Los desmayos raras veces se vinculan con un coágulo de sangre, encuentra un estudio

Los desmayos raras veces se vinculan con un coágulo de sangre, encuentra un estudio

LUNES, 29 de enero de 2018 (HealthDay News) -- Un desmayo raras veces es provocado por un coágulo de sangre en los pulmones, y por lo general no amerita unas pruebas exhaustivas, sugiere una investigación reciente.

Un estudio de más de 1.6 millones de adultos tratados en el departamento de emergencias después de desmayarse, lo que se conoce en términos médicos como "síncope", encontró que menos de un 1 por ciento tenían un bloqueo en una arteria que iba a los pulmones, o embolismo pulmonar.

La implicación es que cuando los pacientes buscan atención en emergencias tras un episodio de desmayo, no necesitan ser admitidos al hospital ni recibir pruebas invasivas innecesarias, planteó el autor principal del estudio, el Dr. Giorgio Constantino.

Una simple observación y monitorización cardiaca es usualmente lo único que se necesita, señaló Constantino, investigador en cardiología de Italia.

"Creemos que es muy importante realizar las pruebas correctas a los pacientes que las necesitan", dijo. "Pero realizar pruebas diagnósticas puede resultar peligroso, y provocar más daños que beneficios".

Solo cuando los desmayos pueden vincularse con las palpitaciones (un latido cardiaco rápido o irregular), falta de aliento, dolor de pecho u otro trastorno importante se amerita una atención médica más agresiva, añadió Constantino, del Ospedale Maggiore de Milán.

Pero un experto de EE. UU. aconsejó una mayor precaución.

El Dr. Gregg Fonarow anotó que el nuevo estudio también encontró que en ciertos grupos de pacientes, el riesgo de coágulos sanguíneos era de hasta uno de cada 25.

Esto "no se puede describir precisamente como raro", dijo Fonarow, director del Centro de Cardiomiopatía de la Universidad de California, en Los Ángeles.

Aunque Fonarow concurrió en que con frecuencia los desmayos tienen causas "totalmente benignas", dijo que en algunos casos son "potencialmente letales". Por tanto enfatizó la necesidad continua "crítica" de pensar en los coágulos de sangre como una causa posible cuando se diagnostica a los pacientes que se desmayan.

Fonarow no participó en el estudio.

Hace mucho que se reconoce a los coágulos sanguíneos pulmonares como una causa de desmayos, pero la investigación sobre su prevalencia ha escaseado, dijeron los autores del estudio.

Por definición, los desmayos ocurren cuando los pacientes experimentan una pérdida temporal de la conciencia "provocada por una reducción global del flujo sanguíneo en el cerebro", dijo Constantino.

Los desmayos son comunes, y una de cada cuatro personas se desmaya al menos una vez en la vida, según la investigación de respaldo del estudio.

Constantino dijo que los jóvenes son particularmente propensos a un tipo de desmayo conocido como "síncope reflejo". Esto puede ser provocado por una reducción en la presión arterial o la frecuencia cardiaca como reacción al dolor o a emociones particularmente estresantes.

Aún así, generalmente los desmayos no son causa de una alarma indebida, apuntó.

Cuando una persona se desmaya, haga que se recueste, intente tomarle el pulso y que eleve las piernas, "dado que la mayoría de los desmayos se deben a la hipotensión (una presión arterial baja)", señaló Constantino.

Pero concurrió con Fonarow en que algunos desmayos tienen una causa más grave. Esto puede incluir una anomalía del ritmo cardiaco, una ruptura de la aorta o un coágulo sanguíneo, dijo.

Para determinar la prevalencia de los coágulos sanguíneos pulmonares en los pacientes con desmayos, Constantino y sus compañeros evaluaron datos de 2000 a 2016 de las salas de emergencias de hospitales. Incluyeron hospitales de cuatro países: Canadá, Dinamarca, Italia y Estados Unidos.

Al final, se encontró que habían aparecido coágulos pulmonares en hasta un 0.55 por ciento de todos los pacientes atendidos por el personal de emergencias tras un desmayo. Entre los pacientes hospitalizados, entre un 0.15 y un 2.10 por ciento tuvieron coágulos de sangre que se desplazaron a los pulmones.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 29 de enero de la revista JAMA Internal Medicine.

Más información

Para más información sobre los desmayos, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión