Las tasas de mortalidad por el cáncer de EE. UU. bajan de forma constante, según un informe

Las tasas de mortalidad por el cáncer de EE. UU. bajan de forma constante, según un informe

JUEVES, 4 de enero de 2018 (HealthDay News) -- Las mejoras en la detección y los tratamientos para el cáncer, por no mencionar que la gente está dejando de fumar, han fomentado una reducción de 20 años en las muertes por la enfermedad, muestra un informe.

Eso significa que se han salvado más de dos millones de vidas, indican las estadísticas de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

"Es bastante asombroso que se hayan evitado 2.4 millones de muertes en los últimos 20 años", afirmó la Dra. Eva Chalas, directora del Centro Oncológico de Winthrop de la NYU en Mineola, Nueva York.

"Es emocionante ver que las cifras bajen. Logramos avances, y tenemos mucho más que ofrecer a las personas", añadió Chalas, que no participó en el estudio.

Entre 2014 y 2015, la tasa de mortalidad por el cáncer se redujo en un 1.7 por ciento. El declive en las tasas de mortalidad por el cáncer comenzó en 1991, y desde entonces se han reducido en un 26 por ciento, encontró el estudio.

Pero se prevé que más de 1.7 millones de personas serán diagnosticadas con cáncer en 2018, y casi 610,000 personas morirán de la enfermedad ese año, apuntaron los investigadores.

El declive en las tasas de mortalidad se debió a gran medida a disminuciones en los fallecimientos por cuatro cánceres principales:

  • Una reducción del 45 por ciento en las muertes por cáncer de pulmón en los hombres de 1990 a 2015.
  • Un declive del 19 por ciento en las muertes por cáncer de pulmón en las mujeres de 2002 a 2015.
  • Una reducción del 39 por ciento en las muertes por cáncer de mama en las mujeres entre 1989 y 2015.
  • Una reducción del 52 por ciento en las muertes por cáncer de próstata en los hombres de 1993 a 2015.
  • Una reducción en las muertes por cáncer de colon entre 1970 y 2015.

En los 10 últimos años, las tasas de mortalidad de los hombres se redujeron en más o menos un 2 por ciento al año, pero permanecieron constantes en las mujeres.

El Dr. Ahmedin Jemal, autor principal del estudio y vicepresidente de vigilancia e investigación en servicios de la salud de la Sociedad Americana Contra El Cáncer, dijo que esa diferencia en las tasas de mortalidad según el sexo probablemente se deba a que la reducción en las tasas de tabaquismo sucedió antes en los hombres. Apuntó que anticipa que habrá una reducción más grande en las tasas de mortalidad por el cáncer de pulmón en las mujeres en el futuro.

Los investigadores también encontraron una laguna persistente entre las tasas de mortalidad por el cáncer de los blancos y los negros.

En 2015, la tasa de mortalidad fue un 14 por ciento más alta en los negros que en los blancos. Esto es una reducción respecto a un máximo del 33 por ciento en 1993, encontró el estudio. La brecha era de apenas un 7 por ciento entre los negros y los blancos de más edad (de a partir de 65 años), lo que probablemente se deba a que Medicare mejora el acceso a la atención, sugirieron los investigadores.

Respecto al declive general en las muertes por cáncer, Jemal señaló que "una combinación de factores contribuyó al declive en la mortalidad por el cáncer". La prevención primaria es un factor que tuvo un rol, anotó, y dijo que lograr que la gente dejara de fumar fue un factor importante.

El aumento en las pruebas de detección de los cánceres de mama, de colon y de cuello uterino probablemente también ayudó a reducir las tasas de mortalidad por el cáncer, al igual que unos mejores tratamientos para la enfermedad, explicó Jemal.

La Dra. Stephanie Bernik es jefa de oncología quirúrgica del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Bernik no participó en el estudio.

Sobre los nuevos hallazgos, dijo que "siempre es alentador observar una reducción en la tasa de mortalidad por el cáncer. Se espera que esa tasa siga reduciéndose a medida que reducimos el uso del tabaco, fomentamos unos estilos de vida saludables, y desarrollamos una mayor cantidad de terapias dirigidas para tratar los cánceres de forma más individual".

Tanto Jemal como Chalas dijeron que, de ahora en adelante, una forma de que esas tasas bajen incluso más es abordar la epidemia de sobrepeso y obesidad. Jemal dijo que es importante comer una dieta saludable, mantener un peso normal, y hacer actividad física con regularidad.

"Alrededor de un 10 por ciento de la incidencia de cáncer se relaciona con el estilo de vida, y esos son cánceres potencialmente evitables", planteó Chalas.

Jemal también apuntó que 40 millones de adultos en Estados Unidos todavía fuman cigarrillos, y "alrededor de 1 de cada 2 fumadores morirá de enfermedades relacionadas con fumar. Deben dejar de fumar".

Chalas también apuntó que las vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH) y la hepatitis C pueden prevenir ciertos cánceres.

Y Jemal recomendó seguir las pruebas de detección de la sociedad oncológica para ayudar a detectar los cánceres en una etapa más temprana, cuando en general son más tratables.

El estudio se publicó en la edición del 4 de enero de la revista CA: A Cancer Journal for Clinicians.

Más información

Para más información sobre la prevención del cáncer, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión