Los bebés y los niños pequeños propagan la COVID más rápido en casa que los adolescentes, según un estudio

MARTES, 17 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- Los bebés y los niños pequeños infectados son más propensos a propagar la COVID-19 a otras personas en su hogar que los adolescentes, indica un estudio reciente.

También encontró que los niños muy pequeños son menos propensos que los adolescentes a en realidad llevar el virus a casa, informó el The New York Times.

Los bebés y los niños pequeños propagan la COVID más rápido en casa que los adolescentes, según un estudio

Los investigadores de Public Health Ontario, en Canadá, analizaron los datos sobre las pruebas positivas del coronavirus y los casos de COVID-19 en la provincia entre el 1 de junio y el 31 de diciembre de 2020. Identificaron más de 6,200 hogares donde la primera persona que se infectó era menor de 18 años.

Entonces, buscaron otros casos en esos mismos hogares en las dos semanas después de que el primer niño tuviera un resultado positivo, y encontraron que un 27.3 por ciento de esos niños infectaron a al menos otra persona en el hogar.

Los adolescentes conformaron un 38 por ciento de todos los primeros casos en los hogares, en comparación con un 12 por ciento de los niños de hasta 3 años. Pero el riesgo de transmisión a otros miembros de la familia fue un 40 por ciento más alto cuando el primer niño infectado tenía 3 años o menos que cuando tenía entre 14 y 17 años, reportó el Times.

Los hallazgos, que se publicaron el lunes en la revista JAMA Pediatrics, podrían deberse en parte al hecho de que los niños muy pequeños requieren mucha atención directa y no se pueden aislar cuando están enfermos, sugieren los expertos.

"Las personas que han criado a niños pequeños están bastante acostumbradas a que les echen saliva y baba en los hombros", comentó la Dra. Susan Coffin, especialista en enfermedades infecciosas del Hospital de Filadelfia. "No hay forma de evitarlo. Pero usar pañuelos desechables, tirarlos y limpiarse las manos de inmediato tras ayudar a su hijo a limpiarse la nariz son cosas que un padre de un niño que esté infectado, o que tal vez esté infectado, puede hacer para ayudar a limitar la propagación dentro del hogar".

El estudio no resuelve las preguntas sobre si los niños infectados son igual de contagiosos que los adultos, y no apunta a los niños pequeños como los impulsores de la pandemia, pero sí muestra que incluso los niños muy pequeños tienen un rol en la transmisión, según el Times.

Es posible que los niños más pequeños puedan portar unos niveles altos del virus, o que tengan unos niveles más altos de excreción viral que los adolescentes, anotaron los investigadores. Aunque la carga viral no es el único predictor de la infectividad, los datos sugieren que los niños podrían ser igual de contagiosos que los adultos, señaló el Times.

"Para mí, la conclusión clave es que muestra con claridad que en los hogares ocurre transmisión a partir de los niños. Esto significa que debemos pensar con urgencia sobre cómo vamos a proteger las escuelas cuando reabran dentro de poco", declaró al Times Zoe Hyde, una epidemióloga de la Universidad del Oeste de Australia que no participó en la investigación.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: The New York Times

Comparte tu opinión