Las pistolas de bolas de pintura se están usando para hacer daño... y dejan ciegas a las víctimas

MARTES, 19 de julio de 2022 (HealthDay News) -- Cuando una bola de pintura (paintball) sale disparada de una pistola de CO2, puede desplazarse hasta 300 pies (91 metros) por segundo.

Si se apunta en dirección de la cara, esta bola de pintura (que se diseñó para usarse en ciertos trabajos, o para el entretenimiento mientras se usa equipo de protección), puede provocar devastadoras lesiones oculares, entre ellas rupturas y ceguera permanente.

Las pistolas de bolas de pintura se están usando para hacer daño... y dejan ciegas a las víctimas

Cuando en Chicago hubo una serie de tiroteos de bolas de pintura desde vehículos en movimiento en 2020, unos investigadores de la Universidad de Chicago decidieron observar más de cerca qué sucede a los pacientes que son lesionados de esta forma.

"En un fin de semana, tuvimos ocho ataques con bolas de pintura desde vehículos en movimiento, y muchos de estos pacientes al final perdieron la visión de forma permanente. Algunos requirieron múltiples cirugías", señaló el autor del estudio, el Dr. Shivam Amin, residente de segundo año en el departamento de oftalmología y ciencias de la visión de la Universidad de Chicago. "Revisamos la literatura y notamos que en realidad nadie había observado cómo las bolas de pintura pueden dañar al ojo cuando se usan como arma de asalto".

En el estudio, los investigadores observaron a 20 pacientes que sufrieron lesiones oculares con bolas de pintura entre enero de 2020 y diciembre de 2021.

En 12 casos, los pacientes necesitaron cirugía, entre ellos seis que tenían un "globo ocular roto", en que su globo ocular había estallado. Esta afección requiere cirugía para coser la ruptura.

Al final, tres de los pacientes necesitaron un procedimiento llamado evisceración. En este, los médicos reemplazan el interior del ojo con silicona.

Cinco pacientes quedaron con una ceguera permanente en un ojo.

"Se trata de objetos pequeños que pueden desplazarse a una alta velocidad. Cuando se apunta a la cabeza desde una distancia muy corta y se hace contacto con el ojo, las consecuencias pueden ser bastante graves, lo que incluye requerir múltiples cirugías, la pérdida de la visión e incluso, en ciertas situaciones, tuvimos que extirpar el ojo del todo porque era insalvable", lamentó Amin.

Cuando el ojo no se puede salvar, hay que extirparlo debido al riesgo de infección o la posibilidad de que el tejido autoinmune pueda atacar al otro ojo. Esta afección se conoce como oftalmia simpática.

Aunque las personas alcanzadas cierren los ojos, que es una defensa natural, no es suficiente para prevenir la ruptura, advirtió el Dr. Ryan Stanton, vocero del Colegio Americano de Médicos de Emergencias (American College of Emergency Physicians) y médico de emergencias de Lexington, Kentucky. Stanton no participo en el estudio.

Por supuesto, perder un ojo puede alterar la vida de una persona de forma significativa. Entre los muchos cambios se encuentra que la persona debe tener una visión "binocular" para tener percepción de profundidad. No tener visión en un lado, lo que incluye no tener visión periférica, puede hacer que una persona sea más vulnerable a que la choque un vehículo u otro objeto de ese lado.

"Hay un riesgo alto que potencialmente le sucedan otras cosas", advirtió Stanton.

Los negocios organizados de bolas de pintura requieren máscaras y gafas por buenos motivos, enfatizó Stanton, lo que incluye a la sensibilidad general de los tejidos de la cara, no solo de los ojos. Las bolas de pintura también pueden provocar graves daños si alguien es alcanzado en ciertas partes del cuello, y además en las orejas.

"Si la bola le alcanza justo en la oreja, no solo provoca un hematoma, que podría matar al cartílago de la oreja, pero si le alcanza justo en el canal, romperá el tímpano y destruirá a los osículos [huesos auditivos] y también a todo lo demás", señaló Stanton.

"Estas pistolas de bolas de pintura, aunque son armas no letales, de cualquier forma son potencialmente muy peligrosas. Que una persona no pueda matar a alguien no significa que no pueda provocarle un daño permanente. Y, a veces, esto puede ser incluso peor", añadió Stanton.

La conclusión es que las pistolas de bolas de pintura no son benignas, advirtió Amin, y si se usan en ámbitos sin supervisión pueden provocar un daño devastador e irreversible.

"Esperamos poder aumentar la concienciación sobre sus peligros, y que estos ataques paren al final. Esa sería nuestra esperanza", dijo Amin.

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista American Journal of Ophthalmology.

Más información

La Academia Americana de Oftalmología (American Academy of Ophthalmology) ofrece más información sobre cómo reconocer y tratar las lesiones oculares.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Shivam Amin, MD, second-year resident, department of ophthalmology and visual science, University of Chicago Medicine; Ryan Stanton, MD, emergency medicine physician, Central Emergency Physicians, Lexington, Ky., and spokesperson, American College of Emergency Physicians; American Journal of Ophthalmology, May 17, 2022

Comparte tu opinión