Alzheimer: las reservas de hierro en el cerebro podrían ser clave

Alzheimer: las reservas de hierro en el cerebro podrían ser clave
Auntan a que el hierro tal vez tenga un rol en el deterioro mental. | Foto: ISTOCK

La progresión de la enfermedad de Alzheimer podría acelerar a medida que los depósitos de hierro se acumulan en el cerebro. Así lo señaló un nuevo estudio, publicado en Radiology, apuntando a que el mineral tal vez tenga un rol en el deterioro mental.

Usando imágene por resonancia magnética (IRM) de 200 adultos mayores con y sin Alzheimer, los investigadores encontraron que los que sufrían de la enfermedad en general tenían unos niveles más altos de hierro en varias partes del cerebro. 17 meses más tarde, los pacientes de Alzheimer que tenían una mayor acumulación de hierro con el tiempo también tendieron a mostrar un deterioro más rápido.


Los expertos enfatizaron que no está claro si la acumulación de hierro ayuda a provocar el empeoramiento de los síntomas, ya que podría tan solo ser una señal de la degeneración general del cerebro afectado por el Alzheimer.

Sin embargo, los hallazgos amplían la evidencia que vincula a la acumulación de hierro con los declives en el pensamiento y la memoria.

"Los niveles de hierro en el cerebro son como el amiloide y los ovillos, es decir, una característica patológica que se asocia con [el Alzheimer]", explicó el doctor Ashley Bush, director del Centro de Investigación sobre la Demencia de Melbourne, en Australia.

Las "placas" amiloides y los ovillos neurofibrilares son unos depósitos anómalos de proteína que se acumulan en los cerebros de las personas con Alzheimer. No está claro si provocan la enfermedad. Bush, que revisó los nuevos hallazgos, ha estado estudiando el rol potencial de la acumulación del hierro en la demencia.

En otro estudio, su equipo encontró que, entre las personas con depósitos de amiloide, las que tenían una mayor acumulación de hierro en el cerebro presentaron un deterioro cognitivo más rápido en los años siguientes. Sus desempeños en pruebas de memoria, lenguaje y habilidades de pensamiento empeoraron a un mayor grado.

Según Bush, solo hay una forma de probar si la acumulación de hierro es una causa de los síntomas de demencia: los ensayos clínicos.

Comentó que está realizando un ensayo clínico de "prueba de concepto", para ver si un fármaco llamado deferiprona puede ralentizar el deterioro cognitivo en los pacientes con Alzheimer. La deferiprona es un medicamento oral que elimina el exceso de hierro del cuerpo.

El nuevo trabajo

En el estudio actual, el equipo dirigido por la doctora Anna Damulina, de la Universidad de Medicina de Graz, en Austria, reclutó a 100 pacientes con enfermedad de Alzheimer y a 100 adultos sanos de la misma edad.

Mediante IRM, los investigadores encontraron que, en general, los niveles de hierro eran más altos en el grupo con Alzheimer.

Cuando 56 de ellos repitieron el escáner unos 17 meses después, surgió un patrón: los que tenían el mayor aumento del hierro en el cerebro tendían a mostrar un empeoramiento del desempeño en las pruebas estándar de las habilidades mentales.

¿Qué determina el nivel de hierro en el cerebro de una persona? Bush dijo que los genes son importantes, al igual que la edad. En general, los niveles de hierro aumentan a medida que las personas envejecen, aunque la salud de su cerebro sea buena. No está claro por qué el aumento en el hierro es mayor en las personas con demencia.

Bush señaló que su equipo está estudiando si los factores de riesgo genéticos del Alzheimer podrían también aumentar el hierro en el cerebro. Han averiguado que las mutaciones en un gen de una proteína precursora del amiloide parecen aumentarlo. Una mutación vinculada con un aumento en el riesgo de Alzheimer puede hacer que las células del cerebro retengan el hierro, mientras que una mutación vinculada con una reducción en el riesgo de la enfermedad ayuda a las células a excretar el exceso de hierro.

Pero es demasiado pronto para afirmar que el exceso de hierro es uno de los culpables de la demencia, comentó Keith Fargo, director de los programas científicos y de alcance de la Asociación del Alzheimer.

"Este estudio sugiere que hay algún tipo de conexión entre la acumulación de hierro en el cerebro y el deterioro cognitivo, pero todavía no podemos decir si el deterioro causa la acumulación de hierro, o si la acumulación de hierro causa el deterioro. O quizá haya otra relación más compleja"", apuntó.

Fargo instó a las personas a no realizar ningún cambio en la dieta basándose en los hallazgos. "El hierro es una parte esencial de nuestra dieta y de nuestra salud general".

Según Bush, ni siquiera está claro si el hierro en la dieta acelera la acumulación de hierro en el cerebro. "En teoría, es posible. Pero determinar si es un problema que se pueda modificar conllevará bastante investigación", concluyó.

Comparte tu opinión