Deportes tras el confinamiento: tómatelo con calma

Deportes tras el confinamiento: tómatelo con calma

Si le encanta jugar deportes, este consejo es difícil tras meses de confinamiento: tómeselo con calma.

Quizá sienta la tentación de volver al mismo ritmo cuando los campos de juego, canchas, gimnasios y otros centros deportivos abran, pero lo mejor es primero dedicar tiempo al acondicionamiento, señala la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopaedic Surgeons, AAOS).

"En muchos deportes, han pasado al menos tres meses desde el último entrenamiento. El acondicionamiento cardiovascular, la fuerza muscular y la flexibilidad podrían haber disminuido con la necesidad del distanciamiento social", planteó el Dr. Nicholas DiNubile, cirujano ortopédico y vocero de la AAOS.

"Cualquiera que sea su actividad, es importante recordar reanudarla de forma paulatina y ser paciente con uno mismo", enfatizó en un comunicado de prensa de la AAOS. "Si se permite el tiempo, las habilidades vuelven".

Las personas que no eran activas antes de la pandemia quizá deban considerar la reapertura de los centros como una oportunidad para mejorar su salud y sus niveles de aptitud física, o para adoptar un nuevo deporte o actividad.

Si planifica reiniciar o iniciar un programa de ejercicio, a continuación encontrará algunas directrices:

  • No aumente la intensidad ni la duración de la actividad más de un 10 por ciento por semana.
  • Manténgase hidratado durante las sesiones de ejercicio.
  • Siempre haga calentamientos y estiramientos antes de comenzar el ejercicio.
  • Los músculos fríos son más vulnerables a las lesiones. Haga calentamiento con saltos de tijera, una bicicleta estacionaria, o corriendo o caminando en el lugar durante tres a cinco minutos.
  • Use el calzado adecuado.
  • Use un equipo protector adecuado, y establezca una rutina que pueda mantener.

"Hay mucho entusiasmo por salir, y el potencial de lesiones por uso excesivo, fracturas óseas y distensiones musculares, óseas o de las articulaciones es ahora más alto", advirtió DiNubile.

"Si aumentamos de repente la intensidad, la duración o la frecuencia de una actividad, más allá de aquello a lo que nuestros cuerpos se habituaron durante el distanciamiento social, puede ser un shock para los tejidos blandos y las articulaciones del cuerpo, provocando inflamación y deterioro", explicó. "Para prepararse para el éxito, tenga una perspectiva realista sobre su condición actual, y celebre las pequeñas victorias durante el camino".

Para prevenir la propagación del coronavirus, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. instan a todo el mundo que use un gimnasio o centro de ejercicio a limitar las actividades grupales bajo techo, a mantener una distancia de 6 pies (2 metros) de los demás, a tomar medidas de precaución y a limitar el contacto con el equipo compartido, a lavarse las manos y a usar una cubierta facial.

Comparte tu opinión