Las raras infecciones de COVID 'postvacunación' son más leves, según un estudio

MARTES, 6 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Las personas que sufren una rara infección "postvacunación" con el coronavirus tras recibir la vacuna de Pfizer o de Moderna no se enfermarán tanto, y lo más importante es que es mucho menos probable que transmitan el coronavirus a los demás, muestra un estudio reciente.

Es muy poco probable que una persona se infecte con la COVID-19 tras recibir una de las vacunas de ARN mensajero (ARNm), que proveyeron una protección con una efectividad del 91 por ciento a las personas vacunadas incluidas en este estudio.

Las raras infecciones de COVID 'postvacunación' son más leves, según un estudio

Pero las que contrajeron la COVID-19 a pesar de la vacuna al final tuvieron unos síntomas más leves durante un periodo más corto que las que no se habían vacunado, informaron los investigadores en la edición del 1 de julio de la revista New England Journal of Medicine.

Las personas vacunadas que contrajeron la COVID-19 también tenían una carga viral un 40 por ciento más baja durante la infección, en comparación con las personas sin vacunar.

"Si la persona tenía una vacunación al menos parcial, portaba menos virus durante un periodo más corto que las que no se habían vacunado, lo que significa que sería menos probable que transmitiera el virus a otras personas", señaló el investigador, el Dr. Jeffrey Burgess, decano asociado de investigación del Colegio de Salud Pública de la Universidad de Arizona, en Tucson.

Según el Dr. Amesh Adalja, experto sénior del Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, en Baltimore, los hallazgos "deberían dar a las personas mucha confianza en las vacunas contra la COVID-19. Cuando las muy raras infecciones postvacunación ocurren, en realidad no tienen una significación clínica, y la gravedad e infectividad se atenúan en gran medida, incluso en los individuos que no se han vacunado del todo".

En el estudio participaron 3,975 trabajadores de atención de la salud, socorristas y otros empleados esenciales y de primera línea, a quienes se dio prioridad para recibir una vacuna de ARNm. Entre los participantes hubo 3,179 adultos que recibieron una o dos dosis, junto con 796 personas que no se habían vacunado.

Los investigadores dieron seguimiento a todas estas personas desde mediados de diciembre a mediados de abril para determinar qué tan bien funcionan las vacunas de Pfizer y Moderna.

Resulta que bastante bien. De todo el grupo, 156 personas sin vacunar se infectaron con la COVID-19, en comparación con solo apenas cinco personas vacunadas del todo y 11 vacunadas parcialmente.

Un régimen de dos dosis proveyó una protección del 91 por ciento, e incluso apenas una dosis ofreció una protección del 81 por ciento, calcularon los investigadores.

Si una persona vacunada se infectaba con la COVID-19, tenían un 58 por ciento menos de probabilidades de sufrir fiebre o escalofríos, mostraron los resultados.

Más bien, en general tuvieron síntomas parecidos a un resfriado (por ejemplo, moqueo), pasaron dos días menos enfermas en la cama, en promedio, y tuvieron una enfermedad con una duración total seis días más corta que las personas que no se vacunaron.

El estudio se realizó antes de la llegada de la variante Delta, que es de 50 a 80 veces más transmisible que la cepa Alfa original de la COVID-19, anotó la Dra. Tina Tan, una profesora que se especializa en enfermedades infecciosas pediátricas en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste, en Chicago.

Burgess no pudo decir cómo la nueva cepa afectaría a la protección que el estudio reportó.

"Titubeo en dar una opinión al respecto, porque todavía estamos aprendiendo sobre la variante Delta", apuntó Burgess. "A partir de lo que he visto en otros estudios, puede decir que dos dosis de estas vacunas de ARN mensajero protegen contra la variante Delta".

Adalja mostró un poco más de confianza respecto a la protección de las vacunas de ARNm contra la Delta.

"No creo que la variante Delta plantee un problema para las vacunas, y es probable que los que desarrollen una rara infección postvacunación tengan una enfermedad clínicamente insignificante que no sea contagiosa", añadió Adalja.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Jefferey Burgess, MD, MPH, associate dean, research, University of Arizona College of Public Health, Tucson; Amesh Adalja, MD, senior scholar, Johns Hopkins Center for Health Security, Baltimore; Tina Tan, MD, professor, pediatric infectious diseases, Northwestern University's Feinberg School of Medicine, Chicago; New England Journal of Medicine, June 30, 2021

Comparte tu opinión