Los anticuerpos por la infección con la COVID protegen a los niños durante hasta 7 meses

MARTES, 22 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- Los anticuerpos de una infección con la COVID-19 persisten en la mayoría de los niños durante hasta siete meses, aunque no hayan tenido síntomas, encuentra un estudio reciente.

Para llegar a esta conclusión tranquilizadora, los investigadores analizaron los datos de 218 niños y adolescentes de Texas, de 5 a 19 años, que estaban inscritos en una encuesta continua que comenzó en octubre de 2020 para monitorizar el estatus de anticuerpos de los niños y los adultos con el tiempo.

Los anticuerpos por la infección con la COVID protegen a los niños durante hasta 7 meses

Se recolectaron muestras de sangre de los participantes antes de que las vacunas estuvieran disponibles, y durante las oleadas de las variantes delta y ómicron.

Aunque un 96 por ciento de los niños que se infectaron con la COVID-19 seguían teniendo anticuerpos al menos seis meses más tarde, un 58 por ciento no tenían anticuerpos desencadenados por la infección en su tercera y última prueba sanguínea.

El informe, que se publicó en la edición del 18 de marzo de la revista Pediatrics, no evaluó el impacto de la vacunación.

"Este es el primer estudio de la encuesta Texas CARES que incluye datos de los tres momentos de la encuesta", señaló la autora para la correspondencia, Sarah Messiah, profesora de epidemiología, genética humana y ciencias ambientales del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas, en Houston.

"Estos hallazgos son importantes porque la información que recolectamos de los niños infectados con la COVID-19 no difirió en lo absoluto según el niño fuera asintomático o no, la gravedad de los síntomas, el momento en que tuvieron el virus, si tenían un peso saludable u obesidad, ni el sexo", añadió en un comunicado de prensa de la universidad. "Fue igual para todos".

Hasta la fecha, en Estados Unidos 14 millones de niños han tenido un resultado positivo en una prueba del virus, y estos hallazgos ayudan a mejorar la comprensión sobre cómo afecta a los niños, según Messiah.

"La literatura sobre los adultos nos muestra que la infección natural, más la protección inducida por la vacuna, ofrece la mejor defensa contra la COVID-19. Ha habido un malentendido entre algunos padres, que piensan que simplemente porque su hijo haya tenido la COVID-19 está ahora protegido y no tiene que vacunarse", aclaró Messiah.

"Aunque nuestro estudio es alentador en cuanto a que cierta cantidad [de] anticuerpos naturales perdura durante al menos seis meses en los niños, todavía no sabemos cuál es el umbral absoluto de la protección", añadió. "Tenemos una magnífica herramienta disponible para ofrecer a los niños una protección adicional al vacunarlos, así que, si su hijo es elegible, aprovéchela".

Más información

Aprenda más sobre los niños y la COVID-19 en la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Texas Health Science Center at Houston, news release, March 18, 2022

Comparte tu opinión