Los casos de una enfermedad grave vinculada con la COVID en los niños fueron peores en la segunda ola

MARTES, 16 de noviembre de 2021 (HealthDay News) -- Una rara afección inflamatoria asociada con la COVID-19 en los niños fue más grave en la segunda ola de pacientes que en la primera, informan unos investigadores.

En el estudio, los investigadores examinaron los casos de 106 pacientes con síndrome inflamatorio multisistémico en los niños (SIM-N) que llegaron en dos olas al Hospital Pediátrico Nacional en Washington, D.C.

Los casos de una enfermedad grave vinculada con la COVID en los niños fueron peores en la segunda ola

En la primera ola, los pacientes fueron hospitalizados entre marzo y octubre de 2020, y en la segunda ola, los pacientes fueron hospitalizados entre noviembre de 2020 y abril de 2021. Cada ola llegó de cuatro a seis semanas tras los aumentos de COVID-19 en la comunidad.

En ambas olas, hubo muchos más pacientes negros (un 54 por ciento) e hispanos (un 39 por ciento) que pacientes blancos, y un 75 por ciento de los pacientes estaban por lo demás sanos y no tenían afecciones médicas subyacentes.

La segunda ola también tuvo una mayor proporción de pacientes de a partir de 15 años, y fue más probable que sufrieran falta de aliento y que requirieran una atención respiratoria y cardiaca más avanzada, anotaron los autores del estudio.

Pero aunque los pacientes de la segunda ola tenían unos síntomas más graves que los pacientes de la primera ola, ambos grupos pasaron más o menos el mismo tiempo en el hospital y tuvieron unos resultados cardiacos parecidos, según el estudio, que se publicó en una edición reciente de la revista The Pediatric Infectious Disease Journal.

Los hallazgos también mostraron que los pacientes de la segunda ola fueron menos propensos a tener resultados positivos en una prueba de PCR del SARS-CoV-2.

"Ya hemos observado tres olas distintas del SIM-N desde principios de la pandemia, cada una tras aumentos nacionales en los casos", comentó la coautora del estudio, la Dra. Roberta DeBiasi, jefa de la división de enfermedades infecciosas pediátricas del Pediátrico Nacional.

"Los niños en la cohorte de la segunda ola habían experimentado, potencialmente, exposiciones intermitentes o repetidas al virus que circulaba en sus comunidades. A la vez, esto podría haber servido como desencadenantes repetidos para su sistema inmunitario, lo que creó la respuesta inflamatoria más intensa", sugirió DeBiasi en un comunicado de prensa del hospital.

"Aunque creemos que la tercera ola más reciente asociada con el aumento de la variante Delta se está disipando, los hallazgos de las dos primeras olas proveen una importante información como punto de referencia, y son muy relevantes para los profesionales clínicos de todo el país que están evaluando y tratando a los niños con SIM-N", añadió DeBiasi.

Ahora, los investigadores están analizando los datos de los casos de SIM-N de la tercera ola asociada con la variante Delta, que parece haber infectado a menos niños que las dos anteriores.

Según el primer coautor del estudio, el Dr. Ashraf Harahsheh, director de calidad de los resultados en cardiología del Pediátrico Nacional, "la experiencia de otros centros ha mostrado que la inmunoterapia se utilizó con una mayor frecuencia en las cohortes recientes de SIM-N, lo que condujo a una reducción en el porcentaje de complicaciones cardiacas. Por otra parte, y a pesar de tener una enfermedad de más gravedad en la segunda cohorte, nuestro método con una inmunoterapia rápida ayudó a estabilizar la tasa de complicaciones cardiacas".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre el SIM-N.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Children's National Hospital, news release, Nov. 10, 2021

Comparte tu opinión