Las visitas a emergencias por un intento de suicidio aumentan grandemente las probabilidades de una tragedia en el futuro

Las visitas a emergencias por un intento de suicidio aumentan grandemente las probabilidades de una tragedia en el futuro

VIERNES, 13 de diciembre de 2019 (HealthDay News) -- Las personas que acaban en las salas de emergencias porque intentaron o pensaron en suicidarse tenían un riesgo mucho más alto de suicidio en un plazo de un año tras la visita, sugiere una investigación reciente.

De hecho, un estudio de personas que fueron a las salas de emergencias de California encontró que las que intentaron suicidarse tenían 57 veces más probabilidades de acabar con sus propias vidas en el año posterior, en comparación con el público general.

Las personas con pensamientos suicidas atendidas en la sala de emergencias tenían 31 veces más probabilidades de intentar suicidarse en el año siguiente, encontraron los investigadores.

"Hasta ahora, teníamos muy poca información sobre el riesgo de suicidio de los pacientes después de su salida del departamento de emergencias, porque los datos que vinculan a los expedientes de emergencias con los certificados de defunción son raros en Estados Unidos", explicó Sidra Goldman-Mellor, profesora asistente de salud pública en la Universidad de California, en Merced.

"Comprender las características y los resultados de las personas en riesgo de suicidio que visitan los departamentos de emergencias es importante para ayudar a los investigadores y a los médicos a mejorar los tratamientos y los resultados", planteó Goldman-Mellor en un comunicado de prensa del Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU., que financió el estudio.

En el estudio, ella y sus colaboradores vincularon los expedientes de pacientes de California que acudieron a una sala de emergencias entre el 1 de enero de 2009 y el 31 de diciembre de 2011 con los datos sobre los fallecimientos en California.

Luego dividieron a los pacientes en tres grupos. Hubo más de 85,000 personas que intentaron suicidarse, más de 67,000 que tuvieron pensamientos suicidas, y un grupo de control de casi 500,000 personas que acudieron a una sala de emergencias pero que no tuvieron pensamientos ni problemas relacionados con el suicidio.

La tasa de suicidio de los pacientes del grupo de control fue la más baja de todos los grupos, pero siguió siendo el doble que la tasa de suicidio de los californianos en general, anotaron los investigadores.

También encontraron que el riesgo de muerte por lesiones no intencionadas, como los accidentes, fueron 16 veces más altas entre los que intentaron suicidarse y 13 veces más altas entre los que pensaron en el suicidio.

La mayoría de las muertes debidas a lesiones no intencionadas fueron por sobredosis: un 72 por ciento entre los que se hicieron daño a sí mismos y un 61 por ciento entre los que pensaron en acabar con sus propias vidas.

Los hombres y las personas mayores de 65 años tuvieron unas tasas de suicidio más altas. Las tasas de suicidio fueron más altas entre los blancos que en todos los demás grupos, encontraron los investigadores.

Además, los asegurados por Medicaid tenían unas tasas de suicidio más bajas que las personas con un seguro privado o de otro tipo.

Las personas con afecciones crónicas de la salud tenían un riesgo más alto de suicidio. Esas afecciones incluyeron al trastorno bipolar, el trastorno de ansiedad, o el trastorno psicótico. En los pacientes que pensaban en el suicidio, la depresión se vinculó con un mayor riesgo de suicidio.

Las personas que intentaron suicidarse que usaron un arma de fuego tuvieron una tasa posterior de suicidio en el año siguiente de un 4.4 por ciento, la tasa más alta entre todos los grupos del estudio.

"Nuestros resultados también resaltan el hecho de que los pacientes con [pensamientos] suicidas o conductas de autolesión tienen un riesgo alto no solo de morir por suicidio, sino también de morir por accidentes, homicidios o causas naturales. Creemos que esto muestra la importancia de abordar el espectro completo de sus necesidades de salud y sociales en el seguimiento", añadió Goldman-Mellor.

El informe se publicó en la edición en línea del 13 de diciembre de la revista JAMA Network Open.

Más información

Para más información sobre el suicidio, visite el Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión