Las revisiones del glaucoma quedan por el camino durante la pandemia

Las revisiones del glaucoma quedan por el camino durante la pandemia

Otra señal de que la pandemia del coronavirus ha hecho a un lado a la atención médica crítica: una nueva encuesta encuentra que muchos pacientes con glaucoma han faltado a las citas para monitorizar su enfermedad ocular.

Más de la mitad (un 53 por ciento) de 1,051 encuestados de EE. UU. dijeron que habían tenido que retrasar y/o cancelar una cita para el glaucoma durante los primeros meses de la pandemia, y un 36 por ciento dijeron que solo tenían algo de confianza, o que no tenían confianza, en que su glaucoma hubiera estado bien gestionado en los últimos meses.

Los niveles de confianza no se asociaron con la edad y el sexo de los pacientes, ni con la geografía, pero sí se asociaron de forma significativa con si habían tenido citas o no.

Los pacientes con los niveles más bajos de confianza en la gestión de su glaucoma tenían un 30 por ciento más de probabilidades de haber sufrido un retraso y/o una cancelación de una cita oftalmológica que los que tenían unos niveles más altos de confianza, según la encuesta de pacientes adultos de 49 estados, realizada en mayo por la Glaucoma Research Foundation (GRF).

"Los pacientes con glaucoma y los profesionales de la atención ocular que los atienden se han enfrentado a unos desafíos particulares durante los cierres por la pandemia de COVID-19, dada la naturaleza progresiva pero indolente de una enfermedad que puede conducir a la ceguera, y el hecho de que las pruebas necesarias para monitorizar la presión ocular o detectar la progresión de la enfermedad se deben realizar en persona", señaló en un comunicado de prensa de la GRF Thomas Brunner, presidente y director ejecutivo de la fundación.

"Esperamos que los hallazgos de esta encuesta provean una perspectiva valiosa para los profesionales de la atención de los ojos respecto a las preferencias, preocupaciones y experiencias de los pacientes, a medida que puedan reabrir sus consultorios y comenzar a avanzar en la atención del glaucoma", comentó Brunner.

El glaucoma es una enfermedad en que el fluido se acumula en el ojo, y la presión daña al nervio óptico. El tratamiento y los fármacos se pueden determinar mediante exámenes oculares regulares.

La encuesta también encontró que lo que más preocupaba a los pacientes era:

  • Que la vista empeorara/perder la vista (un 13 por ciento estaban muy o extremadamente preocupados).
  • No poder ir en persona a la cita con un oftalmólogo (un 12 por ciento estaban muy o extremadamente preocupados).
  • No poder tener una cita de calidad con un oftalmólogo debido al distanciamiento social y las máscaras faciales (un 12 por ciento estaban muy o extremadamente preocupados).
  • No tener un buen control de la presión intraocular (un 10 por ciento estaban muy o extremadamente preocupados).

Comparte tu opinión