Los CDC advierten de una ola entrante de ómicron

MIÉRCOLES, 15 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- La variante ómicron se está propagando con rapidez en Estados Unidos, y podría desencadenar una inmensa ola de infecciones de COVID incluso ya en enero, señalaron el martes las autoridades de salud de EE. UU.

En apenas una semana, la presencia de la variante, que es altamente contagiosa, se multiplicó por siete por todo el país, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Esto podría estresar a un sistema de salud que ya está sobrecargado en muchas áreas, a medida que la variante delta continúa en aumento.

Los CDC advierten de una ola entrante de ómicron

Esta es la peor situación hipotética que se presentó en un nuevo análisis que los funcionarios de la agencia discutieron el martes durante una conferencia de prensa.

Las señales tempranas son preocupantes: del 4 al 11 de diciembre, es probable que la variante ómicron aumentara de apenas un 0.4 por ciento de las infecciones nuevas en Estados Unidos a un 2.9 por ciento, según los nuevos datos de los CDC. En Nueva York y Nueva Jersey, la ómicron ya conforma un 13 por ciento de los casos nuevos.

En el sistema hospitalario de Houston Methodist, la ómicron conformó un 13 por ciento de los casos nuevos en el periodo de cuatro días previo al 8 de diciembre, declaró al Washington Post James Musser, presidente de patología y medicina genómica del sistema. Prevé que la proporción de casos de ómicron se acerque a un 20 por ciento cuando se publiquen las nuevas cifras el miércoles. La variante ómicron se detectó inicialmente en Houston el 29 de noviembre.

"Ya hemos estado 21 meses en esta situación, y aunque odio decirlo, porque es trágico, somos habilidosos en la gestión de esto", añadió Musser.

En la conferencia de prensa de los CDC, la agencia informó a los funcionarios de salud pública que "debemos preparar a las personas para esta situación", dijo al Post Marcus Plescia, director médico de la Asociación de Funcionarios de Salud Estatales y Territoriales (Association of State and Territorial Health Officials).

Dijo que las variantes ómicron y delta, en combinación con la gripe estacional, podrían resultar un "triple golpe" y que se siente "mucho más alarmado" tras la conferencia de los CDC.

La segunda situación muestra un aumento más pequeño de la ómicron en primavera, pero no está claro cuál situación es más probable, informó el Post.

Las situaciones se presentaron a los funcionarios de la Casa Blanca mientras deciden si, cuándo y cómo tomar nuevas medidas para luchar contra el virus.

Hay algunos datos nuevos a tomar en cuenta. Un estudio de Sudáfrica que se publicó esta semana mostró que aunque la variante es más contagiosa que cualquier otra que los científicos hayan visto hasta ahora, los casos de la ómicron tienden a ser leves.

"Están sopesando la información a los más altos niveles ahora mismo, y pensando cómo lograr que el público comprenda qué significan las situaciones hipotéticas", le dijo al Post un funcionario de salud federal familiarizado con el informe. "Parece desalentador".

El funcionario dijo que las "implicaciones de una gran ola en enero que podría inundar a los hospitales... debemos tomarnos ese potencial en serio".

Los análisis más recientes de los CDC sobre la propagación de la ómicron concuerdan con el de varios grupos académicos de EE. UU. y con datos de Reino Unido, Dinamarca y Noruega, informó el Post.

Los datos iniciales muestran que las personas vacunadas del todo que recibieron una dosis de refuerzo siguen estando protegidas en gran medida contra la enfermedad grave y la muerte con la ómicron, pero hay preocupaciones sobre la baja cantidad de estadounidenses que han recibido los refuerzos, apuntan las autoridades.

De los 200 millones de personas que se han vacunado del todo en Estados Unidos, más de 50 millones ya han recibido los refuerzos, según los CDC.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la variante ómicron.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Washington Post

Comparte tu opinión