Los adultos gais y lesbianas con frecuencia no aprovechan los medicamentos para el colesterol

MIÉRCOLES, 2 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- Las personas adultas lesbianas, gais y bisexuales (LGB) son menos propensas a tomar estatinas para reducir el colesterol y prevenir las enfermedades cardiacas que los adultos heterosexuales, aunque tienen un riesgo más alto de enfermedad cardiaca, según un estudio reciente.

Los investigadores realizaron una encuesta en línea a más de 1,500 usuarios de Facebook, de a partir de 40 años, y encontraron que casi un tercio tomaban estatinas.

Los adultos gais y lesbianas con frecuencia no aprovechan los medicamentos para el colesterol

Del 12 por ciento de los encuestados que se identificaron como LGB, menos de un 21 por ciento tomaban estatinas para la prevención primaria, en comparación con casi un 44 por ciento de los adultos que no eran LGB.

La prevención primaria es cuando una persona toma estatinas para prevenir la enfermedad cardiaca.

No hubo diferencias significativas entre los adultos LGB y no LGB en el uso de las estatinas para la prevención secundaria (el uso de las estatinas en alguien que ya tiene una enfermedad cardiaca), según el estudio, que se publicó en la edición del 2 de diciembre de la revista Journal of the American Heart Association.

"La diferencia que observamos podría deberse a muchos motivos", afirmó el autor del estudio, Yi Guo, profesor asistente de resultados de salud e informática biomédica del Colegio de Medicina de la Universidad de Florida (UF).

"Los individuos LGB quizá no vayan al médico con tanta frecuencia, lo que conduce a que haya menos probabilidades de que les recomienden estatinas para la prevención de la enfermedad cardiovascular", planteó en un comunicado de prensa de la revista.

También es posible que los adultos LGB sean menos conscientes de que tienen un riesgo más alto de enfermedad cardiaca (en parte porque es más probable que fumen, beban alcohol, usen drogas y sean obesos) o de los efectos protectores de las estatinas.

"Nos sorprendió ver una diferencia de tal magnitud en la prevención primaria, con una tasa de menos de la mitad respecto a la población no LGB. Esto resalta la necesidad urgente de intervenciones y campañas individualizadas que fomenten la concienciación sobre el uso de las estatinas y la salud cardiovascular en la población LGB", señaló Guo.

"Los proveedores de atención de la salud deben abordar sus propios sesgos, y comprender las complejidades de los pacientes LGB, y asegurarse de proveer recomendaciones orientadas por las directrices de una forma que sea culturalmente competente", aseguró el coautor del estudio, Jiang Bian, profesor asociado de resultados de salud e informática biomédica del Colegio de Medicina de la UF.

"Lo que encontramos concuerda mucho con la declaración de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) sobre los adultos LGBTQ", enfatizó Bian en el comunicado.

"En primer lugar, se necesita más investigación para comprender mejor los riesgos y los resultados de las enfermedades de salud cardiovascular en la población LGB. En segundo lugar, se necesitan programas educativos para educar a los profesionales de la salud sobre los riesgos y resultados exclusivos de la población LGB, y de la forma adecuada de comunicarse con las personas LGB", añadió.

Más información

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. ofrece más información sobre las estatinas.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Journal of the American Heart Association, news release, Dec. 2, 2020

Comparte tu opinión