Lo que los padres pasan por alto cuando su hijo adolescente es un videojugador empedernido

Lo que los padres pasan por alto cuando su hijo adolescente es un videojugador empedernido

LUNES, 20 de enero de 2020 (HealthDay News) -- La mayoría de los padres estadounidenses creen que sus hijos adolescentes pasan demasiado tiempo jugando videojuegos, pero muchos subestiman la cantidad real, muestra una encuesta reciente.

La encuesta de casi 1,000 padres con al menos un hijo de 13 a 18 años encontró que un 86 por ciento dijeron que su hijo adolescente pasa demasiado tiempo jugando videojuegos.

Entre los padres de los videojugadores diarios, un 54 por ciento reportan que su hijo adolescente juega tres o más horas al día, en comparación con un 13 por ciento de los adolescentes que no juegan a diario.

Pero apenas un 13 por ciento de los padres de los videojugadores diarios creen que sus hijos adolescentes pasan más tiempo jugando que otros adolescentes, y un 78 por ciento creen que sus hijos adolescentes juegan menos o más o menos lo mismo que sus pares, según la Encuesta nacional sobre la salud de los niños del Hospital Pediátrico C.S. Mott, de la Universidad de Michigan.

"Muchos padres de videojugadores frecuentes tienen una idea errónea respecto a que la cantidad de tiempo que su hijo adolescente pasa jugando videojuegos concuerda con sus pares", comentó en un comunicado de prensa de la universidad el codirector de la encuesta, el Dr. Gary Freed, pediatra del Mott.

El doble de padres dijeron que sus chicos adolescentes juegan videojuegos cada día, en comparación con los padres de chicas adolescentes. Los chicos adolescentes también fueron más propensos a pasar tres o más horas jugando.

Los padres dijeron que jugar videojuegos con frecuencia interfiere con otros aspectos de las vidas de sus hijos adolescentes, como las actividades e interacciones familiares (un 46 por ciento), el sueño (un 44 por ciento), las tareas escolares (un 34 por ciento), las amistades con pares que no son videojugadores (un 33 por ciento), y las actividades extracurriculares (un 31 por ciento).

"Aunque muchos padres creen que los videojuegos pueden ser buenos para los adolescentes, también reportan varios impactos negativos de jugar videojuegos de forma prolongada", señaló Freed.

"Los padres deben vigilar de cerca la conducta de juego de videojuegos de sus hijos adolescentes y fijar unos límites razonables para reducir los impactos nocivos en el sueño, las relaciones familiares y paritarias y el rendimiento escolar", sugirió.

La encuesta encontró que los padres usan distintas estrategias para limitar el tiempo que sus hijos adolescentes pasan jugando videojuegos, lo que incluye animar a la realización de otras actividades (un 75 por ciento), fijar límites de tiempo (un 54 por ciento), ofrecer incentivos para limitar los videojuegos (un 23 por ciento), y esconder el equipo de videojuegos (un 14 por ciento).

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre los videojuegos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión