Los ACV provocados por la COVID quizá resulten en más discapacidad

MIÉRCOLES, 9 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Los accidentes cerebrovasculares (ACV) provocados por la COVID-19 parecen provocar una mayor discapacidad y ser más letales que los que no están asociados con la enfermedad infecciosa, muestra un estudio reciente.

Alrededor de un tercio de los pacientes con COVID-19 desarrollan complicaciones neurológicas, y muchos llegan al hospital con ACV isquémicos (un bloqueo en el flujo sanguíneo al cerebro), según unos investigadores que estudiaron los casos en América del Norte.

Los ACV provocados por la COVID quizá resulten en más discapacidad

"Hay una interacción que todavía se desconoce entre la enfermedad respiratoria por la COVID y el ACV, porque la tasa de malos resultados o mortalidad es sin duda más alta de lo que sería en alguien que solo tuvo el síndrome de distrés respiratorio agudo o la neumonía de la COVID, y también peor que la de alguien que tuviera un ACV de un tamaño equivalente en la era anterior a la COVID", comentó el coautor del estudio, el Dr. Adam Dmytriw, neurorradiólogo intervencionista y miembro de neurocirugía endovascular del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

Los hallazgos también sugieren que los pacientes de las áreas menos ricas podrían tener un riesgo más grande de complicaciones graves por la COVID-19, como un accidente cerebrovascular, porque tienen menos capacidad de cumplir las medidas de protección, como el distanciamiento social o trabajar desde casa, advirtió Dmytriw en un comunicado de prensa del hospital.

En el estudio, el equipo de la investigación examinó los expedientes médicos de 230 pacientes con un ACV isquémico que fueron atendidos en 30 centros de ACV en Estados Unidos y Canadá, entre mediados de marzo y finales de agosto de 2020, la primera ola de la pandemia de COVID-19.

A alrededor de la mitad (un 51 por ciento) de los pacientes les fue mal, y un 39 por ciento fallecieron en el hospital o en un plazo de 30 días tras recibir el alta, según el estudio. Los resultados se publicaron en una edición reciente en línea de la revista Journal of Neurology, Neurosurgery & Psychiatry.

En comparación, los datos de grandes ensayos clínicos que se realizaron antes de la pandemia encontraron que la tasa general de muerte entre los pacientes con ACV isquémicos era de alrededor de un 28 por ciento.

"Este estudio es como una autopsia de cómo las áreas más afectadas respondieron a la primera ola de la pandemia", anotó Dmytriw.

"Algunos de los informes iniciales que tuvimos provinieron de hospitales en las áreas más ricas, por ejemplo el centro de Manhattan, donde era menos probable que hubiera personas con un estatus socioeconómico más bajo. Aunque el Mass General es un hospital de este tipo, nuestra meta era crear un consorcio que incluyera hospitales en otros distritos de Nueva York, fuera del área metropolitana de Boston, y dentro y alrededor de Detroit, además de centros diversos de una costa a otra", explicó Dmytriw.

"Este estudio reveló lo grande que fue la mortalidad por los ACV asociados con la COVID durante la primera ola, lo altas que fueron las tasas de discapacidad para muchos pacientes, y que estas tasas de mortalidad y discapacidad fueron mayores que las experimentadas en la primera ola en otros países", añadió.

Más información

La Asociación Americana del Accidente Cerebrovascular (American Stroke Association) ofrece más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Massachusetts General Hospital, news release, Feb. 7, 2022

Comparte tu opinión