Las perspectivas a largo plazo de la mayoría de los pacientes con lesiones cerebrales son mejores de lo que se pensaba

VIERNES, 23 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Una lesión cerebral traumática (LCT) puede dejar a los pacientes discapacitados para el resto de sus vidas, pero una investigación reciente sugiere que muchas personas con LCT entre moderadas y graves tienen unos resultados a largo plazo mejores de lo previsto.

Los hallazgos muestran que las decisiones sobre parar el tratamiento que sostiene la vida de estos pacientes no se deben tomar en los primeros días tras la lesión, señalaron los investigadores.

Las perspectivas a largo plazo de la mayoría de los pacientes con lesiones cerebrales son mejores de lo que se pensaba

"Una LCT es un evento que cambia la vida, que puede producir una discapacidad significativa y duradera, y hay casos en que está muy claro que el paciente no se va a recuperar", comentó el autor sénior del estudio, el Dr. Geoffrey Manley, vicepresidente de cirugía neurológica de la Universidad de California, en San Francisco, y jefe de neurocirugía del Hospital General Zuckerberg de San Francisco.

"Pero los resultados de este estudio muestran que una proporción significativa de nuestros participantes experimentaron importantes mejoras en el funcionamiento vital, y que muchos recuperaron la independencia entre dos semanas y 12 meses tras la lesión", enfatizó en un comunicado de prensa de la universidad.

En el estudio, el equipo de Manley dio seguimiento a 484 pacientes, que tenían a partir de 17 años de edad, con una LCT de moderada a grave. A las dos semanas tras la lesión, un 93 por ciento de los pacientes con una LCT grave y un 79 por ciento de los pacientes con una LCT moderada tenían una discapacidad entre moderada y grave, y un 80 por ciento requerían asistencia para el funcionamiento diario básico.

Pero a los 12 meses, la mitad de los pacientes con una LCT grave y tres cuartas partes de los pacientes con una LCT moderada podían funcionar de forma independiente en casa durante al menos ocho horas al día. Además, un 19 por ciento de los pacientes con una LCT grave no tenían discapacidad, y un 14 por ciento adicional solo tenían una discapacidad leve, mostraron los hallazgos.

De los 62 pacientes que habían estado en un estado vegetativo, todos habían recuperado la conciencia tras 12 meses, y 14 de los 56 con datos disponibles (uno de cada cuatro) habían recuperado la orientación, lo que significa que sabían quiénes eran, dónde estaban y la fecha. Todos los pacientes de este grupo, menos uno, recuperaron una capacidad de comunicación al menos básica.

El estudio se publicó en una edición reciente en línea de la revista JAMA Neurology.

"La retirada del tratamiento que sostiene la vida basándose en una predicción temprana de un mal resultado conforma la mayoría de las muertes en pacientes hospitalizados con una LCT grave", advirtió Manley.

Apuntó que 64 de las 92 muertes entre los pacientes del estudio ocurrieron en un plazo de dos semanas tras la lesión cerebral.

"Aunque una proporción sustancial de los pacientes mueren o sufren una discapacidad duradera, nuestro estudio amplía las crecientes evidencias de que la discapacidad aguda no predice de forma uniforme un resultado malo a largo plazo", añadió Manley. "Incluso los pacientes en un estado vegetativo, un resultado que se considera funesto, podrían mejorar, dado que esta es una afección dinámica que evoluciona a lo largo del primer año".

Más información

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU. ofrece más información sobre la LCT.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of California, San Francisco, news release, July 20, 2021

Comparte tu opinión