Los árboles de verdad mantienen fresca a una ciudad, muestra un estudio

Los árboles de verdad mantienen fresca a una ciudad, muestra un estudio

VIERNES, 3 de mayo de 2019 (HealthDay News) -- Los árboles refrescan, y en la ciudades, mientras más haya, mejor.

Esto se debe a que las ciudades son islas de calor, lo que quiere decir que son significativamente más calientes que las áreas rurales y semirrurales que las rodean.

Los árboles ayudan a reducir ese efecto de isla de calor, y el efecto de enfriamiento es más potente en los vecindarios con muchos árboles, descubrieron los investigadores.

"Encontramos que para obtener el mayor nivel de enfriamiento, se debe tener una cubierta de copas de árboles de alrededor de un 40 por ciento, y esto tuvo la mayor potencia más o menos en la escala de una manzana de ciudad", comentó Carly Ziter, profesora asistente de biología en la Universidad de Concordia, en Montreal.

"Si su vecindario tiene una cubierta de copas de árboles de menos de un 40 por ciento, obtendrá algo de enfriamiento, pero no mucho. Una vez se supera ese umbral, se observan aumentos grandes en qué tanto se pueden enfriar las áreas", explicó en un comunicado de prensa de la universidad.

La diferencia en la temperatura entre los vecindarios con muchas copas de árboles y los que no tiene árboles puede ser de hasta 7.2 a 9 ºF, incluso en apenas unos cientos de yardas.

"Una vez se tiene una determinada masa crítica de copas de árboles, cada árbol se hace más importante respecto a enfriar las temperaturas. Esto tiene serias implicaciones sobre cómo diseñamos nuestras ciudades y planificamos nuestros vecindarios", señaló Ziter, que realizó la investigación cuando estaba completando su doctorado en la Universidad de Wisconsin-Madison.

Aunque la sombra que los árboles ofrecen tiene un rol al enfriar los vecindarios, no es la única forma en que los árboles bajan las temperaturas.

"Los árboles transpiran. Desprenden vapor de agua, casi como un pequeño acondicionador de aire", apuntó Ziter.

La transpiración ocurre sobre todo durante el día. Por eso, de noche hay una diferencia mucho más pequeña en la temperatura entre vecindarios con una cantidad significativa de copas de árboles y los que no las tienen.

Ziter dijo que sus hallazgos pueden ayudar a orientar a la política pública y a la planificación urbana.

Comentó que las iniciativas para plantar árboles serían más efectivas en reducir las temperaturas en los vecindarios que se acercan al umbral del 40 por ciento. Las ciudades deben mantener las copas de árboles existentes, y las autoridades deben pensar en la equidad cuando decidan dónde plantar, porque los vecindarios más ricos generalmente tienen más árboles, añadió Ziter.

Además de reducir las temperaturas, plantar árboles en vecindarios con unos ingresos bajos también mejoraría la salud física y mental de los residentes, aseguró.

"Sabemos que algo tan sencillo como tener un árbol grande cerca puede ofrecer una variedad inmensa de beneficios para las personas que viven en la ciudad", enfatizó.

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Más información

La Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. ofrece más información sobre el uso de los árboles y la vegetación para reducir las islas de calor.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión