SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Los bancos de sangre podrían ayudar a detectar el colesterol alto hereditario

MIÉRCOLES, 22 de mayo de 2019 (HealthDay News) -- Más de 1 millón de estadounidenses tienen una afección genética que sube su colesterol a unos niveles peligrosamente altos, pero muchos no lo saben.

Ahora, los investigadores ofrecen una forma posible de lograr que más personas con hipercolesterolemia familiar, el nombre de la afección, reciban tratamiento para este problema, que es potencialmente letal.

"El sistema de donación de sangre podría ser un portal para comprender quién tiene problemas genéticos con el colesterol", planteó el Dr. Amit Khera, investigador principal de un nuevo estudio sobre la idea, y director del Programa de Cardiología Preventiva del Centro Médico de la Universidad del Suroeste de Texas, en Dallas.

Tener unos vasos sanguíneos inundados de colesterol desde el nacimiento puede hacer que la enfermedad cardiaca comience de 10 a 15 años antes de lo normal, señaló Khera.

"Y se tiene un riesgo de por vida significativamente más alto de sufrir un ataque cardiaco o un accidente cerebrovascular", dijo. "Pero lo bueno es que es completamente prevenible. Si se trata pronto, uno puede tener una vida normal".

Aunque la mayoría de las personas experimentan un aumento en el colesterol a medida que envejecen, los que sufren de la hipercolesterolemia familiar heredada tiene un colesterol alto a una edad temprana, explicó Khera.

"En las personas con esta afección, los niveles pueden llegar incluso hasta 270", apuntó. Un nivel total de colesterol por debajo de los 200 miligramos por decilitro (mg/dL) se considera deseable.

Apenas un estimado de un 10 por ciento de las personas con hipercolesterolemia familiar reciben un diagnóstico, advirtió Khera, lo que deja a un 90 por ciento en riesgo de ataques cardiacos y accidente cerebrovasculares.

Además, sus parientes tienen un 50 por ciento de probabilidades de también sufrir de la afección. Identificar a un paciente con el trastorno puede llevar a hasta 10 o más familiares que también lo tienen, dijo Khera.

Pero los médicos de atención primaria raras veces realizan pruebas de la afección o registran los antecedentes familiares de enfermedad cardiaca, anotó.

"Las personas no están atando cabos ni se dan cuenta de que no es solo colesterol alto, sino un trastorno genético del colesterol", añadió Khera. "Si hay muchas personas con enfermedad cardiaca temprana y el colesterol súper alto, no es un colesterol alto normal".

En el estudio, Khera y sus colaboradores revisaron los expedientes de casi 1.2 millones de personas que donaron sangre en Carter BloodCare, en Dallas. Casi 3,500 tenían niveles de colesterol que podrían indicar la hipercolesterolemia familiar. Tendían a ser hombres, y menores de 30 años, encontraron los investigadores.

Ese número es similar al porcentaje de personas de la población general con la afección, anotó Khera.

No se observó ninguna diferencia significativa según la raza, aunque la afección fue ligeramente más común entre los asiáticos, mostraron los hallazgos.

Hasta 1.2 millones de estadounidenses sufren de hipercolesterolemia familiar. En los niños que se sabe que están en riesgo debido a un historial familiar, las pruebas comienzan a los 2 años, apuntaron los investigadores. Una vez se ha diagnosticado, el tratamiento incluye a la dieta y el ejercicio, y las estatinas a una edad más tardía en la niñez.

Las personas cuyo colesterol total supera los 200 mg/dL deben acudir al médico, hacer una revisión de los antecedentes familiares, y obtener un diagnóstico y tratamiento, aconsejó Khera.

Dirigirse a los donantes de sangre podría ser una forma efectiva de identificar la hipercolesterolemia familiar no diagnosticada, aseguró.

Cada año, casi 7 millones de estadounidenses donan sangre. De ellos, un 32 por ciento donan por primera vez, según la Asociación Americana de Bancos de Sangre (American Association of Blood Banks).

El equipo de Khera espera desarrollar una forma de dar seguimiento a las personas cuyo trastorno se identifique mediante las donaciones de sangre, y de conectarlas con el tratamiento y las pruebas para la familia.

El Dr. Gregg Fonarow, director del Centro de Cardiomiopatía Ahmanson-UCLA de la Universidad de California, en Los Ángeles, dijo que la detección y el tratamiento tempranos pueden reducir en gran medida el riesgo de ataque cardiaco y muerte prematura en las personas con la afección.

Lamentablemente, la mayoría de los casos de hipercolesterolemia familiar siguen sin diagnóstico y poco tratados, indicó.

"Estos hallazgos sugieren que un programa de detección de donantes de sangre de este tipo podría servir como método novedoso para identificar a los individuos con hipercolesterolemia familiar", añadió Fonarow. "Se debe pensar en aplicar este método en todo el país".

El informe aparece en la edición en línea del 22 de mayo de la revista JAMA Cardiology.

Más información

Para más información sobre la hipercolesterolemia familiar, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad