Los cuidados de día al principio de la vida se vinculan con una peor conducta en los niños

MARTES, 15 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- Cuanto más tiempo pasan los niños en los servicios de cuidados de día, mayor es el riesgo de problemas de la conducta en la escuela primaria, según un estudio suizo.

Pero los padres pueden estar tranquilos. El estudio también encontró que estos problemas por lo general han desaparecido al final de la escuela primaria.

Los cuidados de día al principio de la vida se vinculan con una peor conducta en los niños

"Es posible que el cuidado infantil externo de día disminuya la fuerza del apego y la interacción entre el niño y los padres", señaló Margit Averdijk, autora principal. Averdijk es asociada sénior de investigación del Centro Jacobs para el Desarrollo Productivo de la Juventud de la Universidad de Zúrich.

También es posible que los niños que van a las guarderías o a los grupos de juego aprendan el comportamiento problemático de otros niños y a veces lo utilicen para llamar la atención de los cuidadores, planteó Averdijk.

El estudio incluyó a alrededor de 1,300 niños en edad escolar y a sus padres y maestros en Zúrich. Los jóvenes tenían entre 7 y 20 años.

Alrededor de un 67 por ciento de los niños pasaron tiempo en servicios de cuidados de día antes de empezar el kindergarten. De ellos, un 32 por ciento asistieron a una guardería, un 22 por ciento fueron a un grupo de juego o recibieron cuidados de un miembro externo de la familia, un 12 por ciento recibieron cuidados de una madre de día, y un 3 por ciento de conocidos o vecinos.

Cuanto más tiempo habían pasado los niños en los cuidados de día, más probabilidades tenían de mostrar agresividad en la escuela primaria, tener síntomas de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), y experimentar ansiedad y depresión, según la información de los padres.

Los maestros dijeron que la hiperactividad, la falta de control de los impulsos, la falta de atención o las agresiones eran más probables entre los estudiantes de la escuela primaria que habían pasado más de dos días a la semana con una madre de día, o al menos tres días a la semana en un grupo de juego.

Pero los problemas de conducta disminuyeron a medida que los niños se hacían mayores, y mayormente habían desaparecido a los 13 años. Los síntomas de TDAH fueron los únicos que persistieron hasta la adolescencia, según el informe, que es publicó en una edición en línea reciente de la revista PLOS ONE.

Los investigadores no encontraron ninguna relación general entre los cuidados de día externos y el consumo de sustancias entre los adolescentes. Sin embargo, los hallazgos mostraron que entre los que provenían de entornos vulnerables, el vínculo persistió hasta la adultez temprana.

"Nuestro estudio indica que estos niños también tenían más probabilidades de experimentar ansiedad o depresión a medida que se hacían mayores, lo que podría agudizarse como resultado de la ausencia de los padres", planteó Averdijk en un comunicado de prensa de la universidad.

Manuel Eisner, profesor de sociología y coautor del estudio, ofreció una advertencia.

Si bien señaló que el estudio "arroja luz sobre algunos posibles vínculos poco favorables entre el cuidado externo de los niños y su desarrollo posterior", afirmó que los hallazgos se deben interpretar con precaución, ya que también pueden influir otros factores.

Como estudio observacional, los hallazgos solo establecen una relación entre el cuidado infantil y el desarrollo posterior, y no demuestran causalidad.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece algunos consejos sobre cómo elegir una guardería.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Zurich, news release, March 9, 2022

Comparte tu opinión