Leerle en voz alta a sus hijos podría hacerlos más inteligentes

MARTES, 31 de mayo de 2022 (HealthDay News) -- Leerle a los niños pequeños crea vínculos con sus cuidadores y potencia sus habilidades lingüísticas y de alfabetización, pero la hora de los cuentos también beneficia a los niños mayores, informa un estudio reciente.

Leer en voz alta a los niños de 6 a 12 años durante una hora al día en la escuela puede mejorar su inteligencia, informan unos investigadores italianos.

Leerle en voz alta a sus hijos podría hacerlos más inteligentes

"¿Funciona? Sí, encontramos algunas evidencias convincentes de que funciona", aseguró el investigador Emanuele Castano durante una conferencia de prensa reciente sobre los nuevos hallazgos. Castano es profesor de psicología y ciencias cognitivas de la Universidad de Trento.

El experimento se llevó a cabo en 32 escuelas primarias italianas, donde los niños reciben en general unas seis horas de clases en un día escolar de ocho horas, dijo Castano.

En el grupo de la intervención, el maestro leyó ficción adecuada para la edad en voz alta a los estudiantes durante una hora al día. El grupo de control continuó con sus actividades regulares. En total, el estudio incluyó a 626 niños.

Al comienzo y de nuevo cuatro meses más tarde, se evaluó a los niños con dos medidas estándar: la Escala Wechsler de Inteligencia para Niños (WISC-IV) y el Sistema de Evaluación Cognitiva (CAS2).

La WISC-IV mide lo que los niños saben: vocabulario, comprensión, similitudes, información y razonamiento verbal. La CAS2 evalúa las "habilidades de pensamiento", como la atención y el procesamiento.

Aunque el grupo de control mostró avances en ambas pruebas, esto era de prever en el desarrollo normal, aclaró Castano. En comparación, los niños a quienes les leyeron durante una hora al día mostraron "un aumento marcadamente más fuerte en las medidas de inteligencia, tanto en el conocimiento de las cosas como en las habilidades de pensamiento", según el estudio.

"La mejora surge en cada una de las subescalas de ambas medidas", dijo Castano.

El ensayo se basa en una iniciativa de una década de duración de investigadores de la Universidad de Perugia, según el estudio. Ese trabajo también investigó los efectos de leer en voz alta a personas mayores y a niños de hasta 12 años.

Los estudios han hecho que las autoridades de Toscana, una de las 20 regiones administrativas de Italia, adopten una hora al día de lectura en voz alta en las escuelas públicas, señalaron los investigadores.

Castano afirmó que el programa es transformador.

"Una vez se entrena a los maestros, puede tener un impacto a largo plazo. Se puede tener un impacto a largo plazo en los niños, en la escuela. Es fácil de ampliar", aseguró. "Como han mostrado investigaciones anteriores, leer ficción (en particular ficción literaria de alta calidad) puede tener otros beneficios para los niños, por ejemplo el desarrollo de sus habilidades emocionales sociales".

El viernes se presentó un resumen del estudio en una conferencia de prensa virtual, que se celebró como parte de una reunión de la Asociación de Ciencias Psicológicas (Association for Psychological Science). Las investigaciones presentadas en las reuniones se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

El Dr. Dipesh Navsaria, vocero de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics), reaccionó a los hallazgos preliminares.

"Hay evidencias abrumadoras de que leerle al niño, con el niño, cada día incluso durante un periodo corto es increíblemente beneficioso para el niño, y también es probable que para el adulto, de distintas formas", planteó Navsaria, profesor asociado de pediatría, desarrollo humano y estudios de la familia de la Universidad de Wisconsin-Madison.

Como el estudio completo todavía no estaba disponible, Navsaria no pudo comentar sobre el aumento reportado en la inteligencia. Pero apuntó a los muchos otros beneficios que los niños reciben cuando alguien les lee.

Sus vocabularios tienden a ser más amplios. Están más familiarizados con los libros y su funcionamiento. También tienen un conocimiento más amplio del mundo que los rodea, aseguro.

"En realidad, el factor principal no es el libro en sí, así que nadie debe pensar que solo hay que darles más libros a los niños. El factor principal es en realidad la interacción con el padre o cuidador", enfatizó Navsaria.

Por ejemplo, cuando un adulto comparte un libro con un niño pequeño, la experiencia debe ser más interactiva para mantener su interés, apuntó.

"Se encuentra que hay todo tipo de oportunidades para la interacción con el adulto, casi como el vaivén de una danza, la conversación, al señalar las cosas, al escuchar, al hablar sobre las historias, todas esas cosas que el libro ayuda a estructurar y que son en realidad el factor clave del desarrollo", dijo Navsaria.

Algunos niños que tienen la edad suficiente para leer también tienen dificultades para descodificar el texto, aunque les hayan leído desde una edad temprana, anotó. La descodificación es el proceso mediante el cual las palabras impresas se traducen en habla. Esos niños quizá eviten los libros porque es mucho trabajo, advirtió Navsaria.

"Leer en voz alta, de forma muy parecida a los audiolibros, elimina el trabajo de la descodificación visual del texto, y les permite de cualquier forma disfrutar del lenguaje, la narrativa, el vocabulario, todos los elementos de las cosas, de las cosas maravillosas que los libros nos brindan, pero lo hacen mientras eliminan esa parte de descodificación que, de nuevo, es difícil para algunos niños", explicó.

Leerle a los niños puede beneficiarlos a cualquier edad, según Reach Out and Read, un grupo en el que Navsaria está implicado. Algunas familias quizá piensen que, una vez el niño lee de forma fluida, más o menos en el tercer curso, ya no necesita que le lean en voz alta.

"Recuerde que, una vez más, incluso para un lector fluido, la descodificación requiere capacidad intelectual, y la alegría de estar sentado y que le lean en voz alta, aunque sea un lector fluido, puede ser notable", concluyó Navsaria.

Más información

La Academia Americana de Pediatría ofrece consejos para ayudar a su hijo a disfrutar de la lectura en voz alta.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Emanuele Castano, PhD, professor, psychology and cognitive science, University of Trento, Italy, and researcher, Italian National Research Council, Trento; Dipesh Navsaria, MD, MPH, MSLIS, associate professor, pediatrics and human development and family studies, University of Wisconsin–Madison, and spokesman, American Academy of Pediatrics; online news briefing, Association for Psychological Science, May 27, 2022

Comparte tu opinión