Las vacunas contra la COVID crean respuesta inmune en los residentes de hogares de ancianos, según un estudio

LUNES, 12 de abril de 2021 (HealthDay News) -- Los adultos mayores en centros de atención a largo plazo desarrollan unos anticuerpos detectables contra la COVID-19 tras la vacunación, lo que podría significar que es seguro reabrir dichas instalaciones, según un estudio reciente.

Pero como no está claro cuánto duran estos anticuerpos, los investigadores del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh (UPMC) dicen que todavía deben monitorizar los síntomas y los controles al reabrir.

Las vacunas contra la COVID crean respuesta inmune en los residentes de hogares de ancianos, según un estudio

"La COVID-19 afectó a los centros de atención a largo plazo con dureza, y provocó la muerte a destiempo de cientos de miles de personas mayores en EE. UU.", lamentó el investigador, el Dr. David Nace, profesor asociado de la División de Medicina Geriátrica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh.

"Entonces, estos centros se han mostrado, comprensiblemente, renuentes a eliminar las medidas de prevención de las infecciones. Pero sabemos que la interacción social es importante en todas las etapas de la vida, y en particular en la vejez", comentó en un comunicado de prensa de la universidad. "Nuestro estudio nos da una noticia cautamente buena, al mismo tiempo que apunta a unas lagunas en el conocimiento sobre las que se necesita más investigación".

Que las pruebas usadas en el estudio detecten anticuerpos no prueba de forma concluyente que alguien no pueda contraer la COVID-19, enfatizaron los investigadores.

"Esto muestra que la mayoría montan una respuesta de anticuerpos, pero no nos dice si la respuesta es adecuada para vencer al virus si se lo encuentran", indicó el autor sénior, el Dr. Alan Wells, director médico de los Laboratorios Clínicos del UPMC.

"Estas pruebas de anticuerpos se diseñaron para decirnos si alguien ya se había encontrado con el virus, pero las estamos usando para obtener información sobre la respuesta a las vacunas", comentó Wells en el comunicado. "En teoría, tener anticuerpos inducidos por la vacuna protege del virus, pero necesitaremos estudios que sigan a los residentes de los centros de atención a largo plazo con el tiempo ante de que podamos sentirnos confiados al decir qué tan bien y durante cuánto tiempo las vacunas ofrecen protección".

Entre el 15 de marzo y el 1 de abril, Nace y sus colaboradores evaluaron la sangre de 70 residentes de centros de vivienda asistida, de atención personal y de vivienda independiente.

Todos habían recibido las vacunas de dos dosis de Moderna o de Pfizer.

Los investigadores encontraron que los 70 participantes tenían anticuerpos contra el SARS-CoV-2.

El estudio es demasiado pequeño como para sacar conclusiones significativas sobre los pacientes que tuvieron la respuesta inmunitaria más potente, pero los que tuvieron una prueba positiva de la COVID-19 antes de la vacunación sí tendían a tener unos niveles más altos de anticuerpos, señaló el equipo.

Los pacientes de sexo masculino, de más edad, que tomaban esteroides o que hacía más tiempo que se habían vacunado tendían a tener unos niveles más bajos.

"Todavía está por determinarse si las personas mayores tienen una inmunidad menguante frente a la vacuna contra la COVID-19 que es similar a la de la vacuna contra la gripe", planteó Nace.

"Entonces, aunque creo que una reapertura cauta de los centros de atención a largo plazo poco después de la vacunación masiva es plausible, yo la haría en conjunto con una monitorización continua de los síntomas de COVID-19", señaló. "Si alguien tiene síntomas, le haría la prueba de inmediato, se haya vacunado o no, porque el tratamiento rápido con anticuerpos monoclonales podría prevenir la hospitalización y la muerte".

Este estudio se publicó el 12 de abril en el servidor prepublicación MedRxiv, y todavía no ha sido revisado por profesionales.

Más información

Para aprender más sobre las vacunas contra la COVID-19, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Pittsburgh Medical Center, news release, April 12, 2021

Comparte tu opinión