Los alimentos procesados están llevando a los estadounidenses a la obesidad

Los alimentos procesados están llevando a los estadounidenses a la obesidad

JUEVES, 9 de enero de 2020 (HealthDay News) -- Resulta difícil resistirse a la comodidad y el costo más bajo de los alimentos procesados. Pero las comidas y refrigerios listos para comer están haciendo que los estadounidenses sean obesos y tengan una mala salud, sugiere un estudio reciente.

A medida que más personas comen alimentos procesados más baratos, están engordando, advirtió la investigadora Leigh Frame, de la Facultad de Medicina y Salud Mental de la Universidad de George Washington, en Washington, D.C.

Frame y un colaborador analizaron las tendencias alimentarias en Estados Unidos, yendo más allá de las calorías, y hasta el impacto del procesamiento.

"Cuando se compara la dieta de EE. UU. con la dieta de las personas que viven en 'zonas azules' (áreas con poblaciones que viven hasta los 100 años sin enfermedades crónicas), las diferencias son marcadas", dijo en un comunicado de prensa de la universidad.

"Muchas de las tendencias alimentarias que revisamos se vinculan de forma directa con el rápido ritmo del estilo de vida de EE. UU., que contribuye a la epidemia de obesidad a la que ahora nos enfrentamos", añadió Frame, directora ejecutiva de la Oficina de Medicina y Salud Integrales de la universidad.

¿Cuáles son los alimentos más vinculados con el aumento de peso? Incluyen a las papitas fritas, las bebidas endulzadas con azúcar, los dulces y los postres, los granos refinados, las carnes rojas y las carnes procesadas, señalaron los investigadores. Un aumento de peso más bajo y la pérdida de peso se asocian con los granos integrales, las frutas y las verduras.

Los estadounidenses consumen muy poca fibra, y más aditivos alimentarios, como los emulsionantes y las gomas, determinaron los investigadores.

En estudios con animales, se ha mostrado que los emulsionantes en los alimentos procesados alteran al microbioma (la comunidad de microorganismos del cuerpo), aumentan el azúcar en la sangre, provocan un exceso de hambre, aumentan el peso y dañan al hígado, apuntaron los autores del estudio.

Los ensayos con humanos han encontrado que los alimentos ultraprocesados reducen la sensación de saciedad, hacen que se coma más rápido, empeoran la inflamación y el colesterol, y conducen al aumento de peso, añadió el equipo.

Por otro lado, las personas que comen menos carne y más alimentos ricos en fibra y mínimamente procesados sufren menos enfermedades crónicas y obesidad. También tienden a vivir más tiempo con una mayor salud, han encontrado los investigadores.

"En lugar de solo tratar los síntomas de la obesidad y las enfermedades relacionadas con medicamentos, debemos incluir esfuerzos por usar la comida como medicina", planteó Frame.

El estilo de vida y la dieta tienen una gran influencia en la enfermedad crónica en la vejez, explicó.

"Reducir la obesidad y la enfermedad crónica en EE. UU. requerirá que se limiten los alimentos procesados y aumentar el consumo de verduras enteras, legumbres, frutos secos, frutas y agua", observó Frame. "Los proveedores de atención de la salud también deben enfatizar la medicina del estilo de vida, e ir más allá de recetar una pastilla para cada enfermedad".

El informe se publicó en una edición reciente de la revista Current Treatment Options in Gastroenterology.

Más información

Para más información sobre la obesidad, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión