¿Los antibióticos son de verdad la respuesta para las ITU en las mujeres?

VIERNES, 23 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Las infecciones del tracto urinario (ITU) son el flagelo de millones de mujeres, y un estudio reciente encuentra que muchas de las que las sufren no están contentas con que los diagnósticos y los tratamientos para esta dolorosa afección todavía sean limitados.

Una de las mayores quejas que los investigadores encontraron fue que muchas mujeres piensan que el uso frecuente de antibióticos para tratar las ITU quizá no sea la mejor solución. El estudio también notó la frustración entre las mujeres por no recibir más ayuda de sus médicos para la prevención. Más de la mitad de todas las mujeres experimentan una ITU en algún momento de sus vidas, mientras que una cuarta parte tendrán infecciones recurrentes, anotaron los investigadores.

¿Los antibióticos son de verdad la respuesta para las ITU en las mujeres?

"Es lo que en realidad nos inspiró para realizar este estudio, para profundizar un poco más y comprenderlo", señaló la autora principal, la Dra. Victoria Scott, uróloga del Centro Médico Cedars-Sinai, en Los Ángeles.

Los médicos que se especializan en uroginecología con frecuencia atienden los casos más graves de ITU recurrentes, después de que las pacientes han sido atendidas por médicos de atención primaria, comentó Scott. La experiencia en el tratamiento de las mujeres con ITU recurrentes condujo a realizar seis grupos focales en que se preguntó a las participantes qué sabían sobre las ITU, las estrategias de prevención, el tratamiento y el impacto en su calidad de vida.

El equipo de la investigación encontró que las mujeres en los grupos focales sentían miedo y frustración.

"El problema es esperar los resultados... y que sienten mucho dolor y podrían estar empeorando", apuntó una participante del estudio.

Otra participante dijo que tardó cuatro o cinco meses para que su sistema y su cabeza volvieran a ser lo que debían tras la infección y los antibióticos.

Las mujeres de los grupos focales eran muy conscientes de los riesgos de desarrollar resistencia a los antibióticos. Muchas pensaban que les habían administrado antibióticos cuando tenían un problema de salud distinto, por ejemplo una vejiga hiperactiva. Algunas pacientes habían desarrollado una infección con la bacteria resistente a los antibióticos C. difficile.

"A veces también pienso que estoy creando una monstruosa ITU que será resistente a todo", comentó una mujer.

Las mujeres sentían que el impacto de las ITU en sus vidas era más grande de lo que la profesión médica reconocía, y querían que se realice más investigación sobre las opciones que no son antibióticos.

"Creo que ahora las mujeres, a medida que se educan más y comprenden mucho más sobre los antibióticos y la fisiopatología de las ITU, están pidiendo más educación y un mayor desarrollo de un plan de acción de parte de sus médicos para cuando desarrollen sus síntomas", observó Scott.

Se necesitan nuevas estrategias que ayuden a limitar y dirigir el uso de los antibióticos, según los investigadores.

La uretra femenina es mucho más corta que la uretra masculina, de forma que puede hacer que para las bacterias sea más fácil entrar en la vejiga, dijo Scott. Algunas mujeres pasan por periodos en sus vidas en que no tienen ITU durante años, pero entonces podrían comenzar unas infecciones recurrentes, lo que sucede en alrededor de una cuarta parte de las mujeres.

Entre los momentos comunes para la infección recurrente incluyen durante y después de la menopausia, además del momento en que una mujer inicia su actividad sexual.

"Tengo que decir que en la mayoría de las mujeres, cuando las evaluamos, no encontramos unos problemas anatómicos o fisiológicos específicos que podamos abordar, lo que pienso que para muchas mujeres es más frustrante, que no podamos determinar un problema que podamos en realidad solucionar para ellas", apuntó Scott.

Aunque con frecuencia los antibióticos son la opción más efectiva de tratamiento, algunos estudios han mostrado que alrededor de un 40 por ciento de los episodios de ITU pueden resolverse mediante el uso exclusivo del ibuprofeno para tratar los síntomas, apuntó Scott. Hay cierto riesgo de desarrollar una infección renal cuando la bacteria no se trata.

"A nuestro grupo le emociona, con algo de suerte, desarrollar unos diagnósticos más rápidos que puedan decirnos qué bacteria se está desarrollando, y entonces algo muy importante, también las sensibilidades a los antibióticos", observó Scott, "de forma que cuando una mujer nos llame o venga a la clínica con síntomas, no tengamos que adivinar, en primer lugar, si se trata o no de una ITU. Y luego, en segundo lugar, no tengamos que adivinar cuáles antibióticos son los mejores para tratarla".

El estudio se publicará en la edición de septiembre de la revista Journal of Urology.

Hay una variedad de tratamientos alternativos, entre ellos complementos de arándanos, un medicamento antiséptico en particular, probióticos y vitamina C, pero hay datos contradictorios sobre todas estas opciones.

Algunos tratamientos hormonales tópicos pueden ser útiles para las mujeres menopáusicas, indicó el Dr. Warren Bromberg, un urólogo del Hospital de Northern Westchester en Mount Kisco, Nueva York, que no participó en el estudio.

La hidratación es la mejor herramienta de prevención, enfatizó Bromberg. Reducir tanto el estreñimiento como la diarrea también puede reducir los riesgos.

Una solución para obtener un diagnóstico más rápido, cuando un cultivo de orina puede tardar de tres a cinco días, es un análisis de orina que pueda completarse con rapidez, planteó Bromberg. No confirma una ITU, pero puede sugerir una debido a ciertos marcadores que aparecerían en la orina.

"Es más bien un dilema, porque A. [las pacientes] no quieren esperar porque están bastante incómodas, pero B. como mencionaron en el artículo, no están encantadas de tomar un antibiótico en primer lugar", dijo Bromberg.

La mejor solución para las ITU recurrentes y la frustración sería que un médico se siente con la paciente, piense en sus necesidades específicas, y cree un plan individualizado que la paciente se sienta cómoda de seguir, indicó Bromberg.

"Hay que intentar solucionarlo juntos", añadió Bromberg. "Necesitamos mucha más investigación sobre el tema, y eso es lo otro que señalan, que necesitamos mucha investigación. [Los investigadores] aún no han explorado las vacunas. Todavía no ha habido mucho éxito. De verdad necesitamos más para ayudar a las mujeres".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre las infecciones del tracto urinario.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Victoria C. Scott, MD, urologist, Cedars-Sinai Medical Center, Los Angeles.; Warren Bromberg, MD, chief, surgical services-urology, and co-director, Minimally Invasive and Robotics Surgery Program, and director, Prostate Cancer Program, Northern Westchester Hospital, Mount Kisco, N.Y.; Journal of Urology, September 2021

Comparte tu opinión