Las vacunas redujeron las muertes por COVID de EE. UU. en un 58 por ciento, según un estudio

MIÉRCOLES, 6 de julio de 2022 (HealthDay News) -- El programa de vacunación contra la COVID-19 de EE. UU. redujo la tasa prevista de mortalidad por el coronavirus en hasta un 58 por ciento, lo que salvó cientos de miles de vidas en las dos primeras oleadas de la pandemia, señala un estudio reciente.

Unos modelos computarizados estimaron que las vacunas previnieron 235,000 muertes por la COVID en Estados Unidos entre diciembre de 2020 y septiembre de 2021, lo que aminoró el número de muertes tanto por el virus original como por la variante delta.

Las vacunas redujeron las muertes por COVID de EE. UU. en un 58 por ciento, según un estudio

La vacunación también previno 1.6 millones de hospitalizaciones y 27 millones de infecciones con la COVID, según unos datos generados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Los hallazgos se publicaron en la edición del 6 de julio de la revista JAMA Network Open.

Los resultados "refuerzan la idea de que está claro que la vacunación contra la COVID funciona", enfatizó el Dr. William Schaffner, director médico de la National Foundation for Infectious Diseases, en Bethesda, Maryland. "Funciona de forma muy exitosa para prevenir muertes. Y si más personas hubieran aceptado la vacunación, habríamos prevenido incluso más muertes".

En realidad, es probable que las vacunas salvaran incluso más vidas que las que se estimaron, aseguró la investigadora principal, Molly Steele, epidemióloga de los CDC.

"Estos estimados solo toman en cuenta los beneficios entre los que se vacunaron, y no toman en cuenta los beneficios de las personas sin vacunar a través de las reducciones en la transmisión de la enfermedad", aclaró Steele.

"Por tanto, nuestros estimados del impacto de las vacunas son conservadores", dijo. "De cualquier forma, estos estimados ayudan a ilustrar los beneficios de las vacunas contra la COVID-19 en la reducción de las infecciones y hospitalizaciones, además de salvar vidas".

Hasta ahora, nadie ha establecido el número exacto de enfermedades y muertes por la COVID se han prevenido mediante las tres vacunas disponibles en Estados Unidos, apuntaron los investigadores de los CDC en las notas de respaldo.

Para intentarlo, los investigadores desarrollaron un modelo que toma en cuenta el riesgo estimado de infección, hospitalizaciones y muertes en grupos de edad específicos entre las personas sin vacunar. Entonces, incluyeron en sus números los efectos protectores de la vacunación.

Determinaron que la vacunación previno un 30 por ciento de todas las infecciones previstas con la COVID, un 33 por ciento de todas las hospitalizaciones previstas, y un 34 por ciento de todas las muertes previstas en los adultos entre diciembre de 2020 y septiembre de 2021.

Esto incluye la prevención de 154,000 muertes entre las personas de a partir de 65 años, de 66,000 muertes entre las personas de 50 a 64 años, y de 14,000 muertes entre las personas de 18 a 49 años, mostraron los estimados.

"La vacunación contra la COVID-19 redujo, de forma potencial, el impacto general de la COVID-19 en alrededor de un tercio", apuntó Steele. "Esto significa que las enfermedades y las muertes habrían aumentado en un 30 por ciento sin la vacunación. Si más personas se hubieran vacunado contra la COVID-19, esperaríamos ver mayores reducciones en la cantidad de infecciones, hospitalizaciones y muertes".

Además, esta protección aumentó un mes tras otro a medida que el programa de vacunación se desplegó, y más personas se inocularon contra la COVID, aseguran los investigadores.

En el mes de septiembre de 2021, las vacunas previnieron un 58 por ciento de las muertes previstas y un 56 por ciento de las hospitalizaciones previstas, además de un 52 por ciento de las infecciones previstas.

"Los hallazgos no son sorprendentes. Las vacunas contra la COVID-19 son sin duda la mejor forma de prevenir las graves consecuencias de la infección, que incluyen a la muerte", comentó el Dr. Amesh Adalja, experto sénior del Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, en Baltimore.

"La meta del programa de vacunación, con las vacunas de primera generación, fue llevar el espectro de la enfermedad hacia el extremo más leve, para separar los casos de las muertes", dijo Adalja. "Está claro que esto es lo que los datos han mostrado, según ejemplifica este estudio de modelado".

Steele añadió que el estudio no cuenta toda la historia, porque se basa en datos recolectados hasta septiembre de 2021.

Por tanto, el estudio "no refleja las actualizaciones más recientes relacionadas con la vacunación contra la COVID-19, lo que incluye la autorización de las dosis de refuerzo para la mayoría de los grupos de edad, y la ampliación de las vacunas contra la COVID-19 para los niños de a partir de 6 meses de edad", dijo Steele.

"A medida que más personas continúan vacunándose y reciben refuerzos, se prevendrán hospitalizaciones y muertes adicionales por la COVID-19", añadió Steele.

Se prevé que las vacunas mejoradas contra la COVID, producidas por Pfizer y Moderna, mejoren la protección incluso más, enfatizó Schaffner.

"Este otoño, se anticipa que tendremos a mano una vacuna contra la COVID 2.0, como me gusta decir", apuntó Schaffner. "Será una vacuna bivalente. Tendrá el antígeno que usamos ahora, pero tendrá como adición un antígeno relacionado con la ómicron y sus variantes más recientes".

La oportunidad perdida se origina en el hecho de que los ensayos clínicos han mostrado que las vacunas podrían prevenir el riesgo de muerte por la COVID en hasta un 94 por ciento, según un editorial que se publicó con el estudio.

Uno de cada tres estadounidenses sigue sin vacunarse, anotó el editorial, y se necesitan nuevas estrategias para llegar a estas personas.

"Sin estrategias que estén orientadas por las evidencias, quizá sigamos preguntándonos por qué las mismas vacunas contra la COVID-19 que pueden reducir el riesgo de muerte en hasta un 94 por ciento solo lograron prevenir un 58 por ciento de las muertes", escribieron los autores del editorial.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: William Schaffner, MD, medical director, Bethesda, Md.-based National Foundation for Infectious Diseases; Molly Steele, PhD, MPH, epidemiologist, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Amesh Adalja, MD, senior scholar, Johns Hopkins Center for Health Security; JAMA Network Open, July 6, 2022

Comparte tu opinión