el cuello largo que se alimentaba de plantas. Sus restos se encontraron en el suroeste de Montana, y se remontan a hace unos 150 millones de años, al periodo jurásico tardío.

¿Los dinosaurios también se resfriaban?

Un examen minucioso de tres huesos del cuello de Dolly reveló unas protuberancias que no se habían visto nunca antes, con una forma y una textura inusuales. Los desarrollos anómalos fueron en un área que habría sido penetrada por los sacos llenos de aire conectados con los pulmones de Dolly.

Imágenes de TC revelaron que las protuberancias estaban hechas de hueso anómalo, y lo más probable es que se formara en respuesta a una infección respiratoria.

"Dados los síntomas probables que este animal sufrió, con estos huesos en las manos, es inevitable sentir pena por Dolly", comentó Cary Woodruff, director de paleontología del Museo de Dinosaurios de las Grandes Llanuras en Malta, Montana.

"Todos hemos experimentado estos mismos síntomas (tos, problemas para respirar, fiebre, etc.), y aquí hay un dinosaurio de hace 150 millones de años que probablemente se sintió igual de mal que nosotros cuando enfermamos", señaló Woodruff en un comunicado de prensa de la Universidad de Ohio.

El descubrimiento, que quizá sea la primera evidencia de una infección respiratoria única en un dinosaurio, amplia la comprensión sobre las enfermedades de las que sufrían los dinosaurios, según los autores del estudio, que se publicó en la edición del 10 de febrero de la revista Scientific Reports.

Los investigadores especulan que la enfermedad de Dolly podría haber sido provocada por una infección fúngica parecida a la aspergilosis. Se trata de una enfermedad respiratoria común que afecta a las aves y a los reptiles contemporáneos. Puede provocar infecciones en los huesos.

Si no se trata, la aspergilosis puede resultar letal para las aves, así que es posible que una infección similar en Dolly pudiera al final haber provocado su muerte, sugirieron Woodruff y sus colaboradores.

La aspergilosis también puede afectar a los humanos.

"Esta infección fósil en Dolly no solo nos ayuda a delinear la historia evolutiva de las enfermedades relacionadas con la respiración en el pasado, sino que también nos ofrece una mejor comprensión sobre a qué tipos de enfermedades eran susceptibles los dinosaurios", explicó Woodruff.

Más información

Aprenda más sobre la aspergilosis en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Ohio University, news release, Feb. 10, 2022

Comparte tu opinión