Los adolescentes con frecuencia no tienen una idea precisa de su peso, con resultados malsanos

Los adolescentes con frecuencia no tienen una idea precisa de su peso, con resultados malsanos

LUNES, 4 de febrero de 2019 (HealthDay News) -- Casi uno de cada cuatro adolescentes estadounidenses tienen una percepción errónea de su peso, y eso puede desencadenar una cadena negativa de eventos, señalan unos investigadores.

"Los adolescentes estadounidenses con una percepción errónea sobre su peso son significativamente más propensos a implicarse en hábitos dietarios y de alimentación malsanos, y son más propensos a tener estilos de vida sedentarios", advirtió el autor para la correspondencia del estudio, Jagdish Khubchandani, profesor de ciencias de la salud en la Universidad Estatal de Ball, en Indiana.

"Al contrario, los adolescentes que tienen percepciones precisas sobre su peso practican unas conductas más saludables o evitan métodos riesgosos para perder peso", añadió en un comunicado de prensa de la universidad.

En el estudio, los investigadores analizaron datos del gobierno sobre unos 12,000 adolescentes de EE. UU., de 15 a 17 años de edad, y encontraron que un 32 por ciento tenían sobrepeso o eran obesos.

Casi un 23 por ciento de los adolescentes tenían percepciones erróneas sobre su peso: un 11.6 por ciento creían incorrectamente que tenían sobrepeso, y un 11.3 por ciento pesaban más de lo que deberían, pero pensaban que estaban sanos y subestimaban su peso.

Las chicas eran más propensas que los chicos a percibir su peso de forma errónea, encontraron los investigadores.

Los adolescentes que creían por error que tenían sobrepeso eran menos propensos a beber jugo de fruta o leche, a comer fruta o a desayunar de forma regular.

Los adolescentes que en realidad tenían sobrepeso o creían que tenían sobrepeso eran los menos propensos a realizar 60 minutos de actividad física al día cinco días a la semana, anotaron los investigadores.

"Las evidencias recientes también sugieren que la percepción errónea del peso en la adolescencia se asocia con obesidad en la adultez", advirtió Khubchandani.

"Las intervenciones en la niñez temprana para fomentar una percepción en relación con el peso y una gestión del peso adecuadas podrían tener un impacto duradero en la carga de enfermedad crónica, además de prevenir unas dietas y una inactividad física malsanas en la juventud", sugirió.

"Algo interesante es que la percepción errónea del peso se ha vinculado con trastornos de la alimentación, que son una causa importante de morbilidad en los estadounidenses jóvenes", advirtió Khubchandani.

"Los enfermeros escolares y los maestros de salud están en una posición única para educar a los estudiantes y prevenir la percepción errónea sobre el peso, los trastornos de la alimentación e implicar a los estudiantes en unas conductas saludables", añadió.

También dijo que "unas rutinas de ejercicio regulares en los jóvenes también conforman las conductas futuras de actividad física. La literatura ha documentado una variedad de intervenciones basadas en la escuela y rentables para mejorar la actividad física juvenil, que se pueden implementar en los jóvenes en el ámbito escolar".

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Journal of School Nursing.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece consejos de salud para los adolescentes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión