Los cierres mantuvieron a raya a las tasas de accidentes de coche, encuentra un estudio de Ohio

MIÉRCOLES, 10 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- El cierre en Ohio a principios de la pandemia de COVID-19 condujo a un declive significativo en los accidentes, las lesiones y las muertes por el tráfico, pero los números volvieron a subir cuando la orden de confinamiento en casa finalizó, encuentra un estudio reciente.

Como muchos otros estados, Ohio implementó órdenes de confinamiento en casa que prohibían los desplazamientos no esenciales del 9 al 22 de marzo de 2020.

Los cierres mantuvieron a raya a las tasas de accidentes de coche, encuentra un estudio de Ohio

En comparación con el mismo periodo en 2019, en el periodo de cierre de Ohio hubo una reducción del 55 por ciento en los accidentes de tráfico, una reducción del 47 por ciento en las lesiones, una reducción del 34 por ciento en las lesiones graves/letales, y un volumen de tráfico un 44 por ciento más bajo. El estado abrió las tiendas al por menor de nuevo del 23 de marzo al 11 de mayo de 2020.

"Las clases presenciales de las escuelas se suspendieron, los espectadores de los eventos deportivos se restringieron, y las grandes reuniones se prohibieron, de forma que ocurrieron cambios en las conductas, lo que resultó en que hubiera menos conductores en las carreteras, y por tanto menos choques y lesiones", comentó el autor principal del estudio, el Dr. Motao Zhu, investigador principal del Centro de Investigación y Políticas sobre las Lesiones del Hospital Pediátrico Nacional de Columbus, Ohio.

Cuando las tiendas reabrieron, los problemas de tráfico volvieron a los niveles de 2019, encontró el estudio.

El número de accidentes y de lesiones de tráfico graves/letales repuntó entre el 12 de mayo y el 31 de julio de 2020, según la investigación, que se publicó en la edición del 9 de marzo de la revista Journal of the American Medical Association.

Los autores anotaron que los estudios anteriores han sugerido que el repunte podría haberse debido a un aumento en el consumo de alcohol y marihuana, el exceso de velocidad, la aceleración/frenazos súbitos, y el uso de teléfonos celulares entre los conductores tras los cierres.

"Mientras la pandemia continúa, los legisladores deberían tomar en cuenta los efectos de las políticas de cierre y reapertura en factores más allá de la infección con la COVID-19, lo que incluye las lesiones y muertes [relacionadas con los accidentes de vehículos motorizados]", planteó Zhu en un comunicado de prensa del hospital.

Como muchos estados impusieron órdenes de confinamiento en casa para reducir la propagación de la COVID-19, la millas-vehículos viajadas en Estados Unidos fueron un 41 por ciento más bajas que en abril de 2019.

Más información

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de EE. UU. ofrece más recursos para la seguridad en las carreteras.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Nationwide Children's Hospital, news release, March 9, 2021

Comparte tu opinión