Las vacunas de Pfizer y Moderna son menos efectivas contra la variante sudafricana de la COVID

Las vacunas de Pfizer y Moderna son menos efectivas contra la variante sudafricana de la COVID

JUEVES, 18 de febrero de 2021 (HealthDay News) -- Dos de las principales vacunas contra el coronavirus de mundo no funcionan igual de bien contra una variante sudafricana, que es más contagiosa, aunque ambas lograron neutralizar el virus, muestran dos nuevos estudios.

Pero los expertos apuntaron que el nivel de neutralización que en realidad se necesita para proteger contra la variante sigue sin estar claro, y que estos últimos estudios de Pfizer y Moderna se realizaron en un laboratorio, no en el mundo real, indicó el Washington Post. Ambos informes se publicaron el miércoles en la revista New England Journal of Medicine.

"Son dos estudios in vitro, y no sabemos si hay un umbral para la neutralización que defina a la protección. De hecho, ni siquiera sabemos si hay una correlación cuantitativa entre los niveles de anticuerpos y la protección", comentó en un pódcast Eric Rubin, editor jefe de la NEJM. "Es muy preocupante que no sepamos la significación clínica de estos hallazgos".

Los dos estudios utilizaron unas versiones genéticamente diseñadas de la variante sudafricana en muestras de sangre de voluntarios vacunados, reportó el Post. La cepa se ha identificado en muchos países, entre ellos Estados Unidos, junto con una variante que se identificó primero en Gran Bretaña, que los científicos afirman que es altamente contagiosa.

La carta de investigación de Moderna en la NEJM sobre su vacuna contra la COVID-19 mostró una reducción de seis veces en los niveles de anticuerpos contra la variante sudafricana, según el periódico. La eficacia de la vacuna contra la variante todavía no se ha determinado.

En pruebas de laboratorio de su vacuna contra la variante, Pfizer encontró que la vacuna generaba alrededor de un tercio de los anticuerpos que en general se movilizan contra la cepa original. Pero la actividad pareció ser suficiente para neutralizar al virus.

Aun así, Pfizer dijo en una declaración que estaba "tomando los pasos necesarios... para desarrollar y buscar la autorización" para una vacuna actualizada o una vacuna de refuerzo que puedan combatir mejor a la variante.

En Johannesburgo, unos científicos sudafricanos planificaban reunirse el jueves para hablar sobre el estudio de Pfizer, informó un vocero del Ministerio de Salud a Reuters.

"Sí sé que nuestros científicos se reunirán para hablar sobre [el estudio], y que asesorarán al ministro", dijo Popo Maja al servicio noticioso. "No emitiremos una declaración hasta que nuestros científicos nos orienten. También permitiremos que nuestro regulador nos guíe".

Habrá vacunas para todos los estadounidenses en agosto, según Biden

Todo estadounidense que desee una vacuna contra el coronavirus debería poder obtenerla antes de finales de julio, aseguró esta semana el Presidente Joe Biden.

Su mensaje, que emitió durante una reunión del ayuntamiento organizada por CNN, fue más optimista que el de la semana pasada, cuando advirtió que lo más probable era que unos obstáculos logísticos significaran que muchas personas quizá no se hayan podido vacunar incluso a finales de verano, reportó el The New York Times.

Por otra parte, el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país, modificó el martes su propio estimado optimista de la semana pasada, cuando predijo el inicio de una "temporada abierta" de vacunas en abril, según el Times.

"Es probable que esa cronología se prolongue hasta mediados o finales de mayo y principios de junio", declaró en una entrevista en CNN.

En un momento en que los estadounidenses ansían volver a la normalidad, Biden intentó el martes tranquilizar al público.

Aunque el presidente dijo que no quería hacer "promesas exageradas", en un momento aseguró que "creo que en la próxima Navidad estaremos en unas circunstancias muy distintas, si Dios quiere, que ahora". En otro momento, predijo que cuando comience el próximo año escolar en septiembre, el país estaría "significativamente mejor de lo que estamos hoy", reportó el Times .

El martes, la Casa Blanca también dijo que los estados comenzarían a recibir 13.5 millones de dosis cada semana, un aumento de más de 2 millones de dosis.

Las autoridades estatales, que están desesperadas por vacunar a los estadounidenses más vulnerables antes de que las variantes más contagiosas del virus se vuelvan dominantes, se alegraron de estos aumentos, comentó el Times.

La administración de Biden ha estado trabajando con Pfizer para obtener más suministros de manufactura para la compañía a través de la Ley de Producción de Defensa (Defense Production Act), reportó el Times. La administración anunció la semana pasada que Pfizer y Moderna, el otro fabricante de vacunas contra el coronavirus autorizadas en Estados Unidos, podrían haber entregado un total de 400 millones de dosis a finales de mayo, un gran adelanto respecto a la programación.

El más reciente aumento en el suministro se debe en parte a que ahora Pfizer recibirá el crédito por seis dosis, en lugar de cinco, por frasco, señaló un vocero de la Casa Blanca, mientras que dos tercios del aumento provienen de un incremento en la producción. Ahora, las autoridades también dicen que hay un amplio suministro de las jeringuillas especializadas necesarias para extraer la dosis adicional de Pfizer.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo a los reporteros el martes que, con el aumento más reciente, la entrega de vacunas ha crecido en un 57 por ciento desde la investidura de Biden, reportó el Times.

Nuevas evidencias de que la variante británica de la COVID podría ser más letal

Han surgido más evidencias de que es probable que una variante de coronavirus, que ya se sabe que se propaga con una mayor rapidez, también sea más letal.

La variante B.1.1.7, que se cree que se originó en Gran Bretaña, ya se ha enraizado con firmeza en EE. UU., y podría pronto convertirse en la cepa dominante, según la Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

En declaraciones en "Face the Nation" de CBS a principios de semana, dijo que "ahora sabemos, o ahora estimamos, que más o menos un 4 por ciento de los casos de enfermedad de este país se relacionan con la B.1.1.7", dijo. "Y tenemos proyecciones de que podría ser la cepa dominante a finales de marzo".

Hasta el jueves, se habían encontrado 1,277 casos de la variante británica en 42 estados de EE. UU., según los CDC.

La advertencia de Walensky llega poco después de una investigación publicada por científicos británicos, que muestra que la B.1.1.7 quizá desencadene más casos letales de COVID-19.

"El panorama general es algo como un aumento de un 40 a un 60 por ciento en el riesgo de hospitalización, y en el riesgo de muerte", declaró al Times Neil Ferguson, epidemiólogo y asesor científico del gobierno británico.

Se cree que las vacunas que ya se están distribuyendo en Estados Unidos son efectivas contra la B.1.1.7, y Walensky dijo que es imperativo que el masivo despliegue que ya se está realizando continúe. Al mismo tiempo, y ante las demás nuevas variantes, se están tomando otras medidas, dijo a CBS.

Las compañías farmacéuticas están modificando su investigación para combatir a la variante B.1.1.7, aclaró, y los CDC están monitorizando cómo les va a las personas que ya han recibido la vacuna de Pfizer o la de Moderna.

"Pero no estamos esperando", dijo. "Estamos llevando a cabo el trabajo científico para ampliar las distintas vacunas, por si necesitamos vacunas bivalentes (una vacuna que contiene dos cepas distintas) o vacunas de refuerzo. Están sucediendo ambas cosas".

Hasta el jueves, se habían vacunado más de 56.3 millones de estadounidenses, y se habían distribuido 72.4 millones de dosis. Más de 15,5 millones de personas han recibido la segunda dosis, según los CDC.

Un azote global

El jueves, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. había superado los 27.8 millones, mientras que el número de muertes superó a las 490,000, según los cálculos del Times. El jueves, los cinco estados con más casos de infecciones con el coronavirus eran: California, con más de 3.5 millones de casos; Texas, con casi 2.6 millones de casos; Florida, con más de 1.8 millones de casos; Nueva York, con más de 1.5 millones de casos; e Illinois, con más de 1.1 millones de casos.

Frenar la propagación del coronavirus en el resto del mundo sigue resultando difícil.

En India, el número de casos de coronavirus superó los 10.9 millones el jueves, mostró un conteo de la Universidad de Johns Hopkins. El jueves, Brasil superó los 10 millones de casos y las 242,000 muertes, mostró el conteo de la Hopkins.

En todo el mundo, el número de infecciones reportadas se acercaba a los 109.9 millones el jueves, con más de 2.4 millones de muertes registradas, según el conteo de la Hopkins.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Washington Post; The New York Times; CBS News

Comparte tu opinión