Los dedos del pie se convierten en dedos de la mano en los cerebros de las personas que pintan con los pies

Los dedos del pie se convierten en dedos de la mano en los cerebros de las personas que pintan con los pies

MIÉRCOLES, 11 de septiembre de 2019 (HealthDay News) -- Si una persona usa los pies como manos desde el nacimiento, el cerebro crea un "mapa" distinto de los dedos del pie que se parece más al que tiene para los dedos de la mano, revela una investigación reciente.

Sucedió así con Tom Yendell y Peter Longstaff, dos artistas de los pies de Reino Unido que nacieron sin manos y que pintan con los pies.

Los investigadores compararon imágenes de IRM funcionales de sus cerebros con las imágenes de nueve personas que nacieron con las extremidades intactas.

Encontraron que los que usan los pies y los dedos del pie para pintar tienen en el cerebro un área distinta mapeada para cada dedo del pie por separado. Y los "mapas de los dedos del pie" se encontraron en el área del cerebro que en general se reserva para los dedos de la mano.

La mayoría de los humanos tienen un área en el cerebro para los dedos del pie, pero se encuentran todos agrupados. Los dedos de la mano típicamente tienen su propia área distinta en los humanos. Pero en los primates no humanos, cada dedo del pie tiene su propia área distinta del cerebro.

Si bien los artistas que usaban los dedos del pie tenían un área específica del cerebro mapeada para cada uno de esos dedos, tenían dificultades para mover cada dedo del pie de forma independiente. Sí parecía que tenían una mayor percepción sensorial que las personas que no usan regularmente los dedos del pie para realizar tareas, anotaron los autores del estudio.

"Creemos que los exclusivos mapas de los dedos del pie que encontramos son facilitados por una conducta parecida a la de la mano desde el nacimiento. El cerebro es mucho más plástico en ese momento", señaló la autora del estudio, Harriet Dempsey-Jones, del Instituto de Neurociencias Cognitivas del Colegio Universitario de Londres.

"Creemos que cualquier individuo que haya usado sus pies de formas altamente diestras mostraría esos mapas de los dedos del pie, aunque tuviera manos", planteó. Pero en las personas que pierden las extremidades en un momento posterior, el cerebro quizá no se adapte igual de bien.

Dempsey-Jones dijo que uno de los motivos de que los investigadores crean que el principio de la vida es tan importante es que los adultos estudiados no pudieron aprender a usar sus pies de formas diestras, incluso tras un entrenamiento intensivo.

Los investigadores también anotaron que los dos artistas que pintaban con los pies no usaban zapatos de forma regular. Tener los pies descalzos la mayor parte del tiempo expondría a sus pies y a los dedos del pie a más sensaciones. También realizaban las actividades cotidianas con los pies, como usar los cubiertos o un teclado.

"El cerebro puede adaptarse para producir habilidades extraordinarias, más de lo que se pensaba, cuando se implica a principios de la vida", aseguró el autor del estudio Daan Wesselink, candidato doctoral, también del Instituto de Neurociencias Cognitivas del Colegio Universitario de Londres.

Wesselink dijo que a los investigadores les gustaría estudiar a qué edades la plasticidad cerebral permite los cambios en el mapeo cerebral, y en qué momento se detiene. También les gustaría estudiar si es posible que el mapa cerebral del cuerpo incorpore a partes corporales artificiales.

El Dr. Amit Sachdev es neurólogo en el Colegio de Medicina Osteopática de la Universidad Estatal de Michigan. Planteó que quizá estos hallazgos no apliquen solo a las personas nacidas sin manos o brazos, sino que las personas que usan partes alternativas del cuerpo para realizar tareas desde el nacimiento probablemente tendrían una mayor habilidad para hacerlo.

"Me imaginaría que una persona con una amputación podría aprender a usar los pies como manos, y sus mapas cerebrales podrían cambiar de forma similar. Pero los adultos nunca sanan igual de bien que los niños", señaló Sachdev.

El Dr. Ashesh Mehta, director del Laboratorio para el Mapeo del Cerebro Humano de Northwell Health en Manhasset, Nueva York, aseguró que este estudio "amplía nuestro conocimiento".

Mehta dijo que fue particularmente interesante que el pie y los dedos del pie absorbieran "el terreno cerebral para la información que llega de las manos". Usualmente, cuando un área se lesiona, los cambios que ocurren son más ordenados, explicó. Las áreas del mapa del rostro y del hombro están más cerca en el cerebro que el área de los pies y los dedos de los pies, así que dijo que prevería que esas áreas "invadieran el terreno de los dedos de la mano".

Estos hallazgos podrían ser útiles para averiguar cómo aprovechar la capacidad del cerebro de hacer nuevos mapas cuando a las personas les faltan extremidades o sufren una lesión de la médula espinal, sugirió Mehta.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 10 de septiembre de la revista Cell Reports.

Más información

Para más información sobre cómo el cerebro funciona, visite el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión