Las tasas de vacunación infantil se redujeron durante la pandemia, según los CDC

VIERNES, 22 de abril de 2022 (HealthDay News) -- Muchos niños de kindergarten se retrasaron con las vacunaciones infantiles durante la pandemia, advirtieron el jueves las autoridades de salud de EE. UU.

El descenso no ha sido precipitado: alrededor de un 94 por ciento de los niños de kindergarten recibieron las vacunas requeridas en el año escolar 2020-2021, una reducción de más o menos un punto de porcentaje y justo por debajo de la meta de vacunación de un 95 por ciento, señalaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. en un nuevo informe.

Las tasas de vacunación infantil se redujeron durante la pandemia, según los CDC

"Esto significa que hay 35,000 niños más en Estados Unidos en este periodo sin documentación de una vacunación completa contra enfermedades comunes", anunció durante una conferencia de prensa el jueves la Dra. Georgina Peacock, directora en funciones de la división de servicios de inmunización de los CDC, reportó el The New York Times. "Estas son evidencias adicionales de cómo las alteraciones relacionadas con la pandemia en la educación y la atención de la salud tienen consecuencias duraderas para los niños".

El número de niños con vacunas faltantes podría ser incluso más alto, dado que había 400,000 niños que se había previsto que comenzaran la escuela que no lo hicieron.

¿A qué se debe la reducción en las vacunaciones? Quizá a que las familias faltaran a las visitas de rutina al pediatra durante la pandemia, tal vez a que los requisitos de inmunización se aflojaran durante la enseñanza remota, a las grandes demandas a las que se enfrentaban los enfermeros escolares, o a más evidencias de una respuesta negativa a la vacuna contra la COVID-19, sugirieron los científicos de los CDC.

"Hay una mayor proporción de padres que cuestionan las vacunas de rutina", declaró al Times el Dr. Jason Terk, un pediatra que ejerce en un suburbio de Dallas, que también funge como vocero de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics).

"La experiencia de la pandemia, y la desinformación malintencionada que se ha publicado en relación con las vacunas contra la COVID, alimentaron el fuego de la desconfianza y el escepticismo, que en realidad es como una nueva pandemia de renuencia ante las vacunas de rutina", añadió Terk.

Algunos estados experimentaron una reducción en las tasas de vacunación infantil más grande que otros en el informe, que se publicó en la edición del 22 de abril de la revista de los CDC Morbidity and Mortality Weekly Report.

En todo el país, la tasa de vacunación fue de poco menos de un 94 por ciento para la vacuna SPR (contra el sarampión, las paperas y la rubeola); la vacuna DTPa (contra la difteria, el tétanos y la pertussis acelular; y, la vacuna contra la varicela, encontró el informe de los CDC.

Pero Idaho tuvo una cobertura de apenas un 86.5 por ciento para la vacuna SPR, mientras que las tasas de Maryland se redujeron en un 10 por ciento. Wisconsin, Georgia, Wyoming y Kentucky tuvieron unas tasas de reducción de alrededor de un 5 por ciento. Virginia, Kansas y Alabama estuvieron entre los pocos estados que reportaron unos niveles más altos de la vacuna SPR. Estados Unidos casi perdió su estatus como país que había eliminado al sarampión en 2019, cuando el país experimentó un alto número de brotes de sarampión en comunidades donde los niveles de vacunación se habían desplomado.

Parte del descenso podría deberse a la reducción en el personal y la dificultad de recolectar información, lo que podría haber reducido los números de forma artificial en algunos lugares, anotaron los investigadores.

Los números se basan en conteos provistos por los programas de inmunización con fondos federales que trabajan con las escuelas y los departamentos de educación locales. Los estimados sobre la cobertura nacional de este informe incluyen a 47 de 50 estados, además de Washington, D.C. No hubo evidencias de que más familias buscaran exenciones de vacunas.

Los CDC expresaron la esperanza de que la vuelta a las clases presenciales haga que los padres se pongan al día con las vacunas de rutinas de sus hijos, y la agencia animó a las escuelas y a los consultorios médicos a enviar recordatorios a las familias.

El Dr. Gary Kirkilas, un pediatra de Phoenix, Arizona, que atiende a pacientes cuyas familias con frecuencia son pobres o no tienen hogar, anotó que algunas familias se han vuelto más resistentes a las vacunas que antes.

"Todos los rumores sobre las vacunas para los niños y la información falsa que circulaba en ese momento, amplificó a este segmento particular de familias que desconfiaban de la vacuna contra la gripe, y que también desconfiaban de la vacuna contra la COVID, y que quizá también comenzaran a desconfiar de las vacunas en general", dijo Kirkilas al Times.

Más información

La Academia Americana de Pediatría ofrece más información sobre las vacunas infantiles.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: The New York Times

Comparte tu opinión