Las placas del cerebro son una señal de Alzheimer incluso antes de que surjan otros síntomas, según un estudio

Las placas del cerebro son una señal de Alzheimer incluso antes de que surjan otros síntomas, según un estudio

LUNES, 13 de abril de 2020 (HealthDay News) -- Incluso antes del desarrollo de los síntomas, los cerebros de las personas con enfermedad de Alzheimer tienen unos niveles altos de palcas de proteína amiloide, revela un estudio reciente.

En los adultos mayores sin síntomas de demencia, esos niveles se asocian con los antecedentes familiares de la enfermedad, unas puntuaciones más bajas en pruebas del pensamiento y la memoria, y deterioros en la función mental cotidiana.

Los primeros hallazgos del estudio A4, financiado por el Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento (NIA) de EE. UU., se publicaron en una edición reciente de la revista JAMA Neurology. A4 es la sigla en inglés de Tratamiento antiamiloide en la enfermedad de Alzheimer asintomática.

El estudio, que se completará a finales de 2022, es un ensayo en curso que comenzó en 2014. Investiga si el fármaco solanezumab puede ralentizar el deterioro mental asociado con la amiloide elevada si las personas comienzan a tomarlo antes de que surjan síntomas del Alzheimer.

La amiloide, una característica del Alzheimer, ha sido un objetivo de tratamientos experimentales en ensayos clínicos con personas que ya tienen síntomas de la enfermedad.

"Un problema importante de los ensayos clínicos de la enfermedad de Alzheimer en que la amiloide es el objetivo, y que el estudio A4 está resolviendo, es que los ensayos anteriores quizá hayan intervenido demasiado tarde en el proceso de la enfermedad como para ser efectivos", señaló el director del NIA, el Dr. Richard Hodes.

"El A4 es pionero en el campo porque se dirige a la acumulación de amiloide en adultos mayores en riesgo de desarrollar demencia antes del inicio de los síntomas", anotó en un comunicado de prensa del NIA.

Los investigadores utilizaron imágenes obtenidas mediante tomografía de emisión de positrones (TEP) para evaluar a casi 4,500 adultos mayores para el estudio. Los investigadores identificaron e inscribieron a más de 1,300 con unos niveles altos de amiloide en el cerebro, pero sin síntomas de Alzheimer.

El estudio fue el primero en usar la TEP para identificar a las personas con unos niveles altos de amiloide pero sin señales de deterioro mental ("cognitivo"), según Laurie Ryan, jefa de la rama de Demencias del Envejecimiento del NIA.

"Antes de la disponibilidad de la TEP para la amiloide, otros ensayos clínicos dirigidos a la amiloide podrían haber estado evaluando terapias en algunas personas que no tenían amiloide", comentó en el comunicado de prensa.

La autora principal, la Dra. Reisa Sperling, del departamento de neurología del Hospital Brigham and Women's, en Boston, dijo que los datos de las pruebas de selección de todos los que se sometieron a las TEP están disponibles para otros investigadores. Podrían ayudar a mejorar la evaluación de selección y la inscripción en otros ensayos diseñados para prevenir el Alzheimer en personas sin síntomas, aseguró.

Según Ryan, "el A4 demuestra que los ensayos de prevención pueden inscribir a individuos con un riesgo alto, es decir, personas con biomarcadores del Alzheimer que son cognitivamente normales. Al final, los métodos de la medicina de precisión serán esenciales".

Predijo que la enfermedad de Alzheimer nunca tendrá un tratamiento "universal". "Es probable que necesitemos distintos tratamientos, e incluso combinaciones de terapias, para los distintos individuos, según sus factores de riesgo", explicó Ryan.

Más información

La Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association) ofrece más información sobre la enfermedad de Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión