Las probabilidades de suicidio de los soldados se cuadruplican cuando hay un arma de fuego cargada en casa

Las probabilidades de suicidio de los soldados se cuadruplican cuando hay un arma de fuego cargada en casa

VIERNES, 7 de junio de 2019 (HealthDay News) -- Tener su propia arma de fuego, llevarla en público y mantenerla cargada en casa. Cada uno de esos tres factores se vincula con un aumento de cuatro veces en las probabilidades de que un soldado de EE. UU. se suicide, encuentra un informe reciente.

Los suicidios entre los soldados siguen siendo poco comunes, pero en los últimos años los números han subido, anotó el autor principal del estudio, el Dr. David Benedek.

Y la investigación de su equipo "replica hallazgos anteriores de otros grupos, que demostraron un aumento en el riesgo de suicidio al tener un arma de fuego", señaló Benedek, coronel y presidente del departamento de psiquiatría en la Universidad de los Servicios Uniformados de Bethesda, Maryland.

El estudio también "ilumina algunas nuevas preguntas que los profesionales clínicos tal vez deban tener en cuenta al evaluar el riesgo de suicidio de sus pacientes [alistados]", dijo.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 7 de junio de la revista JAMA Network Open.

En su estudio, el equipo de Benedek revisó las circunstancias de los suicidios de 135 soldados activos entre 2011 y 2013.

El estudio encontró que el riesgo de suicidio aumentó de forma significativa entre los soldados que llevaban una pistola personal (no la de servicio) de una forma que no estaba relacionada con ningún deber profesional. Mantener la pistola personal cargada en casa también aumentó el riesgo de suicidio en gran medida.

Todos esos factores se vincularon con un aumento del cuádruple en el riesgo de suicidio, apuntó Benedek.

Aun así, advirtió que no todo soldado que posee una pistola tiene un riesgo alto de suicidarse.

"A pesar del aumento en la tasa de suicidio que se ha notado en los últimos años, el suicidio sigue siendo un evento poco común", enfatizó.

Sin embargo, el equipo de la investigación anotó que las tasas de suicidio entre los soldados de EE. UU. comenzaron a aumentar al inicio de las guerras en Irak y Afganistán. Y aunque esas tasas llegaron a su máximo en 2012, la tasa de suicidio de los soldados activos supera actualmente a la tasa de mortalidad en combate, según el equipo de Benedek.

En cuanto a los motivos, eso está menos claro, dijo, pero tener un arma de fuego es probablemente solo una pieza del rompecabezas.

"Ningún factor de riesgo individual ni grupo de factores identificados hasta la fecha pueden predecir específicamente quién se suicidará", afirmó Benedek.

La nueva investigación también usó entrevistas con 168 familiares y/o supervisores en el Ejército de los soldados que se suicidaron. Esas entrevistas proveyeron información sobre cómo se suicidaron los soldados, además de si eran dueños de armas de fuego y sobre la forma en que las guardaban.

Al final, los investigadores encontraron que las armas de fuego fueron, con creces, el método más común de suicidio. De los 111 soldados en quienes se identificó un método claro de suicidio, 61 usaron un arma de fuego.

El estudio no se diseñó para ayudar a crear formas de prevenir tragedias futuras, anotó Benedek. Pero dijo que los soldados recién dados de baja pueden al final requerir una hospitalización psiquiátrica, o quizá estén enfrentándose a una depresión o a trastornos por uso de sustancias.

"Preguntar a esos pacientes si tienen armas de fuego, cómo las guardan y si las llevan encima, y proveer información a los pacientes sobre el aumento que ciertas prácticas confieren, podría conducir a decisiones que reduzcan ese riesgo", aseguró Benedek.

El Dr. Joseph Simonetti es investigador clínico en Centro de Investigación, Educación y Clínico de las Enfermedades Mentales para la Prevención del Suicidio de las Montañas Rocosas. El centro forma parte del Centro Médico Regional de la VA de las Montañas Rocosas, en Aurora, Colorado.

En un editorial publicado junto con el estudio, de la coautoría del Dr. Al Rowhani-Rahbar, Simonetti anotó que el suicidio sigue siendo la décima causa principal de muerte en Estados Unidos.

Entonces, "las iniciativas para limitar el acceso a los medios letales, (como por ejemplo) las armas de fuego, son un elemento importante de los programas de prevención del suicidio, y son particularmente relevantes entre los veteranos y miembros del servicio de EE. UU.", planteó.

En su opinión, "la recomendación más segura sigue siendo que los adultos piensen en guardar sus armas de fuego temporalmente en otro lugar mientras tengan un riesgo elevado de suicidio", dijo Simonetti.

"Pero este estudio ofrece evidencias que respaldan el hecho de que hay medidas que podemos tomar en el hogar para mantenernos seguros cuando las personas no quieran plantearse sacar las armas de fuego de casa", añadió.

Según Simonetti y Rowhani-Rahbar, esas medidas incluyen aconsejar a los soldados que mantengan sus armas de fuego sin cargar en casa y/o que las mantengan encerradas con cerraduras externas.

Más información

Para más información sobre la prevención del suicidio, visite la organización para la prevención del suicidio National Suicide Prevention Lifeline.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión