Los bebés que reciben el seno tienen una presión arterial más sana en la niñez

MIÉRCOLES, 21 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Hay otro motivo para que las mamás intenten dar el seno: los niños pequeños que fueron alimentados con leche materna incluso apenas unos días tienen una presión arterial más baja que los que siempre recibieron el biberón, encuentra una investigación.

Y una presión arterial más baja a una edad temprana podría conducir a un corazón y unos vasos sanguíneos más sanos en la adultez, señalaron los investigadores.

Los bebés que reciben el seno tienen una presión arterial más sana en la niñez

Se cree que el nuevo estudio es el primero que investiga la lactancia materna en los primeros días de la vida y la presión arterial en la niñez temprana.

"Los bebés que recibieron incluso una cantidad relativamente pequeña de leche materna temprana, también conocida como calostro, tenían una presión arterial más baja a los 3 años, independientemente de la duración de la lactancia o de en qué momento recibieron otros alimentos complementarios", comentó la autora principal, la Dra. Kozeta Miliku, miembro postdoctoral de la Universidad de McMaster en Hamilton, Ontario, Canadá.

El calostro, que se encuentra en la leche materna pero no en la fórmula infantil, es rico en propiedades inmunitarias, de crecimiento y de reparación de los tejidos que benefician al bebé.

Otras investigaciones han vinculado la lactancia materna con un riesgo más bajo de enfermedad cardiaca en la adultez, pero no estaba claro qué cantidad de lactancia era necesaria para disfrutar del beneficio.

Para aprender más, los investigadores analizaron los datos de casi 2,400 niños que participaban en un estudio canadiense en curso. Los participantes en el Estudio de cohorte CHILD han recibido seguimiento desde su nacimiento, entre 2009 y 2012.

De esos niños, un 98 por ciento recibieron lactancia materna, entre ellos un 4 por ciento que recibieron lactancia unas cuantas veces durante su estadía en el hospital cuando eran recién nacidos.

Entre los niños que tomaron el seno, un 78 por ciento lo tomaron durante seis meses o más, y un 62 por ciento tomaron leche materna de forma exclusiva durante al menos tres meses. La lactancia materna exclusiva se define como no recibir fórmula, alimentos sólidos ni otros líquidos.

A los 3 años, los niños que nunca habían recibido leche materna tenían una presión arterial más alta (con un promedio de 103/60 mm Hg) que los que recibieron leche materna durante cualquier duración (con un promedio de 99/58 mm Hg).

Entre los niños pequeños que habían recibido solo una lactancia materna limitada mientras estuvieron en el hospital cuando acababan de nacer, la presión arterial también era más baja (con un promedio de 99/57 mm Hg) que entre los que nunca tomaron el seno.

La presión arterial era más baja entre los niños pequeños que fueron amamantados aunque hubieran recibido nutrición y alimentos adicionales, e independientemente de su índice de masa corporal a los 3 años, o los factores sociales, de salud o de estilo de vida de sus madres. (El índice de masa corporal es una medida de la grasa corporal basada en la estatura y el peso).

Los hallazgos aparecen en la edición del 21 de julio de la revista Journal of the American Heart Association.

La autora sénior, Meghan Azad, subdirectora del Estudio de cohorte CHILD, dijo que los beneficios de una lactancia materna sostenida y exclusiva para varias afecciones de la salud están bien documentados. Esas afecciones de la salud incluyen a las infecciones respiratorias y a enfermedades que provocan diarrea durante la infancia, y afecciones crónicas como el asma y la obesidad más adelante.

"Nuestro estudio sugiere que para los resultados cardiovasculares como la hipertensión, incluso un periodo breve de lactancia materna es beneficioso", señaló Azad en un comunicado de prensa de la revista. "Esto apunta al calostro como un factor clave en la conformación de los procesos del desarrollo durante el periodo neonatal".

Dijo que la lactancia materna debe recibir un fuerte respaldo.

"También es importante comprender que 'cada gota cuenta', sobre todo en esos primeros días de vida críticos", añadió Azad.

Más información

La Oficina para la Salud de la Mujer de EE. UU. ofrece más información sobre la lactancia materna.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Journal of the American Heart Association, news release, July 21, 2021

Comparte tu opinión