SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Lo que hay que saber sobre los ACV

El accidente cerebrovascular (ACV) es la causa principal de muertes prevenibles en Estados Unidos, pero la falta de concienciación y de recursos dificultan los esfuerzos para cambiar eso, según la Asociación Americana de Accidentes Cerebrovasculares (American Stroke Association).

"Debemos continuar de forma agresiva nuestros esfuerzos por reducir los ACV, sobre todo en las comunidades multiculturales, y llegar a las personas a una edad más temprana", dijo el Dr. Mitchell Elkind, profesor de neurología y epidemiología en la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York, y presidente de la Asociación Americana de Accidentes Cerebrovasculares.

Para distinguir a mayo como el mes estadounidense del ACV, la asociación publica una variedad de hechos sobre la afección.

"Existen tres tipos distintos de ACV: el isquémico, el hemorrágico y el accidente isquémico transitorio (AIT). Un ACV isquémico es un bloqueo provocado por un coágulo en una arteria que llega al cerebro, mientras que un ACV hemorrágico se produce cuando una arteria del cerebro se rompe. Un AIT o 'mini-ACV' es provocado por un bloqueo temporal. El 87 por ciento de todos los ACV son isquémicos", dijo la asociación en un comunicado de prensa.

Durante un ACV, casi 120 millones de células cerebrales mueren cada hora. En comparación con la tasa normal de envejecimiento cerebral, el cerebro envejece 3.6 años cada hora durante un ACV. Cuanto antes reciba atención médica un paciente, mayores son las probabilidades de recuperación.

Más o menos un 66 por ciento de los ACV son detectados por un transeúnte, pero menos de la mitad de los estadounidenses conocen las señales de advertencia y los síntomas comunes del ACV: la caída de la cara, la debilidad de los brazos y la dificultad para hablar; ese es el momento de llamar al 911.

Los otros síntomas del ACV incluyen el entumecimiento súbito, el problema repentino para ver en uno o ambos ojos, un dolor de cabeza severo repentino sin una causa conocida y dificultades repentinas para caminar.

Llamar al 911

La forma más rápida para que los pacientes con un ACV reciban tratamiento es llamar al 911. Ir al hospital conduciendo es un error común que comete la gente, y puede resultar en unos tiempos de espera más largos antes de que el paciente reciba atención médica.

Uno de cada 4 supervivientes a un ACV sufre otro. La prevención es crucial para los supervivientes al ACV porque los segundos ACV pueden ser más debilitantes que los primeros.

Las tasas de ACV están en aumento entre los estadounidenses de 30 a 39 y de 40 a 49 años de edad, y el riesgo de ACV en el cinturón del ACV (una región de 11 estados en el sureste de Estados Unidos) es un 34 por ciento más alto que en la población general.

La hipertensión es la causa controlable más común de ACV, y casi la mitad de los adultos en EE. UU. (aproximadamente 103 millones) tienen hipertensión.

Otros factores de riesgo de ACV incluyen la obesidad, la diabetes, el colesterol, fumar y los antecedentes familiares.

El 80 por ciento de los ACV son prevenibles, y el riesgo de ACV puede reducirse mediante los hábitos del estilo de vida, como una alimentación saludable y ser físicamente activo.

Más información

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU. tiene más información sobre los accidentes cerebrovasculares.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad