SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Legalizar la marihuana medicinal no aliviará la crisis de opioides, según un estudio

LUNES, 10 de junio de 2019 (HealthDay News) -- La marihuana medicinal ha dado esperanzas en la epidemia de opioides, y los estados han legalizado la droga con la idea de que su uso reduzca las sobredosis letales por el uso de analgésicos.

Ahora, un estudio reciente desinfla esa idea.

No hay ninguna asociación entre las leyes sobre la marihuana medicinal y las tasas de mortalidad por sobredosis de opioides, informan los investigadores.

La tasa de muertes por sobredosis en realidad aumentó entre 1999 y 2017 en los estados que legalizaron la marihuana medicinal, en alrededor de un 23 por ciento, según los nuevos resultados.

Pero eso no significa que la marihuana medicinal esté fomentando las sobredosis de opioides, enfatizan los investigadores.

"No creemos que eso signifique que el cannabis medicinal esté ahora provocando muertes de personas, y tampoco pensamos que estuviera salvando vidas antes", señaló el investigador sénior, Keith Humphreys.

"Debe haber otras cosas que lleven a esta relación en una dirección u otra, pero fundamentalmente no es una relación causal", dijo Humphreys, profesor de psiquiatría y ciencias conductuales en la Universidad de Stanford.

El nuevo informe, publicado el 10 de junio en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, replica y amplía un estudio de 2014. Ese estudio encontró que la marihuana medicinal podría estar ofreciendo a los pacientes una alternativa menos peligrosas que los opioides para el alivio del dolor.

El estudio anterior descubrió que las leyes estatales sobre la marihuana medicinal se habían asociado con una reducción del 21 por ciento en las tasas de mortalidad por sobredosis de opioides entre 1999 y 2010.

"Los estados han usado los hallazgos del estudio anterior como justificación para legalizar el cannabis medicinal", comentó la investigadora principal, Chelsea Shover, investigadora postdoctoral en la Stanford.

Desde entonces, el panorama de la legalización de la marihuana ha cambiado en Estados Unidos. La marihuana medicinal se permite ahora en 47 estados, un aumento respecto a apenas 13 estados en 2010.

Humphreys, Shover y sus colaboradores decidieron volver a abordar el estudio anterior, ampliándolo al añadir siete años de datos recolectados mientras la legalización de la marihuana se extendía por el país.

"Repetimos el estudio original. Usamos los mismos métodos", dijo Shover. "Incluso encontramos lo mismo si nos detuviéramos en 2010. Pero cuando observamos un periodo más largo, la tendencia desapareció, e incluso se revirtió".

Emily Feinstein, directora y vicepresidenta ejecutiva del Centro de la Adicción, indicó que el nuevo estudio muestra que muchos estados "han sido mal orientados por estudios insuficientes o que se han malinterpretado, y han creído que la marihuana es una herramienta efectiva para combatir la crisis de opioides".

"Hay muchos castillos en el aire sobre la marihuana. Las personas quieren que sea una panacea, o un medicamento inocuo y beneficioso, pero esa imagen está siendo propagada por una industria que prioriza las ganancias en lugar de la salud del público", advirtió Feinstein. "Debemos crear políticas sobre la marihuana que se basen en datos firmes y creíbles, no asociaciones, sugerencias ni experiencias personales".

Los investigadores sospechan que el primer grupo de hallazgos positivos se basaron en otras políticas estatales que redujeron las muertes por los opioides en estados que, por coincidencia, también habían adoptado pronto la marihuana medicinal.

Esas políticas incluyen un mejor acceso a la atención de la salud, un énfasis en el tratamiento de la adicción como enfermedad, y políticas que dirigían a las personas que violan las leyes sobre las drogas al tratamiento en lugar de la prisión, plantearon Humphreys y Shover.

Los investigadores también notaron que apenas alrededor de un 2.5 por ciento de la población de EE. UU. usa marihuana medicinal, lo que hace que sea poco probable que su uso pudiera afectar las estadísticas sobre la mortalidad.

Un representante de NORML, un grupo a favor de la reforma sobre la marihuana, se mostró de acuerdo en que la inclusión de más estados ha dado forma a los nuevos resultados, pero el grupo continúa respaldando la idea de que la marihuana medicinal puede reducir las muertes por sobredosis.

"No todos los programas médicos o de legalización son iguales", afirmó Mitch Earleywine, miembro del comité asesor de NORML y profesor de psicología en la Universidad de Albany y la Universidad Estatal de Nueva York.

Cree que los estados que adoptaron las leyes sobre la marihuana medicinal más recientemente no están haciendo un buen trabajo para llevar la marihuana medicinal a las manos de las personas que se beneficiarían de ella.

"Incluir a un estado con un sistema de distribución muy nuevo y que apenas es funcional en el grupo de estados 'legales' o 'medicinales' diluye cualquier impacto de las leyes, porque el cannabis simplemente no está tan disponible como quizá esté en los estados con programas establecidos que han funcionado durante años", advirtió Earleywine.

La marihuana sí tiene un lugar en la medicina, afirmó Shover.

"La moraleja de nuestro estudio no es que el cannabis no tenga beneficios médicos. Los cannabinoides sí parecen tener beneficios médicos, en algunos contextos", dijo Shover.

Pero las personas no deben tener la falsa esperanza de que las leyes sobre la marihuana médica reducirán las muertes por sobredosis de opioides", apuntó Humphreys. En su lugar, los estados deben enfocarse en mejores políticas para lograr que los adictos entren en tratamiento, y hacer que la naloxona, el medicamento que revierte las sobredosis, esté más fácilmente disponible.

"Comprendo que muchos estén desesperados", añadió Humphreys. "Pero hay que escuchar a las evidencias. No es verdad".

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU. ofrece más información sobre la marihuana medicinal.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad