Lo último sobre los tratamientos para la COVID-19

Lo último sobre los tratamientos para la COVID-19

MARTES, 21 de abril de 2020 (HealthDay News) -- Hay mucha confusión respecto a los medicamentos y la COVID-19, y los expertos ofrecen algunas respuestas.

No hay tratamientos farmacológicos probados para la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus, de forma que los médicos a veces usan medicamentos aprobados para otras afecciones con el fin de tratar a los pacientes con COVID-19 enfermos de gravedad. Esto se conoce como uso fuera de lo aprobado.

Un medicamento que se está investigando como posible tratamiento para la COVID-19 es la hidroxicloroquina, que está aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. para tratar la malaria, pero que es de uso común para tratar enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide y el lupus.

La hidroxicloroquina, que con frecuencia se combina con el antibiótico azitromicina, se ha publicitado como un tratamiento potencial para la COVID-19. Ninguno de esos fármacos es un antiviral, y se ha mostrado que la combinación provoca problemas cardiacos en algunos pacientes.

Algunas personas se preguntan si deben tomar hidroxicloroquina para prevenir la COVID-19. La respuesta es un no rotundo, señalaron Chris Bland y Tim Brown, del Colegio de Farmacia de la Universidad de Georgia.

"No creo que en este momento nadie fuera de un hospital deba ser candidato para el uso conjunto de esos dos medicamentos para la COVID-19", enfatizó Bland en un comunicado de prensa de la universidad.

"En el hospital, podemos realizar una monitorización cardiaca de estos pacientes para garantizar la seguridad. Hay datos muy limitados de la efectividad, y un riesgo definitivo de toxicidad cardiaca", advirtió Bland. "Por eso no lo recomendamos a los pacientes ambulatorios".

El remdesivir, un antiviral experimental, se muestra promisorio contra la COVID-19, pero todavía no está aprobado por la FDA para tratar la afección. Se necesita más investigación para evaluar los efectos del fármaco en la COVID-19, y se están llevando a cabo varios ensayos en todo el mundo.

También hay afirmaciones respecto a que el ibuprofeno hace que las personas sean más susceptibles al coronavirus, y que los inhibidores de la ECA, que se usan para tratar la hipertensión y la insuficiencia cardiaca, aumentan el riesgo de malos resultados en los pacientes con COVID-19.

No hay pruebas de ninguna de esas afirmaciones, señalaron Bland y Brown.

También advirtieron que las personas que dejan de tomar los inhibidores de la ECA de repente se ponen en riesgo de unos aumentos drásticos en la presión arterial y de empeorar los problemas cardiacos.

"Uno de los últimos lugares donde querría estar es en el hospital, donde podrían estar atendiendo potencialmente a pacientes con COVID-19, y tener un riesgo más alto de exposición", añadió Bland. "Nunca se debe iniciar ni parar nada que sea un medicamento crónico sin hablar con un proveedor de atención de la salud, como un farmacéutico o su médico".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión