¿Los bosques tienen ahora un rol en la contaminación?

¿Los bosques tienen ahora un rol en la contaminación?

VIERNES, 1 de febrero de 2019 (HealthDay News) -- Los bosques están cambiando de maneras que podrían significar que emiten más gases que contribuyen al esmog, la lluvia ácida y los problemas respiratorios, sugiere un estudio reciente.

"Este estudio tiene implicaciones profundas para la futura calidad del aire. Las actividades humanas, como la supresión de los incendios, el uso de fertilizantes y el cambio climático, están haciendo que las poblaciones de los bosques cambien de rodales de árboles que no emiten gases a rodales que sí los emiten", señaló el líder del estudio, Jonathan Raff.

Esos gases, conocidos como óxidos de nitrógeno reactivos, son producidos por bacterias del suelo que se alimentan del amonio que ocurre de forma natural y de los fertilizantes de nitrógeno de las fuentes industriales y agrícolas. Entonces llegan a la atmósfera.

A medida que los bosques cambien, se pueden prever niveles más altos de óxidos de nitrógeno, sugiere el estudio. Esto podría dificultar más que algunas regiones cumplan los estándares nacionales sobre la calidad del aire, dijo Raff en un comunicado de prensa de la Universidad de Indiana. Raff es profesor asociado de asuntos públicos y ambientales de la universidad, en Bloomington.

Esos gases son fáciles de pasar por alto porque son difíciles de detectar, según Ryan Mushinski, investigador postdoctoral. "Simplemente, muchas personas tampoco piensan en la tierra como un productor significativo de sustancias químicas nocivas en el aire", añadió.

Algunos árboles fomentan la liberación de óxidos de nitrógeno y otros no, según el estudio.

El arce, el sasafrás y el tulipífero están entre los árboles que fomentan la liberación de compuestos que provocan esmog. Excluyen a otras especies, como el roble, la haya y la pacana, cuyos microbios absorben los óxidos de nitrógeno reactivos en lugar de liberarlos, según el estudio.

Los investigadores usaron datos del inventario del Servicio Forestal del USDA para revisar los datos sobre la tierra de 78,000 parcelas de bosques a lo largo del país.

Indiana, Illinois, Michigan, Kentucky y Ohio son los estados con más probabilidades de tener las mayores emisiones de óxidos de nitrógeno a partir de la tierra de los bosques, según el estudio. También se prevén unas emisiones más altas en los bosques que rodean al río Mississippi y algunas regiones del este de EE. UU.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE. UU. regula y monitoriza los niveles de óxidos de nitrógeno.

Pero Mushinski dijo que las normas actuales no controlarán los aumentos en las emisiones de la tierra, dado que los estándares de calidad del aire no regulan el uso de los fertilizantes ni la deposición del nitrógeno.

Además de una regulación más potente, Mushinski sugiere permitir un mayor uso de la quema controlada. Esos incendios son una forma efectiva de eliminar las especies de árboles que ayudan a crear la tierra que emite gases de nitrógeno, afirmó.

"Es difícil, porque a la gente de verdad le gustan los árboles como el arce y los tulipíferos", añadió Mushinski. "Pero sin una mayor concienciación o cambios en las políticas, no veremos una reducción en los gases nocivos que fomentan".

El informe aparece en una edición reciente de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Más información

Para más información sobre la contaminación del aire, visite el Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión