Anticuerpos de la COVID se reducen con rapidez en el plasma donado

Anticuerpos de la COVID se reducen con rapidez en el plasma donado
| Foto: HEALTHDAY

Los anticuerpos contra la COVID-19 en las personas que se han comenzado a recuperar comienzan a desvanecerse unos tres meses tras el desarrollo de los síntomas, señalan unos investigadores.

Esto sugiere que cuanto antes los pacientes recuperados de la COVID-19 donen el plasma que contiene anticuerpos es mejor para el tratamiento con el plasma de convaleciente, según los autores de un pequeño estudio, que se publicó el 1 de octubre en la revista Blood.

"Según nuestros hallazgos, los anticuerpos contra el nuevo coronavirus no son eternos", indicó la autora del estudio, Renée Bazin, directora de innovación del centro de sangre Héma-Quebec de Canadá.

El equipo de Bazin dijo que sus hallazgos podrían resultar importantes para la creación de las vacunas y la investigación sobre cuántas personas se han recuperado de la COVID-19.

En el tratamiento con plasma de convaleciente, el plasma de los pacientes recuperados se administra a pacientes que se han enfermado recientemente para mejorar su capacidad de luchar contra el virus.

"Aunque se están realizando muchos ensayos clínicos para comprender mejor si el plasma de convaleciente tiene beneficios clínicos en el tratamiento de la COVID-19, una pregunta clave es cuál es el momento más efectivo para recolectar el plasma donado basándose en la presencia de anticuerpos que ayudan a combatir al virus", comentó Bazin en un comunicado de prensa de la Sociedad Americana de Hematología (American Society of Hematology).

El estudio incluyó a 15 adultos que se recuperaron de la COVID-19. Sus síntomas eran entre leves y graves, pero ninguno fue hospitalizado.

Cada persona donó plasma entre cuatro y nueve veces. La primera donación fue entre 33 y 77 días tras el inicio de los síntomas, y la última donación se realizó entre 66 y 114 días después.

Alrededor de 88 días después, todos los 15 donantes mostraron reducciones en los anticuerpos, y la mitad de los anticuerpos detectables se habían reducido en un plazo de 21 días tras ese momento, encontraron los investigadores.

"Los anticuerpos desaparecen rápidamente, de forma que las personas que se estén recuperando de la COVID-19 y deseen donar plasma sanguíneo no deben esperar demasiado una vez ya sean elegibles para donar", enfatizó Bazin.

Basándose en estos hallazgos, añadió que los profesionales clínicos deben evaluar la presencia de anticuerpos antes de administrar plasma donado a un paciente.

Comparte tu opinión