SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Las personas obesas no tienen que perder peso antes del reemplazo de articulación, según un estudio

Lo ideal es perder primero algo de peso, pero los beneficios del procedimiento podrían superar a los riesgos si no logran hacerlo

Lo ideal es perder primero algo de peso, pero los beneficios del procedimiento podrían superar a los riesgos si no logran hacerlo

LUNES, 24 de julio de 2017 (HealthDay News) -- Los pacientes obesos no necesitan perder peso antes de someterse a una cirugía de reemplazo de rodilla o cadera, según un estudio reciente.

"Los pacientes con una obesidad grave pueden beneficiarse mucho de la cirugía", dijo la autora principal del estudio, Wenjun Li, profesora asociada de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts.

"Los pacientes que puedan perder peso deberían hacerlo, pero reconocemos que muchas personas no pueden, o necesitarían mucho tiempo durante el cual sus articulaciones empeorarían. Si pueden recibir la cirugía antes, una vez se restaure la función pueden abordar mejor la obesidad", dijo Li en un comunicado de prensa de la universidad.

Para realizar el estudio, los investigadores examinaron los resultados de más de 2,000 pacientes que se sometieron a un reemplazo total de cadera y un poco menos de 3,000 a los que realizaron un reemplazo de rodilla en Estados Unidos entre mayo de 2011 y marzo de 2013.

Los pacientes obesos consiguieron aproximadamente el mismo alivio del dolor y la misma mejora del funcionamiento que los pacientes con un peso normal 6 meses después de la cirugía, mostraron los hallazgos del estudio.

Aunque la obesidad aumenta el riesgo de sufrir complicaciones poco después del reemplazo de rodilla o cadera, la obesidad por sí misma no debería evitar que los pacientes se sometan a la cirugía, concluyeron los investigadores.

"Nuestros datos muestran que no es necesario pedir a los pacientes que pierdan peso antes de la cirugía", dijo Li.

"Es difícil para un paciente con un sobrepeso grave y que sufre dolor al hacer ejercicio; con frecuencia, simplemente no pueden hacerlo. Nuestras evidencias mostraron que los pacientes con una obesidad mórbida pueden beneficiarse casi igualmente que los pacientes con un peso normal en cuanto al alivio del dolor y los beneficios en el funcionamiento físico", dijo Li.

La investigación anterior encontró que la obesidad se asociaba con un riesgo pequeño, pero más alto, de infección después de un reemplazo total de rodilla.

Pero la coautora del estudio, la Dra. Patricia Franklin, apuntó que "en este documento, reportamos que los pacientes obesos experimentan un alivio del dolor y unos resultados funcionales comparables después de la cirugía". Franklin es profesora de ortopedia y de rehabilitación física.

"Los pacientes deberían saber que estos beneficios podrían superar a los riesgos", dijo.

El estudio aparece el 19 julio en la revista Journal of Bone and Joint Surgery.

Más información

El Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel de EE. UU. tiene más información sobre el reemplazo de rodilla.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad