¿Llegó el momento de replantarse las ideas sobre el ejercicio y la enfermedad de células falciformes?

¿Llegó el momento de replantarse las ideas sobre el ejercicio y la enfermedad de células falciformes?

MARTES, 19 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- El ejercicio leve es seguro y beneficioso para las personas con enfermedad de células falciformes, lo que contradice a las creencias tradicionales, encuentra un estudio reciente.

La enfermedad de las células falciformes afecta al flujo sanguíneo en el cuerpo. Como el ejercicio intenso aumenta el flujo sanguíneo, puede conducir a problemas cardiacos y fuertes dolores en alguien que tenga la enfermedad de células falciformes. Como resultado, se aconseja a muchos pacientes que eviten todos los tipos de ejercicio.

Pero este estudio amplía las crecientes evidencias de que el ejercicio de intensidad baja a moderada puede ser útil.

"Cuando el ejercicio físico se personaliza para que tenga una intensidad de leve a moderada, el riesgo de problemas es limitado", aseguró el autor principal, Laurent Messonnier, de la Universite Savoie Mont Blanc, en Francia.

El estudio incluyó a 40 pacientes que se asignaron al azar a seguir su estilo de vida normal, en que hacían una actividad física limitada, o a participar en sesiones de ejercicio de 40 minutos de intensidad moderada en bicicletas estacionarias tres veces por semana. El ejercicio se personalizó individualmente.

Tras ocho semanas, se hicieron biopsias del tejido muscular de los muslos de los participantes. Las muestras mostraron que los del grupo del ejercicio tuvieron un aumento significativo en la densidad de unos vasos sanguíneos pequeños llamados capilares, en el número de capilares alrededor de la fibra muscular, y en el área de superficie a través de la cual el oxígeno y los nutrientes pueden fluir entre la sangre y el músculo.

Investigaciones anteriores encontraron que la enfermedad de células falciformes puede provocar una reducción en los vasos sanguíneos de los músculos. Los hallazgos del estudio sugieren que el ejercicio de intensidad moderada podría ayudar a contrarrestar esto y a mejorar el suministro de sangre y oxígeno a los tejidos, según los investigadores.

También encontraron que el grupo de ejercicio mostró mejoras significativas en su función muscular y capacidad física general, y que algunos pacientes reportaron mejoras en el sueño, la concentración y las interacciones sociales.

Según el estudio, no ocurrieron problemas graves en el grupo del ejercicio. Los resultados aparecen en la edición del 19 de noviembre de la revista Blood.

Cuando se realiza de forma regular, este tipo de ejercicio podría inducir beneficios que mejoren las capacidades físicas y la calidad de vida de los pacientes, planteó Messonnier en un comunicado de prensa de la Sociedad Americana de Hematología (American Society of Hematology).

Pero se necesita más investigación para aprender más sobre los beneficios y los riesgos del ejercicio en las personas con enfermedad de células falciformes, añadió Messonnier.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre la enfermedad de células falciformes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión