Los cierres de escuelas obligarán a muchos trabajadores de la atención de la salud de EE. UU. a quedarse en casa

Los cierres de escuelas obligarán a muchos trabajadores de la atención de la salud de EE. UU. a quedarse en casa

LUNES, 6 de abril de 2020 (HealthDay News) -- Al menos 1 de cada 7 trabajadores de la atención de la salud de EE. UU. tienen que faltar al trabajo para cuidar a sus hijos si la pandemia de coronavirus hace que las escuelas permanezcan cerradas, y su ausencia podría resultar en la muerte de más pacientes, señalan unos investigadores.

Equipos de la Universidad de Yale y de la Universidad Estatal de Colorado usaron los datos del Censo de EE. UU. para pronosticar las necesidades de cuidado de los niños de los trabajadores de la atención de la salud.

"Los cierres de escuelas conllevan muchas contrapartidas, y pueden crear una escasez accidental de cuidados infantiles que signifiquen un estrés para el sistema de atención de la salud", advirtió el autor coprincipal del estudio, Eli Fenichel, profesor asociado de bioeconomía y gestión de ecosistemas de la Yale.

Alrededor de un 29 por ciento de los trabajadores de la atención de la salud de EE. UU. tienen hijos de 3 a 12 años, mostró el análisis. En los hogares sin un adulto que no trabaje ni un hermano de a partir de 13 años que los cuide, un 15 por ciento de los trabajadores de la atención de la salud necesitarán un cuidado de sus hijos si las escuelas cierran.

Si no pueden gestionar el cuidado de sus hijos de otra forma, su ausencia podría afectar a la capacidad del sistema de atención de la salud de EE. UU. de responder a la pandemia de coronavirus, advirtió el estudio, que se publicó el 3 de abril en la revista The Lancet Public Health.

Pero los autores anotaron que realizar previsiones precisas sobre el efecto de los cierres de escuelas en las muertes por el coronavirus resulta difícil. Comentan que esto se debe a los estimados contradictorios sobre la transmisión y la infectividad del virus, y sobre cómo tener menos trabajadores de la atención de la salud afecta a la supervivencia de los pacientes con COVID-19.

"Cerrar las escuelas y el distanciamiento en general se hacen para modificar la curva para permanecer por debajo de la capacidad de los hospitales y reducir la mortalidad de la COVID-19, pero la forma en que nos distanciamos con el fin de modificar la curva también puede influir en la capacidad de los hospitales, debajo de la cual debemos mantenernos. Debemos tomar ambas cosas en cuenta", planteó Fenichel en un comunicado de prensa de la universidad.

Comprender las contrapartidas es clave para planificar la respuesta de salud pública a la COVID-19, aseguró.

"Si la supervivencia de los pacientes infectados es suficientemente sensible a los declives en la fuerza laboral de la atención de la salud, entonces los cierres de escuelas podrían potencialmente aumentar las muertes por la COVID-19", añadió Fenichel.

El análisis pronosticó que los cierres de escuelas serían en particular difíciles para los enfermeros practicantes (un 22 por ciento necesitarán cuidados para sus hijos), los asistentes médicos (un 21 por ciento), los técnicos de diagnóstico (un 19 por ciento), los médicos y cirujanos (un 16 por ciento), y casi un 13 por ciento de los ayudantes que son padres solteros y que ayudan con el control de las infecciones en los hogares de ancianos.

Los estados con más probabilidades de tener necesidades de cuidado infantil no satisfechas entre los trabajadores de la atención de la salud incluyen a Dakota del Sur, Oregón y Misuri (en esos estados, un 21 por ciento necesitarán cuidados para sus hijos).

Los estados con menos probabilidades de tener necesidades no satisfechas de cuidado infantil son Nuevo México (un 10 por ciento) y Nueva Jersey (un 11 por ciento).

Los investigadores estimaron que si la tasa de mortalidad entre los pacientes infectados aumenta de un 2 por ciento a más de un 2.4 por ciento y el número de trabajadores de la atención de la salud se reduce en un 15 por ciento, los cierres de escuelas podrían resultar en más muertes de las que previenen.

"El sistema de atención de la salud de EE. UU. parece tener una tendencia desproporcionada a la escasez laboral debido a los cierres de escuelas, en particular entre los trabajadores de la atención de la salud que proveen control de la infección en los hogares de ancianos", comentó el autor colíder, Jude Bayham, profesor asistente de economía agrícola y de los recursos de la Universidad Estatal de Colorado.

"Esa escasez potencial en la fuerza laboral de la atención de la salud debe ser una prioridad al evaluar los beneficios y costos potenciales de los cierres de escuelas, y los planes alternativos para el cuidado infantil deben formar parte del plan de cierre de escuelas", añadió.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.net

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión