Los casos más graves de COVID implican problemas neurológicos, y resultan letales con una mayor frecuencia

MARTES, 11 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- Están ocurriendo problemas neurológicos en un porcentaje muy alto de pacientes hospitalizados con COVID-19, y lo que es peor, esos síntomas predicen un mal final para muchos de ellos, encuentra un estudio reciente.

Más o menos cuatro de cada cinco personas suficientemente enfermas para ser hospitalizadas por la COVID-19 sufren algún tipo de problema neurológico, que abarcan desde un dolor de cabeza y una pérdida del sentido del olfato hasta la confusión, el delirio, el accidente cerebrovascular (ACV) y el coma, informan los investigadores.

Los casos más graves de COVID implican problemas neurológicos, y resultan letales con una mayor frecuencia

Y algo que es incluso peor es que los pacientes con COVID-19 a quienes se diagnostican problemas neurológicos asociados con la infección tienen seis veces más probabilidades de nunca salir del hospital.

"Los pacientes que sufren de un síndrome neurológico tienen muchas más probabilidades de morir durante la hospitalización que los pacientes que no", señaló la investigadora principal, la Dra. Sherry Chou, profesora asociada de medicina de la atención crítica, neurología y neurocirugía de la Universidad de Pittsburgh.

"Todavía no sabemos por qué, pero es una pregunta importante a la que debemos dar seguimiento en estudios posteriores", planteó Chou.

Este estudio, en el que participaron 3,700 adultos hospitalizados con COVID-19, es el más grande hasta la fecha sobre los problemas neurológicos asociados con el coronavirus. Se incluyeron pacientes de 28 centros médicos de alrededor del mundo, que representaban a 13 países en cuatro continentes.

Los médicos diagnosticaron una encefalopatía aguda a la mitad de todos los pacientes con COVID-19, dijo Chou, que describió la afección como "personas que no son ellas mismas, que quizá estén confusas, delirantes o agitadas".

Chou apuntó que "es por mucho el síndrome más común que observamos. Sucede en hasta un 50 por ciento en una cohorte de pacientes en que contamos a cada uno de los pacientes que llegaron al hospital con COVID, y revisamos si presentaban un problema".

Alrededor de un 17 por ciento de los pacientes cayeron en coma, y entre un 3 y un 6 por ciento sufrieron ACV durante sus infecciones con la COVID-19, anotó.

Los síntomas más persistentes, según reportaron los mismos pacientes, incluían el dolor de cabeza (un 37 por ciento) y la pérdida del olfato o el gusto (un 26 por ciento).

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 11 de mayo de la revista JAMA Network Open.

Según el Dr. Amesh Adalja, experto sénior del Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, en Baltimore, "el estudio ilustra que cualquier síntoma neurológico en un paciente hospitalizado con COVID-19 es un marcador de la gravedad. Incluso algo tan inocuo como la pérdida del gusto o el olfato en un paciente hospitalizado se asoció con un aumento en la tasa de mortalidad".

"El estudio subraya la necesidad de mantenerse muy vigilante con el desarrollo de los síntomas neurológicos en los pacientes hospitalizados con COVID-19", concluyó Adalja.

Chou dijo que hay buenas noticias. La encefalitis y la meningitis (unas infecciones del cerebro y de la médula espinal) fueron las enfermedades neurológicas menos comunes relacionadas con la COVID-19, y afectaron a un medio por ciento de todos los pacientes.

"Esto era lo que más nos preocupaba a inicios de la pandemia, que el virus encontrara de alguna forma el camino hasta el cerebro y la médula espinal, los atacara y los destruyera", comentó Chou. "Por suerte, es muy poco probable. Es lo menos común que encontramos".

En lugar de atacar al sistema nervioso directamente, la COVID-19 podría estar creando problemas neurológicos a través de una respuesta inmunitaria intensa que la infección crea en algunas personas, explicó.

"Mientras el cuerpo monta una reacción inmunitaria al virus en sí, la bala que usted produce quizá se apunte mal y se dispare, y provoque un daño secundario en el cerebro, la médula espinal o los nervios", advirtió Chou. "Se trata de una posibilidad singular, pero todavía debemos probarlo".

También es posible que la COVID-19 exacerbe problemas del cerebro en personas que ya son vulnerables a enfermedades neurológicas.

Este estudio encontró que el riesgo de problemas neurológicos relacionados con la COVID se multiplica por más de dos en las personas que tienen una afección preexistente que implica al sistema nervioso, anotó Chou.

"Tenemos muchos pacientes así, que afrontan y viven con su enfermedad neurológica preexistente, y es posible que si esos pacientes desarrollan una infección intensa y enferman de gravedad, la capacidad de su cuerpo de compensar por la lesión existente del sistema nervioso se reduzca, y pueden desarrollar más síntomas", señaló Chou.

Hay otra posibilidad: que el tratamiento que las personas reciben para una COVID-19 grave provoque al menos algunos de estos problemas neurológicos.

"Un efecto bien conocido es que si tienen una enfermedad pulmonar de este tipo tan grave que tienen que ponerlos en un ventilador durante mucho tiempo, y tienen que estar en la [unidad de cuidados intensivos] durante mucho tiempo, esos pacientes pueden desarrollar problemas neurológicos", apuntó Chou. "Esto no es exclusivo de la COVID. Se ha observado en otras enfermedades pulmonares graves".

Como este estudio se enfocó en los pacientes hospitalizados con COVID-19, es difícil decir si el efecto del coronavirus en el sistema nervioso tiene que ver con los síntomas "prolongados", como las lagunas mentales y el tinnitus, añadió Chou.

Pero, dijo que es una "posibilidad clara" que los problemas neurológicos pudieran provocar "síntomas y discapacidad a largo plazo" entre los pacientes con COVID-19.

Más información

La Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard ofrece más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Sherry Chou, MD, MSc, associate professor, critical care medicine, neurology and neurosurgery, University of Pittsburgh, Penn.; Amesh Adalja, MD, senior scholar, Johns Hopkins Center for Health Security, Baltimore; JAMA Network Open, May 11, 2021, online

Comparte tu opinión