Lo que las personas con diabetes tipo 1 deben saber sobre la COVID-19

Lo que las personas con diabetes tipo 1 deben saber sobre la COVID-19

JUEVES, 9 de abril de 2020 (HealthDay News) -- Si usted o su hijo tienen diabetes tipo 1, ya tiene muchas preocupaciones de salud adicionales, y ahora debe añadir las infecciones con la COVID-19 a esa lista.

Quizá se pregunte si tiene un riesgo más alto de contraer la COVID-19, o si podrá obtener los suministros para la diabetes y cómo podría gestionar la enfermedad si se contagia.

A continuación, unas informaciones que podrían ayudarle a pasar por este difícil momento:

¿Tengo un riesgo más alto de la COVID-19?

Aaron Kowalski, director ejecutivo de la JDRF (que antes se conocía como la Juvenile Diabetes Research Foundation), tiene buenas noticias al respecto.

"Las personas sanas con diabetes tipo 1 no tienen un riesgo más alto si tienen una A1C razonable", aseguró. La A1C es una prueba de sangre que calcula el control del azúcar en la sangre durante los últimos dos o tres meses.

Pero en los que tienen problemas para mantener su A1C baja, añadió, un azúcar en la sangre constantemente alto puede hacer que las personas sean más susceptibles a la infección.

La Dra. Mary Pat Gallagher es directora del centro de diabetes pediátrica de Langone Health de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

"Si tiene una A1C de menos de un 9.5 por ciento, en realidad no se le considera inmunocomprometido", aclaró. "Unos niveles más altos de azúcar en la sangre durante más de dos semanas pueden afectar a la función inmunitaria".

Pero advirtió que "ninguno tenemos ninguna inmunidad contra este virus. Todos somos extremadamente susceptibles, tengamos o no diabetes tipo 1".

¿Qué sucede con las complicaciones?

Aunque algunos datos tempranos de China e Italia parecen sugerir que las personas con diabetes tienen un riesgo más alto de complicaciones, Gallagher añadió que es probable que esos hallazgos representen a personas mayores con diabetes tipo 2 y afecciones médicas adicionales.

"Parece que a los niños les va muy bien, independientemente [de cualquier otra enfermedad]. Claro que hay niños en el hospital, pero su riesgo de desarrollar una enfermedad grave es mucho más bajo", anotó Gallagher.

Y sea cual sea su edad, si su azúcar en la sangre está bien controlado, es probable que no tenga un riesgo más alto de las complicaciones específicas de la COVID-19. Pero enfermarse cuando se tiene diabetes tipo 1 siempre es un problema.

Tener una enfermedad con frecuencia provoca estragos en el control del azúcar en la sangre. Se sabe que las enfermedades virales, como la gripe, aumentan el riesgo de cetonas y cetoacidosis diabética (CAD), así que es importante que tenga un cuidado adicional respecto a la gestión de su diabetes tipo 1. Las cetonas son sustancias que pueden acumularse en el cuerpo cuando procesa la grasa o la energía. Cuando hay demasiadas cetonas, puede ocurrir la CAD, que es una afección potencialmente letal.

Tenga en cuenta que algunos medicamentos pueden aumentar su azúcar en la sangre, y algunos fármacos afectan a la precisión de las mediciones de ciertos monitores continuos de la glucosa.

"Enfermarse sin duda profundiza la complejidad de la diabetes tipo 1", aseguró Kowalski. "Contar con un plan de gestión para los días en que esté enfermo es importante".

Gallagher recomendó conseguir un número telefónico que esté disponible las 24 horas del consultorio de su médico, al que pueda comunicarse durante una emergencia. Colóquelo en un lugar en que sea fácil de ver para toda la familia.

Los suministros que debe tener a mano

Gallagher aconsejó surtir sus recetas lo antes posible, si aún no lo ha hecho. Sugirió que intente obtener suministros para tres meses. "Muchas compañías de seguro están suspendiendo las restricciones de tiempo de las recetas", señaló.

Entre los suministros que debe tener a mano típicamente se encuentran:

  • Insulina
  • Insulina de acción prolongada de respaldo (si actualmente usa una bomba)
  • Glucagón
  • Suministros para las bombas de insulina (como reservorios y sets de infusión)
  • Sensores para los medidores continuos de glucosa (MCG)
  • Tiras de cetonas
  • Pilas para las bombas de insulina, los MCG y el medidor de glucosa estándar
  • Tiras reactivas para el azúcar en la sangre (asegúrese de que no estén caducadas) y lancetas
  • Tratamientos para el azúcar bajo en la sangre (como pastillas de glucosa y jugo)
  • Comida fácil de digerir, como galletas, sopa o paletas de helado
  • Líquidos con y sin azúcar (para tener opciones para las situaciones en que el azúcar en la sangre esté tanto alto como baja)

Kowalski comentó que la JDRF se ha comunicado con los fabricantes de insulina y dispositivos, y que la cadena de suministros es sólida. No hay inquietudes significativas sobre una escasez. Dijo que podría haber una escasez puntual durante algunos días de seguido en algunas áreas, porque muchas personas han estado surtiendo recetas al mismo tiempo, y muchas han cambiado de los suministros para un mes a suministros para tres meses.

Qué hacer si enferma

Si enferma, llame al médico para recibir instrucciones más específicas sobre qué hacer.

Su gestión de días de enfermedad para la diabetes debería indicar en qué momento hacerse pruebas de cetonas. Como norma general, si usa una bomba de insulina y su azúcar en la sangre supera los 250 miligramos por decilitro (mg/dL), y no ha respondido a una dosis correctora de insulina, revise sus cetonas y llame al médico.

Si se inyecta varias veces al día y su azúcar en la sangre supera los 250 mg/dL (a pesar de una dosis correctora de insulina) durante más de dos o tres horas, revise sus cetonas y llame al médico, sugirió Gallagher. Alguien del equipo de su médico le orientará sobre lo que debe hacer para ayudar a reducir su azúcar en la sangre.

Gallagher afirmó que es importante recordar que las personas con diabetes tipo 1 siempre necesitan una insulina de acción prolongada (llamada insulina "basal" en una bomba), incluso cuando están enfermas. Comentó que la insulina basal se puede reducir, pero no abandonar, sobre todo no durante más de varias horas, sin hablar con alguien de su equipo de atención de la salud para la diabetes.

Si tiene dolor abdominal, náuseas, vómitos, fatiga excesiva, o un aliento con olor afrutado, llame a su médico de diabetes de inmediato. Son señales de CAD.

El día a día

Kowalski sugirió que todos sigan las directrices sobre el lavado de mano, mantener una distancia física segura de los demás, y ponerse de pie y moverse. En los momentos alarmantes, el ejercicio puede ser una buena forma de liberar estrés, aseguró.

Gallagher enfatizó la necesidad de que las personas con diabetes tipo 1 y sus familias intenten hacer algo de actividad física cada día, al mismo tiempo que mantienen las normas del distanciamiento social, por supuesto. Apuntó que una hora es ideal.

Y añadió que "hay muchas preocupaciones sobre un acceso constante a los alimentos, haciendo que planificar una comida resulte más difícil. También es fácil comer mal cuando se está estresado, así que intente elegir alimentos buenos cuando pueda".

Más información

Para más información sobre la diabetes tipo 1 y el coronavirus, visite la JDRF.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión